The Objective
Publicidad
Gastronomía

Sándwich club: receta fácil de este clásico de la gastronomía

Este icónico emparedado se caracteriza por sus ingredientes (pollo, bacon, tomate, lechuga, mayonesa y queso) y la forma en la que se sirve: en cuatro trozos

Sándwich club: receta fácil de este clásico de la gastronomía

Sándwich club con patatas fritas. | Pxhere

Si hablamos de sándwich club, una de las primeras cosas que se nos viene a la cabeza es la forma en la que se sirve: cortado en cuartos. Pero al hablar de este icónico bocado, tenemos que pensar en el pollo, en el bacon, en el queso, en el tomate, en la mayonesa… ¿Contundente? Sí, pero todos los ingredientes casan a la perfección.

Estamos ante el denominado por muchos como «el mejor sándwich de todos los tiempos». Y aunque para gustos, colores, sí es cierto que a la hora de hablar de este tipo de comida, el sándwich club supera la media de los sándwichs en general. La idea que tenemos del clásico es la del mixto, que con la simpleza del jamón cocido, queso y mantequilla se obtiene un resultado más que bueno. El ‘club’ va más allá, podemos hablar de él como un sándwich gourmet.

Origen del sándwich club

A la hora de hablar de este emparedado, no podemos dejar de hablar de su nombre. El origen de este sándwich, que hoy en día suele servirse comúnmente en hoteles de todo el mundo, está repleto de especulaciones y conjeturas. Lo más probable es que vaya asociado el nombre de club porque su popularidad surgió en resorts y clubes de campo. A pesar de ello, la única realidad es que desde finales del siglo XIX ya se preparaba en Estados Unidos, más concretamente en Nueva York.

De hecho, la teoría más popular apunta a que el sándwich club se creó en 1894 en el Saratoga Club-House. Hablamos de una casa de juego exclusiva para caballeros de la época en la ciudad de Saratoga Springs, ubicada en el estado de Nueva York. Incluso se cuenta que allí también nacieron las patatas fritas.

Ingredientes

  • Tres rebanadas de pan de molde
  • Dos filetes de pollo finos
  • Dos lonchas de jamón cocido
  • Dos lonchas de tocino
  • Una loncha de queso cheddar
  • Mantequilla
  • Dos cucharadas de mayonesa
  • Una hoja de lechuga
  • Dos rodajas de tomate
  • Sal y pimienta

Cómo preparar un sándwich club

  1. Vamos a comenzar preparando el pollo y el bacon. Ponemos una sartén mediana en el fuego al máximo nivel, cuando esté caliente ponemos las lonchas de bacon y las cocinamos un par de minutos por cada lado. Las reservamos en un plato al que le hemos puesto papel de cocina, para absorber parte de la grasa. Quitamos casi toda la grasa resultante de haber cocinado el bacon de la sartén, pero dejamos un poco, a modo de aceite para preparar el pollo. Salpimentamos los filetes a nuestro gusto y los cocinamos durante unos minutos por cada parte. Cuando estén dorados, estarán perfectos. Reservamos también.
  2. Tostamos el pan hasta que cogan un tono dorado y untamos mantequilla de la siguiente manera: en uno de los panes, por los dos lados, en los otros dos, solo por una parte (la que va a ser la interior).
  3. Es hora de montar el sándwich club. Untamos parte de la mayonesa en el interior de la que va a ser la rebanada de pan inferior. Cubrimos con la lechuga, dos rodajas de tomate, una loncha de bacon y un filete de pollo. Ponemos otra rebanada de pan y volvemos a untar con mayonesa. Ahora es el turno de poner la loncha de queso y el bacon y el pollo que nos falta. Untamos con otro poco de mayonesa la parte interior de la que va a ser la tapa del sándwich club.
  4. Ponemos un palillo y cortamos en cuatro trozos que nos darán cuatro triángulos de este sándwich.

Para acompañar, lo mejor son unas patatas chips, pero puedes servirlo con unas patatas fritas normales.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D