The Objective
Publicidad
Lifestyle

Crisis de los 40 años: así debes cambiar tu rutina de belleza para adaptarla a tu edad

Superados los cuarenta se necesita empezar a utilizar nuevos cosméticos y tratamientos que trabajen a favor de las nuevas necesidades de la piel

Crisis de los 40 años: así debes cambiar tu rutina de belleza para adaptarla a tu edad

La actriz Anne Hathaway cumplirá 40 años a lo largo del 2022 | Gtres

¿Sabías que la piel es una de las partes del cuerpo que antes envejece? Según un estudio de la firma Nivea, en el caso de las mujeres, la piel comienza a apreciar signos de envejecimiento entre los 25 y los 30 años, mucho antes de lo que nos podríamos pensar. Este proceso natural hace necesario que, una vez superada la barrera de los 40 años, sea necesario cambiar nuestra rutina de belleza introduciendo nuevos cosméticos.

Aunque nos guste decir que los 40 son los nuevos 30, la realidad es que la naturaleza no entiende de cambios de mentalidad y el paso del tiempo es igual de infalible que en la época de nuestras abuelas. Suele ser a partir de los 40 años cuando comenzamos a darnos cuenta de imperfecciones debidas a la edad como las primeras arrugas, las manchas provocadas por la exposición solar que hemos ido sumando a lo largo de nuestra vida o la pérdida de flacidez.

Si ya has pasado la barrera de los 40 años, o estás en vistas de hacerlo, tienes que ponerle remedio sin perder más tiempo a las líneas de expresión, el tono desigual de la piel o la pérdida de hidratación. Ha llegado el momento de cambiar tus hábitos de cuidado de la piel para adaptarlos a tu nueva etapa vital. Desde THE OBJECTIVE te mostramos cómo debe ser tu nueva rutina y los productos más aconsejables al cumplir los 40 años. Nunca es tarde para empezar… si no lo hemos hecho aún.

¿Por qué cambiar la rutina de belleza a los 40 años?

Lo más importante para retrasar los signos de la edad es ser conscientes de que el proceso biológico de envejecimiento de la piel comienza antes de lo que creemos. Eso hace imprescindible cuidarnos desde muy jóvenes para retrasar lo máximo posible los signos de la edad.

A partir de los 40 años empiezan a aparecer los primeros signos de la edad
A partir de los 40 años empiezan a aparecer los primeros signos de la edad. (Fuente: Nezeni Cometics)

La piel varía con la edad, se vuelve más flácida, apagada, desigual o arrugada. Estos cambios se dan en lo que los expertos llaman la perimenopausia que son esos años anteriores a la menopausia en los que las hormonas de estrógenos empiezan a disminuir lo que produce que la piel se vuelva más fina y pierda elasticidad. La reducción de la producción de colágeno y ácido hialurónico también es un factor importante por el cual nuestra piel cambia pasados los 40 años.

Además de la genética y la edad, hay otros factores externos que aceleran el  proceso. El más importante es la exposición solar, aunque hay otros que también afectan, como la contaminación y los hábitos poco saludables como fumar, no tener una buena alimentación o dormir poco.

Rutina de mañana

Toda rutina debe comenzar con una buena limpieza. Aunque pienses que tu cutis está limpio después de dormir, lo cierto es que debes limpiarlo igual que por la noche, utilizando un limpiador que ofrezca una suave exfoliación y beneficios antienvejecimiento. Un producto clave puede ser el agua micelar que no requiera de un tónico posterior. «También es imprescindible un sérum multivitamínico que de un chute de energía a tu tez», recomienda Esperanza Sáenz, responsable de imagen de Nezeni Cosmetics.

Pack de tratamiento con vitamina C de la firma All Sins
Pack de tratamiento con vitamina C de la firma All Sins

Por el día, apuesta por un suero antioxidante con vitamina C que ayude a proteger contra el desarrollo de los radicales libres que causan la degradación de colágeno. Tampoco te olvides del contorno de los ojos. Usa una buena crema que hidrate, desinflame la hinchazón y alise la superficie.

Rutina de noche

Mientras que la rutina en la mañana se centra en la prevención y protección, la nocturna se centra en la reparación y regeneración.  Lo más importante es eliminar cualquier rastro de maquillaje. «Antes de la limpieza, hay que lavarse bien las manos para evitar que la suciedad entre en contacto con la piel y salpicar la cara con agua tibia para activar los ingredientes limpiadores», recomienda Esperanza Sáenz.

Exfoliante facial antiedad de Fancy Handy. PVP: 2.99€
Exfoliante facial antiedad de Fancy Handy. PVP: 2.99€

A partir de los 30 años, el ritmo natural de renovación celular y la producción de colágeno comienza a reducirse. Es a partir de los 40 años cuando se empiezan a notar realmente los efectos. Las células muertas de la piel se desprenden más lentamente, y su acumulación puede contribuir a la sequedad, producir un tono apagado y acentuar las manchas y las arrugas existentes.

Para combatirlo, una o dos veces a la semana, es recomendable utilizar un suave exfoliante para eliminar las células muertas y dejar libres los poros, algo que va a potenciar la eficacia de los cosméticos. Tras la exfoliación, lo mejor es aplicar una mascarilla porque es cuando el cutis está más receptivo y limpio para absorber todos sus activos.

