The Objective
Publicidad
Lifestyle

Para hacer el amor, mejor el norte: estas son las ciudades españolas donde se tiene más sexo

El ‘top 5’ provincial en cuanto a sexo lo ocupan Salamanca, Orense, Ávila, Zamora y Soria, donde se superan las tres relaciones semanales

Para hacer el amor, mejor el norte: estas son las ciudades españolas donde se tiene más sexo

En sexo la calidad no es lo mismo que la cantidad, y siempre es bueno saberlo | Gtres

En temas de sexo la calidad suele ser mejor que la cantidad, pero, aun así, la frecuencia con la que se tienen relaciones íntimas es un tema que preocupa a muchos y que causa muchas discusiones de pareja, infidelidades y abonos en terapias.

Antes de entrar en materia, hemos de recordar que las ganas de sexo dependen de muchas cosas que escapan a nuestro control, como pueden ser los genes, la biología o las diferentes circunstancias de la vida. Este ultimo factor es clave, especialmente cuando otros quehaceres compiten por nuestro tiempo: trabajo, cuidado de niños, etc.

Las ganas de intimar también dependen de la genética, pues hay personas con una libido más elevada que otras. La biología también juega un papel esencial, pues no en todas las etapas vitales uno tiene las mismas ganas de divertirse en horizontal.

Y, aunque queda mal decirlo, en este asunto también tiene un gran peso el tiempo que llevemos con nuestra pareja. El sexo no es similar, en cantidad, al comienzo de la relación que cuando se llevan siete años saliendo. Y menos aún si hay niños de por medio. Una vez aclarado todo esto, vayamos al tema que nos ocupa.

Relaciones éticas no monógamas: ¿es este el futuro de las parejas?

Las ciudades españolas donde se practica más sexo

Un nuevo estudio, realizado por Lubets entre más de 1.800 españoles, ha determinado cuántas veces lo hacemos en nuestro país.

Con una media nacional de 2,5 veces a la semana, las cifras más altas las registra Castilla León, con la provincia de Salamanca como campeona indiscutible, al declarar sus habitantes que se animan hasta con 3,4 relaciones semanales. Tan solo con 1,8, Cantabria y Baleares son, por el contrario, las regiones con menor incidencia.

En Salamanca es donde más se hace el amor, con hasta con 3,4 relaciones semanales (quizá porque hay mucho estudiante), seguidos de los orensanos (3,4 veces). En Canarias es donde menos se practica el coito

Junto a los salmantinos, los orensanos son también los verdaderos medallistas del sexo (en cantidad) en España, con una media de 3,4 relaciones semanales.

Les siguen los ciudadanos de Ávila, Zamora y Soria (3,3), por delante de los de Cáceres (3,1), y Navarra (3). Está claro que, salvando el pinchazo de Burgos (1,8), a pesar del frío invierno parece que en la mitad norte de España hay mucho fuego.

En la otra cara de la moneda, y a pesar del mito isleño y el calentito de la playa, los habitantes de las Islas Canarias no alcanzan la media (2,4), hundiéndose en el sótano de la clasificación los de las Islas Baleares, con tan solo 1,8 veces por semana.

Para hacer más el amor, mejor el norte que el sur

En la misma línea, otro dato bastante significativo es el declarado por los andaluces, pues en todas sus provincias están por debajo de la media nacional (Sevilla 2,3 / Cádiz 2,4 / Jaén 2,2 / Córdoba 2,1 / Huelva y Almería 2,0 / Málaga y Granada 1,9) lo que condiciona esas 2,1 relaciones semanales con las que la región cae a los puestos bajos de la clasificación.

Volviendo al norte, los aragoneses (2,7) dejan alto el pabellón por delante de vascos y riojanos, que se quedan en la media (2,5), frente a Galicia (2,2), Asturias (2,0) y Cantabria (1,9) que se alejan de ella de forma considerable. Al oeste, Extremadura (2,7) registra buenas cifras gracias a las 3,1 relaciones semanales que declaran los habitantes de Cáceres, compensando los 2,5 de Badajoz. En el lado este, Valencia (2,5) y Murcia (2,4) también consiguen levantar ligeramente la media de su Comunidad (2,6).

Los habitantes de Castilla La Mancha se ajustan a la media, con Ciudad Real (3,0) liderando el ranking provincial, por delante de Toledo (2,8), Cuenca (2,5), Guadalajara (2,1) y Albacete (2,0). Por último, Ceuta (2,9) supera a Melilla (2,5) pero ambas se encuentran en el nivel general, mientras que Madrid (2,4) y Barcelona (2,3) rozan la media, pero no consiguen alcanzarla.

Por qué a las mujeres heterosexuales les cuesta más llegar al orgasmo

¿Calidad es lo mismo que cantidad?

La satisfacción sexual depende principalmente de dos cosas para la mayoría de las parejas: de la calidad del sexo y de la frecuencia con la que lo tienen.

La cantidad de sexo es un término relativo, ya que varía de una pareja a otra. «El sexo engloba muchas cosas, como el sexo oral, la estimulación de los genitales, los besos y las caricias. Para algunos, la estimulación genital puede contar como sexo, mientras que para otros puede no contar como un acto sexual. También varía según la edad de la persona y la relación. Normalmente, la frecuencia sexual de una pareja tiende a ser mayor en las primeras etapas, mientras que disminuye gradualmente con el tiempo. Sin embargo, cuando se habla de cantidad, la frecuencia del sexo que conduce a la satisfacción varía de una pareja a otra», detalla con acierto el sexólogo Satinder Singh.

La mayoría de los estudios revelan que las mujeres se inclinan más por la calidad del sexo y los hombres prefieren la cantidad

En cuanto a la calidad del sexo, significa esencialmente la gratificación y satisfacción que uno experimenta durante y después de las relaciones sexuales. «La calidad del sexo está relacionada con sentimientos de bienestar y mayores niveles de amor por la pareja. La comunicación juega un papel importante en este sentido, como decidir las posiciones sexuales que conducirían a una mayor satisfacción. Tener compromisos como salirse de lo habitual y experimentar de acuerdo con los deseos de la pareja también puede ayudar a mejorar la calidad del sexo», apunta el experto.

Así, pues, ¿qué es mejor? ¿Calidad o cantidad? «La mayoría de los estudios revelan que las mujeres se inclinan más por la calidad del sexo y los hombres prefieren la cantidad», asegura el sexólogo, que apunta que «en realidad, todo depende únicamente de los miembros de la pareja y de sus preferencias».

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D