The Objective
Publicidad
Internacional

El verano nos hace más productivos

Llega el calor y con él las interminables tardes de siesta y terraza. El clima cálido nos acompaña durante la época estival, en la que muchos deciden marcharse de vacaciones. Aunque pudiera parecer que estas circunstancias conllevan una menor productividad, lo cierto es que el buen humor del verano hace que los trabajadores sean mejores, según defiende Cary Cooper, psicólogo de la Escuela de Negocios de Manchester, en el Reino Unido.

El verano nos hace más productivos

Llega el calor y con él las interminables tardes de siesta y terraza. El clima cálido nos acompaña durante la época estival, en la que muchos deciden marcharse de vacaciones. Aunque pudiera parecer que estas circunstancias conllevan una menor productividad, lo cierto es que el buen humor del verano hace que los trabajadores sean mejores, según defiende Cary Cooper, psicólogo de la Escuela de Negocios de Manchester, en el Reino Unido.

El estrés es un punto clave en esta teoría del doctor Cooper, ya que todos los factores de diversión y relax que intervienen en la época estival ayudan a reducirlo. “Numerosos estudios han establecido la asociación entre el estrés y la menor productividad y la reducción de la satisfacción laboral”, ha dicho Cooper al medio norteamericano Slate.

Además, el verano propicia una mayor socialización en el entorno laboral. Comidas más largas, jornadas más cortas y after-works más frecuentes hacen que los lazos entre compañeros de trabajo se afiancen, lo que también ayuda a darle ese empujón extra de productividad a la empresa. Para Cooper, estas jornadas más cortas deberían aplicarse al resto del año. Este experto aboga por una jornada laboral de seis horas para dar a los empleados un mejor equilibrio entre la vida laboral y la personal, disminuyendo sus niveles de estrés y aumentando su capacidad en la oficina. Según Cooper, los empleados más felices pueden hacer más cosas, más rápido y mejor.

En 2014, un estudio universitario en el que participaron 700 individuos determinó que las personas eran mejores realizando matemáticas básicas cuando se les daba chocolate y veían sketches cómicos previamente. En el mismo experimento, se pidió a algunos participantes que pensaran en recuerdos tristes antes de la prueba de matemáticas básicas, y respondieron a un menor número de preguntas correctamente.

En el mundo de negocios anglosajón están muy de moda las power naps, pequeñas siestas de media hora que los trabajadores toman sin pedir permiso y que aumentan la productividad de la empresa. Parece que el descanso y la felicidad van de la mano con un mejor trabajo, y no es de extrañar que en verano seamos más productivos.

También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D