Activos que no pueden faltar

Cumplidos los 40 años, la piel empieza a perder su estructura dejando ver los primeros signos de flacidez, manchas y arrugas. La doctora Tamara Vega de AC DermaStudio nos recomienda no pasar por alto los siguientes principios activos porque son los ideales para esta franja de edad:

  • Colágeno: es esencial para tener una piel firme y resistente.
  • Elastina: importantísima para las arrugas ya que se encargan fundamentalmente de devolver a la piel la flexibilidad necesaria.
  • Ácido hialurónico: es de las moléculas más importantes para hidratar y retener agua en la piel. Protege, rellena, da flexibilidad y ayuda a las defensas de la piel.
  • Ácido retinoico, ácido kojico y ácido azelaido: son utilizados para despigmentar y tratar las manchas. Nunca deben aplicarse en épocas en las que exista exposición al sol y lo mejor es utilizarlos con la supervisión de un profesional.

Tus nuevos cosméticos

A los 40 años se necesitan dos productos antienvejecimiento: un sérum que contenga ácido hialurónico y una crema antiedad. El sérum debe contener vitamina C para potenciar la producción de colágeno. Por su parte, a la crema antiaging no le pueden faltar ingredientes activos que reduzcan las líneas de expresión y las arrugas.

Sérum facial y crema antiedad de la firma Nezeni Cosmetics
Sérum facial y crema antiedad de la firma Nezeni Cosmetics

Para que este dúo sea más eficaz, desde Nezeni Cosmetics recomiendan aplicar la crema después del sérum en las mejillas, la frente, la barbilla y la nariz, para luego frotar con un movimiento circular ascendente. No te olvides del cuello y el escote porque esta piel también requiere de cuidados. Además, recuerdan que los hábitos saludables y recurrir a los expertos contribuirán a que la piel siga tersa, firme y luminosa superada la barrera de los 40 años.

Olyan farma propone su nuevo tratamiento antiedad con efecto lifting que consigue alcanzar una penetración cutánea máxima. Esto es posible gracias a su novedosa tecnología, compuesta de cristales líquidos, que difunde los principios activos de forma homogénea hasta las capas más profundas de la piel mejorando su hidratación.

Tratamiento antiedad con ácido hialurónico de Olyan Farma
Tratamiento antiedad con ácido hialurónico de Olyan Farma

Principales preocupaciones estéticas y sus soluciones

La doctora Tamara Vega, especialista en medicina estética y láser de AC DermaStudio, nos confirma que las tres principales preocupaciones de los pacientes al cumplir los 40 años van relacionadas con la pérdida de flacidez, las manchas y el cambio de tono de la piel y la aparición de las arrugas gestuales. «No dependen sólo de la edad, también influyen los cuidados previos que hayamos realizado, nuestros hábitos de vida, la genética, exposición solar, cambios de peso e, incluso, cambios en nuestro estado anímico», asegura la experta.

La flacidez facial es resultado de la pérdida de colágeno y elastina, responsables de la resistencia y la elasticidad de la piel. También hay que sumar que se suele perder tejido graso que deriva en zonas con mayor hundimiento. Para poder ponerle solución, podemos recurrir a los rellenos que ayudarán a reposicionar los tejidos. Además, con estos tratamientos, también mejoramos la hidratación, consiguiendo mejorar el aspecto de la piel.

Para combatir la flacidez, uno de los mejores tratamientos es la radiofrecuencia. Este sistema estimula la producción de colágeno y elastina consiguiendo además frenar las arrugas y mejorar el tono y la luminosidad de la piel. Los resultados se ven al instante y van incrementándose pasados unos días. Se recomienda una sesión de una hora al mes cuyo precio ronda los 80 euros.

Tratamiento de radiofrecuencia facial. (Fuente: Dra. Scarlett Alvarado)
Tratamiento de radiofrecuencia facial. (Fuente: Dra. Scarlett Alvarado)

Los cambios en el tono de la piel y la aparición de manchas también pueden tener numerosas causas. Existen diversos tratamientos como los peelings químicos, que actúan a diferentes profundidades, o el láser. El objetivo de estos tratamientos deben ser la despigmentación de ciertas zonas y conseguir un tono más igualado, pero también logran estimular a las células encargadas de secretar colágeno, lo que producirá beneficios en el aspecto de nuestra piel pasados los 40 años.

Para las manchas, desde AC Dermastudio recomiendan un tratamiento de fotorejuvenecimiento facial. Tras unos días posteriores a la realización de este tratamiento con luz pulsada, el tono se vuelve más uniforme, las arrugas se difuminan y las manchas se atenúan dejando un aspecto más rejuvenecido y suave. Lo recomendable es llevarlo a cabo entre octubre y mayo, cuando el sol no es tan potente. Su duración es de una hora y se acompaña de una mascarilla hidratante y fría que calma la piel. Sus efectos empiezan a notarse pasados diez días, y el mayor efecto lo notaremos en la tercera sesión. El precio de cada una de ellas es de 200 euros.

Nuestras expresiones faciales habituales, unidas a la pérdida de hidratación y elasticidad de la piel, generan las arrugas de expresión en el tercio superior del rostro. Para conseguir paliar estas imperfecciones, podemos recurrir a tratamientos como el botox que logran relajar los músculos y suavizar la apariencia de las arrugas.

Inyección de botox en el entrecejo. (Fuente: Freepik/wavebreakmedia_micro)
Inyección de botox en el entrecejo. (Fuente: Freepik/wavebreakmedia_micro)

Cada edad necesita de una rutina beauty diferente que se adapte a las necesidades que nuestra piel tiene en cada etapa. ¿A qué esperas para adaptar la tuya?

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D