The Objective
Publicidad
Lifestyle

Sexo después del parto: cuánto hay que esperar (y qué) para seguir disfrutando

Las relaciones íntimas después de haber dado a luz es complicado para las mujeres y también para los hombres, pues hay poca información al respecto

Sexo después del parto: cuánto hay que esperar (y qué) para seguir disfrutando

Gtres

Si el sexo ya es tabú, el sexo posparto lo es mucho más. Las parejas no suelen hablar del tema con otras que atraviesan la misma situación, lo que da lugar a malentendidos y genera un estrés que no debería estar ahí.

Quien ha tenido hijos sabe que cuando un bebé llega al mundo el sexo pasa a un lugar secundario, sobre todo en el caso de las mujeres, pero, pasadas unas semanas, el cuerpo vuelve a pedir amarse sin ropa.

Aquí surgen algunas dudas y, en ocasiones, se genera un mal ambiente en la pareja, pues uno quiere pero otro no, o los dos quieren pero tienen miedo de que se rasgue la zona íntima de ella, etc. Para responder a estas y otras muchas dudas, sigue leyendo.

¿Cuánto hay que esperar para tener sexo después de dar a luz?

Lo cierto es que no hay un período de espera requerido para volver a tener relaciones sexuales después de dar a luz, según la Clínica Mayo . Sin embargo, la mayoría de los médicos recomiendan que la mujer espere algunas semanas.

El cuerpo de ellas sufre un gran estrés y esfuerzo tras el parto. Las contracciones y la abertura del cuello uterino dejan la zona muy sensible y delicada. Y si es por cesárea, más o menos lo mismo, ya que se corta la piel, la grasa, los músculos y el útero de la zona del abdomen. En otras mujeres se hace también una cirugía menor para abrir más la vagina, conocida como episiotomía, que a veces es necesaria si el bebé necesita salir inmediatamente del útero y no se puede esperar a que ella dilate lo suficiente.

Lo ideal es dejar descansar la vagina de cuatro a seis semanas. Ni tampones, ni duchas vaginales, ni, mucho menos, penes

Sea como fuere el caso, lo normal es que el parto produzca desgarros que, en la mayoría de ocasiones, se curan solos, pero que en otras requieren de cuidados médicos profesionales. Y lo mismo ocurre con la cesárea.

Por eso, lo ideal es dejar descansar la vagina unas semanas. Ni tampones, ni duchas vaginales ni, mucho menos, penes. Y ¿cuántas semanas? Lo normal es de cuatro a seis, pero será el médico el que lo determine en las revisiones posparto.

Madre

A las mujeres les cuesta más recuperar las ganas (y éstas suelen volver a los tres meses de parir)

Como es evidente, es ella la que sufre las consecuencias físicas y psicológicas del parto, así que es ella la que tarda más en volver a darle a su cuerpo otra utilidad que no sea gestar, parir y alimentar a un bebé que acaba de nacer.

A todo esto se suma que muchas sienten un fuerte dolor en los pezones y, como hemos dicho anteriormente, en la vagina.

Además, varias investigaciones han determinado que las mujeres tienen alteraciones en el cerebro durante el embarazo. En concreto, se observa una reducción de áreas relacionadas con el placer y la motivación y aumento de otras relacionadas con el cuidado del bebé.

Este comportamiento guardaría relación con un mecanismo de supervivencia y de preservación de la especie, por lo que tendría una finalidad adaptiva. E implica que la mujer, en resumidas cuentas, no está para pasarlo bien, sino para cuidar y mantener con vida al ser que ha parido.

Asimismo, se observa en ellas un descenso marcado de la libido provocado por la lactancia debido a la prolactina, la hormona que ellas segreguen leche, que baja los niveles de hormonas sexuales que aumentan la libido (estrógenos y testosterona). En los tres primeros meses de lactancia los niveles de prolactina son más elevados.

Y ¿cuánto dura este periodo? Normalmente, unos tres meses después del parto, ya que los niveles hormonales ya empiezan a normalizarse y el deseo debería estar presente en la mujer.

Padre

Consejos para volver a retomar las relaciones sexuales

Ahora que ya sabemos el cómo, cuándo y por qué, vayamos a ver qué sucede cuando todo está curado y el cuerpo pide seguir procreando. A continuación, las principales claves:

  • Una de las cosas que se tiene que incorporar en la rutina sexual es el lubricante, ya que los cambios hormonales resecan y sensibilizan la vagina.
  • Empezar con masturbación manual: meterse un pene de golpe no parece buena idea. Lo mejor es comenzar con la masturbación con los dedos y si vemos que no hay problema ni dolor, se puede seguir con otras cosas más gruesas.
  • Tener hielo y analgésicos a mano: es normal que a ellas les duela la vagina tras el sexo después de dar a luz, por eso es bueno aplicarse frío después de la relación o tomar un medicamento de venta libre para suavizar el dolor.
  • Paciencia y comprensión: cada mujer es diferente y cada bebé también lo es, por eso es importante que la pareja hable del tema si las cosas no avanzan tan rápido como les gustaría.
Embarazada

Ante cualquier duda, consulta a tu médico. Y si pasados los tres meses no regresan las ganas, también.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D