The Objective
Publicidad
Lifestyle

Sexo sin penetración: cuatro ideas que son mucho más placenteras (para ella y para él)

En la variedad está el gusto, así que si últimamente no sales del coito tradicional, te conviene leer lo que tenemos que contarte

Sexo sin penetración: cuatro ideas que son mucho más placenteras (para ella y para él)

Fotograma del filme Match Point. CC

Aunque para muchas personas el sexo es únicamente con penetración, lo cierto es que existe un horizonte nutrido de experiencias que huyen del mete-saca y que son, incluso, más placenteras que el coito tradicional.

Las parejas que llevan mucho tiempo juntas, de hecho, deberían leer lo que hoy tenemos que contar, y con atención, ya que no incluir en la cama juegos e innovaciones, suele acabar en desapego, insatisfacción sexual, infidelidades y, en última instancia, rupturas.

En concreto, deben prestar atención, sobre todo, los hombres o las mujeres lesbianas, ya que se estima que el 80% de las féminas no llega al orgasmo con la penetración y sí con la estimulación del clítoris. Por eso, basar el sexo en algo que se introduce repetidamente hasta que para, no es buena idea.

A continuación, te damos algunas ideas para que innoves en la cama, con tu pareja o con quien quieras, y ninguna de ellas tiene que ver con el consabido coito (aunque, obviamente, este también sea esencial en una relación de pareja).

Kunyaza (o dar toques con el pene en la vulva)

Originada en África Central, la técnica llamada Kunyaza consiste en estimular todas las terminaciones nerviosas de la vulva con el glande del pene, con los dedos o con alguna otra cosa. Esta práctica se ha llevado a cabo durante cientos de años entre parejas heterosexuales de la región mencionada.

«A medida que la mujer se va exicitando y la vulva comienza a hincharse, su pareja frota su pene desde la parte superior hasta la parte inferior de la vulva, luego de izquierda a derecha y más tarde en un movimiento en zigzag, siempre volviendo para golpear el clítoris después de cada rotación», explica la Dra. Kate Lister.

Finalmente, a medida que la mujer se va acercando al orgasmo, «su pareja estimula simultáneamente toda la zona de la vulva con movimientos largos… pero nunca con penetración», añade.

Estimular el perineo (en los hombres)

El perineo es la parte que se encuentra entre los testículos y el ano del hombre, y está repleto de terminaciones nerviosas. Por eso, ella (o él, si es una relación homosexual) puede, con su pareja acostada boca arriba, coger los dedos índice y medio de su mano dominante y moverlos en ‘V’ en sus genitales; más tarde, debe empujar esos nudillos a ambos lados del perineo, frotando hacia arriba y hacia abajo; todo ello mientras se lamen las áreas circundantes.

Es un poco lioso, así que te dejamos un vídeo explicativo y didáctico:

https://www.youtube.com/watch?v=W89oBFg5EF0

Orgasmo de pezón

Los pechos están infravalorados en las relaciones sexuales, sobre todo los de ellas, pues los pezones son una de sus principales zonas erógenas, sobre todo por los cientos de terminaciones nerviosas que tienen, lo que los hace tan sensibles al tacto. Asimismo, revelan si una mujer está excitada o no, ya que en caso afirmativo sus pezones se endurecerán, volviéndose más sensibles aún.

Ya te dimos una completa guía sobre cómo excitar los pezones de una mujer, y no debes olvidar que, de hacerlo bien, ella puede alcanzar un orgasmo de pezón. ¿Las claves? Ir despacio, tocar, chupar, lamer, succionar con cuidado, coger el pecho con ambas manos… y más que te contamos aquí.

Cómo excitar a una mujer a través de sus pezones: una guía esencial (en 7 pasos)

Sexo oral como plato único

No podíamos dejar de mencionar al rey de la corona, sobre todo para ellos, pues es su práctica sexual favorita. Así lo determinó una encuesta realizada por el portal británico especializado en salud sexual Superdrug’s Online Doctor, entre 1.100 hombres y mujeres europeos y norteamericanos, pues llegó a la conclusión de que el 30% de los encuestados elegiría el sexo oral por encima del coito. Ellas, en cambio, prefieren la copulación, pues solo el 11% escogería el cunnilingus.

Además de muy placentero para ellos, el sexo oral los hace más felices. «Los hombres que se sienten atendidos y centrados en el dormitorio tienen muchas más probabilidades de sentirse felices y satisfechos con su función de proporcionar y lograr resultados fuera del dormitorio. […] Esto les hace sentirse muy especiales y emocionalmente satisfechos, porque generalmente sienten que pasan mucho tiempo cuidando a sus esposas y amándolas por lo que son, pero sus esposas se centran principalmente en lo que aportan tangiblemente a la mesa (dinero, cuidado de niños, proyectos de la casa, etc.)», asegura al respecto la psicóloga clínica Samantha Rodman Whiten.

¿Por qué a los hombres les gusta tanto el sexo oral? Una experta lo aclara

Para que todo esto funcione, debéis tomároslo como un reto de pareja. Huir de la penetración no es fácil en la mayoría de los casos, pues las rutinas sexuales están muy arraigadas, pero merece la pena jugar un poco y salirse de lo previsible.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D