The Objective
Publicidad
Internacional

La primera ministra finlandesa se hace un test de drogas «para limpiar su reputación»

Sanna Marin, de 36 años, ha sido sometida a un escrutinio público sin precedentes en la historia de Finlandia desde que asumió su cargo

La primera ministra finlandesa se hace un test de drogas «para limpiar su reputación»

Sanna Marin habla con la prensa. | Reuters

La primera ministra de Finlandia, Sanna Marin, ha desmentido de nuevo este viernes haber consumido sustancias estupefacientes durante una fiesta y anunció que se ha sometido a un test de drogas «para limpiar su reputación», cuyos resultados se harán públicos dentro de una semana.

«En los últimos días se han hecho públicas acusaciones bastante graves de que he consumido drogas. Por mi propia protección legal, aunque considero que la exigencia de un test de drogas no es razonable, para borrar tales sospechas hoy me he sometido a un test de drogas», ha dicho en una rueda de prensa.

Marin, quien se ha visto envuelta en una polémica tras filtrarse un vídeo en el que aparece cantando y bailando en una fiesta privada, afirmó que nunca ha tomado drogas ni ha visto a nadie tomarlas. «Nunca en mi vida, ni siquiera en mi juventud, he consumido drogas. Ojalá viviéramos en una sociedad en la que se pudiera confiar en mi palabra. Pero como ahora quieren levantar esas sospechas, por eso me hice la prueba», ha afirmado. «A mí también me concierne la presunción de inocencia y me gustaría que no se lanzasen estas acusaciones», ha añadido.

El vídeo de la polémica

El polémico vídeo, publicado el miércoles por el tabloide sensacionalista Iltalehti, recoge varios momentos de una fiesta privada en la que Marin canta y baila de forma alocada con un grupo de amigos en un domicilio privado.

Al parecer, los fragmentos originales del vídeo fueron publicados en un grupo cerrado de la red social Instagram con menos de un centenar de miembros al que pertenece Marin, pero luego alguien lo difundió en las redes sociales. «Quiero creer y confiar en la gente. Lamento que el material se haya hecho público para que todos lo puedan ver», ha dicho visiblemente molesta.

En el vídeo se oye a los asistentes a la fiesta cantar a coro una canción en la que se menciona la palabra «jauhojengi» (literalmente, la pandilla de la harina), lo que para algunos sugiere que en la fiesta se consumió cocaína. Respecto a las posibles repercusiones políticas de la difusión del vídeo, Marin ha señalado que todos los ciudadanos finlandeses tienen derecho a juzgarla por sus actos y reflejar su opinión en las próximas elecciones.

Marin, de 36 años, ha sido sometida a un escrutinio público sin precedentes en la historia de Finlandia desde que asumió su cargo, convirtiéndose entonces en la jefa de Gobierno más joven del mundo.

También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D