The Objective
Publicidad
Sociedad

El barrio madrileño de Chamberí homenajea a Almudena Grandes

El acto ha sido organizado por asociaciones del barrio porque «siempre estuvo comprometida con su acción vecinal, cultural y feminista»

El barrio madrileño de Chamberí homenajea a Almudena Grandes

Una persona con un libro de Almudena Grandes. | Jesús Hellín (Europa Press)

El Teatro de La Abadía, en Chamberí, ha acogido este sábado un homenaje a la escritora madrileña Almudena Grandes, que ha sido cerrado por su viudo, el poeta y director del Instituto Cervantes, Luis García Montero. Han sido entidades vecinales de Chamberí las promotoras del acto, en concreto la Asociación de Vecinos El Organillo, la Asociación de Mujeres Nosotras Mismas y la Casa de Cultura y Participación Ciudadana. Las entradas se agotaron en un plazo de 40 minutos.

El acto en homenaje a la escritora, fallecida el pasado 27 de noviembre a causa de un cáncer, ha comenzado a las 12:00 horas. Ha sido presentado por el actor Borja Peña y ha contado con la intervención de algunas de sus amistades, como la escritora Marta Sanz, la directora de cine Azucena Rodríguez, la periodista y editora Ángeles Aguilera o el director de cine Juan Vicente Córdoba. También ha interpretado algunas canciones la cantautora Sheila Blanco.

Las organizaciones convocantes han querido con este acto expresar su «reconocimiento a una de las mejores escritoras del país, estrechamente vinculada a la vida del barrio», dado que su hija Elisa estudió en el colegio público Rufino Blanco. De Almudena Grandes remarcan que «siempre estuvo comprometida con la acción vecinal, cultural y feminista de Chamberí».

Este homenaje llega justo después de que la autora de El corazón helado haya sido nombrada Hija Predilecta de Madrid. Fue este pasado martes, en el pleno ordinario del mes de febrero con el voto favorable de todos los grupos municipales a excepción de Vox.

Chamberilera de corazón

La escritora, Premio Nacional de Narrativa 2018, siempre presumió de las bondades de la capital y puso en valor las virtudes de la Villa y Corte, una protagonista más en todas sus novelas. La plaza de la Guardia de Corps, la calle Moreto, la casa de las Flores o el cementerio de la Almudena son algunos de los emplazamientos madrileños que situó en los mapas de historias como Los aires difíciles o Malena es un nombre de tango.

Fue en 2018, durante la lectura del pregón de las fiestas de San Isidro, donde Grandes dejó patente su amor y defensa de la ciudad de Madrid con la lectura de un claro homenaje a la ciudad que la vio nacer, crecer y convertirse en escritora. «Como un hada madrina populachera y generosa, Madrid hace a sus hijos dos regalos en el instante de su nacimiento. Uno es el agua, la incomparable delicia de beber directamente del grifo. El otro es el anonimato. Porque en esta villa plebeya, que se enorgullece de su condición tanto o más que otras de sus viejos y aristocráticos blasones, nadie es más que nadie», comenzaba Grandes desde el balcón de la Casa de la Villa, en la plaza homónima.

Grandes describió a Madrid como «un caos misteriosamente ordenado, la Villa que se ha fundado a sí misma a espaldas de Palacio, y que no es distinguida, ni falta que le hace» y lamentaba a continuación que «Madrid es una ciudad que se quiere poco, mucho menos de lo que debería».

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D