The Objective
Publicidad
Internacional

Los chilenos rechazan por una amplia mayoría la nueva Constitución

El ‘no’ ha sido la opción vencedora en un plebiscito en el que todos los ciudadanos han sido llamados a las urnas

Los chilenos rechazan por una amplia mayoría la nueva Constitución

Una mujer celebra la derrota del rechazo a la Constitución | Ivan Alvarado (Reuters)

Chile no tendrá, por el momento, una nueva Constitución. El referéndum para la aprobación de este nuevo proyecto ha finalizado con la victoria del ‘no’ por una amplia mayoría. Ante esta situación, el presidente del país, Gabriel Boric, ha anunciado que emprenderá una renovación de su Gabinete con la intención de elaborar un nuevo texto que sustituya al anterior, vigente desde la dictadura de Augusto Pinochet.

Con el 99.86% de las mesas escrutadas, el Servicio Electoral de Chile (Servel) ha compartido el ‘rechazo’ obtiene el 61.87% de los votos —casi 7.9 millones—, mientras que el ‘apruebo’ consigue el 38.13% de las papeletas —poco más de 4.8 millones—. De los votos, el 1.54% ha sido nulo, mientras que el 0.59% ha sido voto en blanco.

El Servel ha detallado que en las 16 regiones del país se ha impuesto la opción del ‘rechazo’, mientras que la del ‘apruebo’ ha ganado únicamente en el extranjero, resultados que el Servel incorporó al sistema en un primer momento por la diferencia horaria.

Tras los resultados, cientos de personas han salido a las calles para celebrar el ‘rechazo’ en el plebiscito, con banderas y entonando el himno nacional.

Posteriormente, en la noche del domingo, se han registrado enfrentamientos entre individuos a favor y en contra de la Constitución en el centro de Santiago. Según ha publicado Biobio Chile, se han notificado barricadas en al menos dos puntos de la capital.

Boric anuncia cambios en el Gobierno

«La mayoría de la ciudadanía se ha manifestado, y a pesar del vivo anhelo por tener una nueva Constitución, se ha rechazado la propuesta. Aceptamos con humildad el resultado y su contenido. Como país merecemos tener una nueva Constitución que contenga el sentir del pueblo de Chile», ha declarado el presidente del Partido Liberal de Chile y coordinador del Apruebo, Vlado Mirosevich.

El presidente chileno, Gabriel Boric, en un discurso ha citado a los partidos políticos para debatir la continuidad del proceso de cambio constitucional, antes de anunciar un cambio de gabinete.

«Sé que esperan respuestas y soluciones contundentes ante la inseguridad, la violencia en el sur, el déficit de viviendas, el aumento del costo de la vida, la falta de apoyo a los cuidados, la reactivación de nuestra economía, las eternas listas de espera en salud, la calidad de la educación y las bajas pensiones», ha explicado Boric.

En esta línea, el mandatario ha indicado que los «importantes y urgentes desafíos requerirán prontos ajustes en los equipos de Gobierno, para enfrentar este nuevo período con renovados bríos».

Una Constitución plurinacional

Entre los partidos políticos de Chile, ya sean de izquierdas o derechas, existe un consenso político de que hay que llevar a cabo una nueva Carta Magna que elimine la Constitución del exdictador Augusto Pinochet, y que sea elegida por la ciudadanía.

El cierre de mesas en los colegios electorales de Chile se produjo a las 18.00 horas (medianoche en la hora peninsular española), momento en el que comenzó el conteo oficial de votos. Más de 15 millones de chilenos han sido llamados a participar en este proceso en el que el voto es obligatorio por primera vez en 13 años, incluidos los chilenos residentes en el extranjero. Por ello, la participación en este plebiscito se considera histórica.

Los votantes han respondido a esta pregunta: «¿Aprueba usted el texto de Nueva Constitución propuesto por la Convención Constitucional?».

Según el texto propuesto, el Estado de Chile pasaría a ser considerado como «plurinacional», se contempla el derecho de las poblaciones indígenas a opinar sobre asuntos que les afecten y se ponen por escrito derechos sobre el aborto —sin nombrarlo expresamente— o en materia de vivienda.

Las reformas se extenderían también a algunas de la principales instituciones, con un cambio estructural en el sistema judicial y la desaparición del Senado, reconvertido en una Cámara de Representantes en caso de que triunfe el ‘apruebo’.

Únete a la discusión
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D