The Objective
Publicidad
Internacional

Los drones pueden salvar la vida más rápido que una ambulancia

La idea de drones con desfibriladores que se despliegan para ayudar a cualquier persona a revivir a gente afectada por un paro cardiaco se puede convertir en realidad luego de que un grupo de investigadores han encontrado que los aparatos llegaban a las emergencias en promedio hasta 17 minutos más rápido que las ambulancias.

Los drones pueden salvar la vida más rápido que una ambulancia

La idea de drones con desfibriladores que se despliegan para ayudar a cualquier persona a revivir a gente afectada por un paro cardiaco se puede convertir en realidad luego de que un grupo de investigadores han encontrado que los aparatos llegaban a las emergencias en promedio hasta 17 minutos más rápido que las ambulancias.

El estudio de los investigadores ha comenzado en octubre del año pasado y se ha publicado este martes en la revista de la Asociación Médica estadounidense.

El paro cardiaco es una de las causas más frecuentes de muerte en el mundo, mata a más de 6 millones de personas cada año. La mayoría ocurren en casa o en otros lugares que no son hospitales, en una situación donde los minutos son fundamentales para vivir o morir.

El 90% de las personas que colapsan lejos de un hospital no sobreviven. Es un problema y ya es tiempo de que hagamos algo para resolverlo”, ha dicho el doctor Clyde Yancy, el jefe de cardiología de la escuela de medicina de la Universidad de Northwestern en Chicago, quien no ha tenido nada que ver en la investigación.

El uso de drones cada vez se diversifica más, por ejemplo para llevar productos a clientes que viven en áreas difíciles de llegar, buscar a excursionistas perdidos o ayudar a la policía a monitorear el tráfico o a las multitudes.

En esta ocasión los investigadores han decidido que el siguiente paso para estos objetos voladores es acelerar la asistencia médica. Han utilizado desfibriladores que pesaban menos de un kilo (dos libras) y los han instalado en un dron, junto con una voz electrónica que guía al testigo de cómo usar el dispositivo. También han colocado una cámara y un dispositivo GPS.

No hubo accidentes ni percances en el estudio, ha dicho Andreas Claesson quien comanda la investigación. En este sentido ha dicho que planea seguir con las pruebas con drones para en un futuro usarlos con paros cardiacos reales.

Los resultados de la prueba muestran “un gran potencial para salvar vidas”, ha asegurado Claesson.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D