The Objective
Publicidad
Gastronomía

Direcciones de referencia donde encontrar caprichos 'gourmet'

Salpicadas por decenas por toda la geografía, estos son algunas de las tiendas recomendables para acertar con los más ‘foodies’

Direcciones de referencia donde encontrar caprichos 'gourmet'

Colmado Murría.

Resulta imposible reunirlas a todas porque a aquellas tiendas de comestibles de toda la vida –colmados y ultramarinos que sin perder la esencia poco a poco han ido actualizando su oferta al albur de la más que asentada tendencia gastro– se han ido incorporando nuevos establecimientos, más modernos, con el producto seleccionado como bandera, y entre unos y otros conforman una red que no para de crecer. Y periódicamente se suman nuevas direcciones porque la gastronomía continúa ganando adeptos y el interés y sensibilidad por las materias primas de calidad también. Es en este escenario que en un primer momento, cuando el boom de la cocina, se abrieron tiendas especializadas en alimentación, en uno o varios productos, con una imagen bonita, bien cuidada en contenido y continente, que hacían las delicias de ese público aficionado. Desde entonces son bastantes las que han aparecido en el panorama culinario nacional, dejando a un lado las muchas opciones de venta online que han ido surgiendo en paralelo, al igual que las carnicerías y pescaderías más reconocidas.

Para la ocasión ponemos la vista en algunas de las más recomendables direcciones físicas dedicadas a los productos gourmet, pensando tanto en darnos un capricho en cualquiera de los encuentros navideños como en regalar a nuestros seres queridos más cocinillas, aficionados o foodies, empleando el glamuroso adjetivo de moda pero que tan bien los identifica. Una serie de tiendas que atienden los gustos más sibaritas y cuya oferta abarca desde ingredientes de lo más variados (aceites, sales, vinagres, legumbres…), hasta alimentos como embutidos, quesos, conservas, sin olvidar que muchas de ellas, si no todas, incluyen etiquetas vinícolas de perfiles y procedencias variopintas. Lugares para disfrutar y hacer disfrutar que propician además regalos originales por distintos.

Dedicados a todo tipo de productos delicatessen hay espacios obligados, con los que siempre vas a acertar, como Coalla Gourmet, de origen asturiano (dos tiendas en Gijón y otra en Oviedo) y desde hace poco más de un año también en Madrid (Serrano, 203). Un auténtico paraíso tanto para la cosa del comer como del beber. Establecimientos espectaculares para dejarse llevar. En sintonía están dos referentes capitalinos con historia: Viuda de Cuenllas (Ferraz, 3 y 5), fundada en 1939 y Mantequerías Bravo (Ayala, 24), abierta en el barrio de Salamanca a principios de los años treinta. Otro templo de peregrinaje para los más gourmet es Cristina Oria, vecina del mismo barrio (Conde de Aranda, 6; Ortega y Gasset, 29) y famosa, entre otros tantos motivos, por sus foies artesanos junto a una retahíla infinita de alimentos premium. Por supuesto no puede faltar el Club del Gourmet de El Corte Inglés, con varias tiendas en la capital. 

Coalla Gourmet.

En Salamanca capital es visita obligada La Tahona Delicatessen (Paseo Carmelitas, 23) para encontrar ese producto especial y distinto. Panadería y pastelería propia, aparte de buena selección delic (salmón, anchoas, quesos, aceites de oliva virgen extra, mermeladas, chocolates, conservas, pastas, legumbres, sales, salsas, ibéricos de bellota…) que completan con vinos, burbujas y oportos. Diferente, en la capital cántabra (Joaquín Costa, 28) es un inmenso espacio para adquirir los mejores productos tanto de la región como de fuera. Al igual que Doña Tomasa, con la primera tienda en Santander (Hernán Cortes, 37) aunque ya con una segunda en Madrid (General Pardiñas, 71). Lo que comenzó siendo un pequeño espacio para vender anchoas es hoy otro referente de artículos gourmet si bien es verdad que las anchoas artesanales de Santoña se mantienen como su buque insignia. En Toledo merece parada Casa Cuartero (Hombre de Palo, 5), fundada hace más de cien años junto a la Catedral.

