The Objective
Publicidad
Sociedad

En España ya han nacido 2.000 niños de embriones donados de la fecundación in vitro

Seis de cada diez padres abandonan sus embriones. Las clínicas pueden optar por destruirlos, destinarlos a investigación u ofrecerlos a otras parejas

En España ya han nacido 2.000 niños de embriones donados de la fecundación in vitro

Laboratorio Institut Marquès. | Cedida.

En España ya han nacido más de 2.000 niños gracias a la adopción de embriones. Esto es, 2.000 embriones que han sido cedidos por otros pacientes tras someterse a un ciclo de fecundación in vitro tras permanecer en la clínica congelados sin destino asignado y que casi siempre proceden de tratamientos de fecundación in vitro con donación de óvulos.

La fecundación in vitro con donación de óvulos es el tratamiento que más éxito ofrece con un 91,5% por ciclo. Una técnica por la que cada vez se decantan más personas al ser el tratamiento con la mejor tasa de buenos resultados (91,5%), según datos aportados por el Institut Marquès (Barcelona). «Esto se debe a que las donantes de óvulos son mujeres jóvenes –menores de 35 años– y sanas, que han superado una serie de pruebas médicas y psicológicas explica a THE OBJECTIVE el Dr. Borja Marquès, ginecólogo especialista en reproducción asistida de Institut Marquès. Este centro, puso en marcha el primer Programa de Adopción de Embriones del mundo en el año 2004. Los embriones que forman parte de este programa proceden de parejas jóvenes y sanas que ya han realizado con éxito un tratamiento de fecundación in vitro y no quieren tener más hijos. Sus embriones ‘sobrantes’ quedan congelados en la clínica y con el programa de adopción de embriones «tendrían una nueva oportunidad de vida», explica el Dr. Borja Marquès. Esta técnica –que tiene un coste de unos 3.000 euros– se suele recomendar a aquellas personas que necesiten donación de óvulos y de esperma para tener un hijo.

En este sentido, en el caso de los españoles, en un 67%, los pacientes que eligen la adopción de embriones lo hacen por problemas de esterilidad causados, mayoritariamente, «por envejecimiento ovárico, infertilidad masculina severa o fallos previos en técnicas de reproducción». Son parejas que han intentado sin éxito otros tratamientos, llevan más de cuatro años, de promedio, deseando tener un bebé y 4,4 intentos fallidos. «De hecho, seis de cada diez adoptantes de embriones ya habían abandonado los tratamientos renunciando a ser padres», matiza Marquès, que explica que para evitar consanguinidades futuras «la asignación de los embriones se realiza mediante un sistema informático que asegura que cada niño nazca en un país o en una comunidad autónoma distinta al de los otros embriones resultantes del mismo tratamiento».

Imagen de un embrión. | Cedida.

668.082 embriones almacenados, 60.005 están abandonados

Según el último informe del Registro Nacional de Actividad de la Sociedad Española de Fertilidad (SEF), en España hay 668.082 embriones congelados, de los cuales 60.005 se encuentran abandonados, es decir, de parejas ilocalizables o que han dejado de pagar su conservación.

De esta forma, cada año, los centros de reproducción asistida envían cartas a los propietarios de estos embriones para solicitar la renovación o modificación del destino elegido para sus embriones. Sin embargo, en España, la mayoría de estas cartas no son respondidas, por lo que según la Ley 14/2006, de 26 de mayo, tras dos requerimientos sin respuesta por parte de los pacientes, los embriones pasan a disposición de las clínicas, que pueden optar por destruirlos o conservarlos para destinarlos a investigación u ofrecerlos en donación a otras parejas, que es la opción en España por la que opta el Institut Marqués. En este sentido, la Dra. López-Teijón explica que los pacientes prefieren no contestar a los requerimientos de la clínica porque «esta decisión plantea una situación difícil y desencadena conflictos emocionales. Le dan tanto valor a los embriones que prefieren que sea la clínica la que elija por ellos la mejor opción».

Los datos son claros: más de la mitad no comunican el destino que desean dar a los embriones que no utilizaron en el tratamiento que siguieron para ser padres y dejan su futuro en manos de la clínica. El 41% opta por conservarlos, asumiendo el coste de su preservación. El 2% opta por destruirlos, el 3% por ofrecerlos para investigación y el 3% por donarlos a otras parejas.  Por nacionalidades, los pacientes irlandeses son los que se decantan más a menudo por dar sus embriones congelados en adopción.

Fuente: Institut Marquès

¿Cuántos años de vida tiene un embrión congelado?

La congelación de óvulos, según explica a este periódico el ginecólogo especialista en reproducción asistida Borja Marquès, se realiza por técnicas de vitrificación, que consiste en «una solidificación celular a bajas temperaturas y en poco tiempo, sin que haya formación de hielo». Para lograrlo, se utilizan grandes cantidades de crioprotectores celulares que evitan la rotura de las membranas celulares permitiendo una tasa de supervivencia de las células una vez realizada la descongelación. «Es una técnica que ha mejorado ya que, actualmente, el porcentaje de embriones que sobrevive se acerca al 100%», asegura, aclarando que los embriones congelados se conservan en unos tanques con grandes medidas de seguridad para tenerlos claramente identificados y poderlos localizar, ya que hay tanques con capacidad para 10.000 embriones. 

De esta forma, el experto señala que si bien «seguramente no hay límite de tiempo para la vida en estado de embrión congelado», en el caso del Institut Marquès, el récord está en el nacimiento de un niño cuyo embrión llevaba 13 años y medio congelado cuando fue adoptado.  

Envía el primer comentario
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D