The Objective
Publicidad
Sociedad

El precio de los medicamentos se dispara: se venden ya más en hospitales que en farmacias

Los fármacos de alto impacto presupuestario que se comercializan a través del canal hospitalario aumentan los costes un 53%

El precio de los medicamentos se dispara: se venden ya más en hospitales que en farmacias

EP

El gasto farmacéutico en hospitales se ha incrementado un 53% en siete años debido al aumento de los precios de nuevos medicamentos, según se desprende del informe de la campaña ‘No es sano’, liderada por la organización Salud por Derecho. Como consecuencia, los laboratorios ya facturan más por los medicamentos hospitalarios que por los recetados en farmacias. Así lo denuncia el Observatorio del Medicamento en una nueva edición con datos de consumo de medicamentos correspondientes al mes de mayo y facilitados por el Ministerio de Sanidad.

El mercado de recetas con el coste real para el Sistema Nacional de Salud se encuentra en torno a los 11.900 millones de euros, que es una cantidad mayor que el coste real del consumo hospitalario, 8.600 millones, sin embargo, a precio de venta del laboratorio (PVL) es inferior: 7.700 millones. Es decir las ventas a hospitales de la industria son superiores en cantidad a los de los medicamentos prescritos en las farmacias.

Una situación que ya fue alertada en el año 2019 por el Observatorio ante la evidencia de que «la venta a hospitales estaba creciendo a un ritmo muy superior al de los medicamentos dispensados al Sistema Nacional de Salud en las farmacias», apunta el director del Observatorio del Medicamento, Enrique Granda, que pone énfasis en que a efectos del control del gasto sanitario «hay que tener en cuenta que las ventas de la industria a los hospitales han crecido de forma acumulada, desde el año 2017 en un 42,9%, mientras que las recetas para la dispensación de medicamentos en farmacias han llegado a tan solo un 17,36%».

Con estos datos, desde el observatorio quieren poner de manifiesto que las farmacias, cuyas dispensaciones se realizan a los más de 47 millones de habitantes, son inferiores ya al consumo de medicamentos en hospitales que normalmente atienden unos cuatro o cinco millones de pacientes al año. Una perspectiva a futuro que, en opinión de Pedro Luis Sanchez, director del Departamento de Estudios de Farmaindustria, seguirá esta tendencia ya que «los medicamentos que están llegando casi todos tienen las característica para venta a través de hospitales», explica a THE OBJECTIVE. «Toda la innovación está llegando y se canaliza a través del canal hospitalario y eso hace que haya un canal que crezca más que otro y hay que verlo con naturalidad porque la innovación que está saliendo va a ir a través de hospitales», agrega.

En este sentido se pronuncia también a este periódico el Dr. Ismael Escobar Rodríguez, vocal autonómico de Madrid de la Sociedad Española de farmacia Hospitalaria (SEFH), que señala que «la investigación y desarrollo de los nuevos medicamentos está muy concentrada en las áreas terapéuticas de oncohematología, enfermedades infecciosas, enfermedades inmunomediadas y enfermedades graves de baja prevalencia (enfermedades raras). Todas ellas se tratan en el ámbito de la atención especializada
(hospital y consulta de especialistas)».

Medicamentos de alto impacto presupuestario

Por su parte, el nuevo informe de la campaña ‘No es sano’ llega a la conclusión de que el gasto farmacéutico en hospitales se ha incrementado un 53% en siete años debido al aumento de los precios de especialmente aquellos medicamentos que son más novedosos y tratan las enfermedades más graves, como los diferentes tipos de cáncer.

El documento examina, entre otros, los llamados medicamentos de alto impacto presupuestario (o de altos precios) que se han aprobado en España durante la pandemia de la Covid-19, entre 2020 y octubre de 2021. En total, son 11 los fármacos de este tipo que han comenzado a ser financiados por el Sistema Nacional de Salud, según las notas de la Comisión Interministerial de Precios de los Medicamentos (CIPM), el órgano encargado de aprobar la financiación pública de los fármacos.

Entre los casos que analiza el documento, el más destacado es el Zolgensma, un fármaco para la atrofia muscular espinal, aprobado en 2021, que se administra una sola vez y cuyo precio por paciente alcanza los dos millones de euros. El medicamento, comercializado por la farmacéutica Novartis, tiene un coste por paciente de dos millones de euros, de esta forma, si tenemos en cuenta el precio por paciente y la población diana, en España el coste para las arcas públicas oscila entre los 28 y 35 millones de euros al año.

Otros de los casos más relevantes es Luxturna y el conocido Spinraza. El coste de la terapia del primero, indicado para la pérdida de la visión aprobado en marzo de 2021, es de 688.896 euros; en el caso del segundo, considerado un medicamento huérfano para la atrofia medular espinal aprobado en nuestro país en 2018, tiene un gasto de 419.328 euros durante el primer año y 269.360 euros los siguientes. En cinco años, el tratamiento asciende a 1.496.768 euros por paciente.

Por otro lado, según refleja el informe de la campaña ‘No es sano’, en ocasiones, el problema no es solo el precio del medicamento sino el gran número de pacientes que lo recibe. Es el caso de Dupixent, un tratamiento para la dermatitis atópica en adultos, que está comercializado por los laboratorios Regeneron y Sanofi. Fue aprobado en 2021 y hay casi 7.500 pacientes que podrían recibir el tratamiento. Según los cálculos de la organización Salud por Derecho, el coste por paciente es de 15.734 euros al año, lo que se traduciría en un gasto de 117 millones de euros anuales solo en esta terapia.

De esta forma, preguntados los expertos sobre si consideran que el precio de los medicamentos son demasiados elevados, aseguran que deben estar lo más alineados posible con su valor terapéutico y con los resultados en salud en los pacientes. «No todos los nuevos medicamentos que se comercializan ofrecen ventajas relevantes en eficacia y seguridad», señala a este medio el Dr. Ismael Escobar, que agrega: «Es responsabilidad del sistema sanitario establecer las mejores condiciones de financiación pública de los medicamentos para, precisamente ajustar lo mejor posible el valor terapéutico del medicamento con su precio».

¿El precio de los medicamentos pone el riesgo la sostenibilidad del SNS?

En los próximos años se prevé un incremento de la factura pública en medicamentos de aproximadamente el 2%, informa la Asociación Nacional Empresarial de la Industria Farmacéutica (Farmaindustria). En este sentido, el vocal autonómico de Madrid de la Sociedad Española de farmacia Hospitalaria (SEFH), apunta que «si los precios elevados no justifican su valor terapéutico, la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud (SNS) se podría ver afectada». «Además, hay que tener en cuenta que los recursos no son infinitos y todo aquello que se destina a medicamentos impide o dificulta otras estrategias tan importantes o más que los fármacos, como son las medidas preventivas de salud pública, la educación en salud, la atención socio-sanitaria a los mayores o la atención a la discapacidad», agrega.

Por su parte, el director del Departamento de Estudios de Farmaindustria, Pedro Luis Sanchez, opina que «los medicamentos innovadores no ponen en riesgo la sostenibilidad del SNS», sino que tienen un efecto «muy positivo» sobre la población. «Las estimaciones reflejan que un dólar gastado en nuevos medicamentos reduce otros costes sanitarios, como los gastos en hospitales, entre dos y ocho dólares», cuenta el experto, que concluye: «Lo que pondría en peligro el SNS es no invertir en medicamentos innovadores, ya que una mejor salud de la población genera más actividad de la población y como consecuencia más crecimiento económico».

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D