En tierras catalanas la oferta de direcciones es abundante pero entre sus destacadas se cuentan La Cuina d’en Garriga, a pocos metros del Paseo de Gracia en Barcelona (Carrer del Consell de Cent, 308), una bonita tienda de productos selectos además de restaurante que regenta la familia Garriga desde hace trece años. Más años tiene Semon, también en la capital (Ganduxer, 31). Sus orígenes se remontan a lo que fuera la charcutería La Selecta convertida hoy en un lugar para encontrar productos llegados de todo el mundo, con una estupenda representación de los mejores alimentos españoles. Además, destacan en estas fechas por sus dulces navideños. También es muy recomendable Colmado Murría (Carrer de Roger de Llúria, 85), un emblemático establecimiento modernista del año 1898, ubicado en el Eixample, que constituye un maravilloso templo gourmet con representación de varios rincones del planeta. Una última propuesta puede ser Petit Paradis, éste en Girona (Travesía Carril, 1), un paraíso para aficionados al vino con una amplísima representación de artículos delicatessen (charcutería, extensa gama de quesos, caviar, foies, etc). 

En Logroño es buena opción De Torre Gourmet (García Morato, 25), con sesenta años de vida y especializado en la venta de embutidos selectos, quesos artesanos y productos de todo el mundo. O en Andalucía Tierra Nuestra, con varias tiendas en la región. Y en Sevilla una dirección para caprichos gourmet puede ser La Tragonería (Luis Montoto, 105), donde ofrecen originalidad. 

Insisto, una mera representación de la riquísima oferta de este tipo de establecimientos que podemos encontrar en cantidad de ciudades del país. Pero recomendables todas y que completamos con otras tantas direcciones dedicadas, en su caso, a un tipo de producto muy concreto. Espacios que también abundan… 

De temática dulce es Caelum (De la Palla, 8. Barcelona) donde venden una gama de dulces artesanos elaborados por monjas de clausura: mantecados, bizcochos, pastas, magdalenas, etc. Muy original es la propuesta de Papabubble (Ample 28, Barcelona), una original confitería, con obrador a la vista, dedicada a la elaboración de caramelos y piruletas artesanas con diseños personalizados. Un rincón especializado en trufas de chocolate es Arrese (Gran Vía, 24. Bilbao), abierto en 1852 en la ciudad vasca y donde además tienen estupendas pastas de té. Demasié (Princesa, 28. Barcelona) es una original tienda dedicada a toda clase de galletas artesanas, de infinidad de sabores, tanto dulces como saladas. Para chocolates con mayúsculas, la Boutique de Oriol Balaguer es la dirección a seguir. Con tiendas en Barcelona y Madrid (Pl. Sant Gregori Taumaturg, 2, y Ortega y Gasset, 44, respectivamente) es el maestro chocolatero por antonomasia, por elaboraciones que van más allá de la mera degustación porque lo suyo son obras de arte. Otra buena alternativa es Cacao Sampaka (en Orellana, 4. Madrid y Consell de Cent, 292. Barcelona), una tienda cuidada y bien surtida con todo lo que se pueda desear sobre el chocolate. Y por estas fechas, obligadas las direcciones entregadas al turrón como la emblemática Casa Mira, en Madrid (Carrera de San Jerónimo, 30), un referente ineludible con un público fiel y productos de todos los gustos y de elaboración propia. Para los muy cafeteros está la catalana El Magnífico (Argentería, 64, y Xuclá, 25, ambas en Barcelona), donde se tuesta a diario el café de tipos y procedencias muy diferentes, y a lo que añaden mezclas propias. 

Casa Mira.

Si de salados se trata, una buena pista es La Koxkera, en San Sebastián, (Fermín Calbetón, 34), un emblema en la parte vieja de la ciudad dedicado desde hace décadas a la venta de bacalao y las mejores conservas. Otra vez en Madrid, Ramest (María de Guzmán, 1) es el lugar para comprar ahumados, salazones o caviar, sus especialidades. La Chinata es la marca dedicada al aceite de oliva y los muchos derivados del mismo, con tiendas en distintos puntos del país aunque su sede matriz se ubica en la cacereña localidad de Plasencia. Y para los más queseros, Poncelet (Argensola, 27. Madrid) reúne referencias de todos los rincones del mundo;  La Majada, en Valencia (Félix Pizcueta, 15) tiene unos 150 tipos de quesos diferentes en una cava espectacular; o por ejemplo la gallega quesería Marqués de Valladares  en Vigo (Marqués de Valladares, 21) donde dedican especial atención a las elaboraciones artesanas de pequeños productores nacionales e internacionales, que sirven en su punto óptimo de consumo. 

Y podríamos continuar añadiendo ideas y direcciones porque son innumerables. En cualquier caso, las aquí reunidas son un buen punto de partida y donde sin duda disfrutarán y harán disfrutar a quien regalen.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D