The Objective
Publicidad
Internacional

Macron, Scholz y Draghi visitan Ucrania para respaldar su candidatura a la UE

El apoyo se produce una semana antes de que la Unión Europea decida si el país puede oficialmente ser candidato a una adhesión al bloque

Macron, Scholz y Draghi visitan Ucrania para respaldar su candidatura a la UE

Scholz saluda a Zelenski en presencia de Macron. | Reuters

Espaldarazo simbólico a Ucrania. Los líderes de las tres economías más potentes de la Unión Europea, Olaf Scholz (Alemania), Emmanuel Macron (Francia) y Mario Draghi (Italia), han visitado este jueves al presidente del país, Volodomir Zelenski, precisamente una semana antes de que la UE decida si Ucrania puede oficialmente ser candidato a una adhesión al bloque, algo que los tres mandatarios han anunciado que apoyan. Un acercamiento histórico en plena guerra con Rusia que, sin embargo, no garantiza en ningún caso el éxito de la candidatura, ya que los pesos pesados comunitarios se inclinan más por un ingreso a medio plazo y Ucrania aún tendrá que superar numerosos obstáculos para entrar en el club europeo.

«Los cuatro apoyamos el estatus de candidato inmediato a la membresía«, ha apuntado Macron, que además de por Scholz y Draghi estaba acompañado también del presidente rumano, Klaus Iohannis. «Este estatus irá acompañado de una hoja de ruta y también implicará tener en cuenta la situación en los Balcanes y la vecindad, en particular Moldavia«, ha añadido el líder francés, que asegura que «Ucrania tiene que poder resistir y ganar frente al ejército ruso».

«Francia está al lado de Ucrania desde el primer día (…) estamos al lado de los ucranianos sin ambigüedades», ha reiterado el mandatario francés, que ha tenido en los últimos días que hacer frente a diferentes críticas contra él después de que afirmara este miércoles que el presidente ucranio y su equipo tendrán que negociar con Rusia. De hecho, el propio Macron ya tuvo que rectificar cuando hace unos días opinó que en ningún caso se debía «humillar» a Rusia.

A su lado, tanto Scholz como Draghi se han expresado en términos muy similares de apoyo inequívoco a Ucrania. «Continuaremos tanto tiempo como sea necesario para luchar por la independencia de Ucrania», ha asegurado el canciller alemán, que tras visitar los suburbios destruidos de Kiev no ha dudado en afirma que «Irpin, como Bucha, se ha convertido en un símbolo de la inimaginable crueldad de la guerra rusa». «Reconstruiremos todo», ha concluido el mandatario italiano.

Los tres responsables europeos se han reunido con Zelenski para discutir sobre la situación actual del conflicto, pero sobre todo para abordar la solicitud de Kiev de adherirse a la Unión Europea (UE), respaldada por Berlín, París y Roma pero a medio plazo. En concreto, los Veintisiete celebran una cumbre el 23 y 24 de junio en la que deberían decidir si aceptan a Ucrania como candidato oficial a la adhesión, algo que ya se da por seguro pero que es en realidad el inicio de un proceso que puede durar años y que dependerá en gran medida de la voluntad política de los países comunitarios. Por ejemplo, Turquía lleva siendo país candidato de manera oficial desde 1999 y todavía no ha entrado a la UE.

Además, debido a las palabras de Macron y a pesar del próximo estatus de candidato que ya parece casi seguro, en Ucrania existe la impresión de que los líderes europeos también pueden empezar a presionar para que el país se siente a negociar una salida a la guerra cuanto antes, teniendo en cuenta los efectos que el conflicto está teniendo sobre la economía mundial. Sin embargo, Zelenski no solo ignora estos por ahora tímidos llamados sino que insiste en la necesidad de tener más y mejor ayuda, sobre todo militar, para hacer frente a Rusia.

Una situación cada vez más complicada

La visita de los dirigentes europeos llega en un momento delicado en el plano militar, con las tropas rusas estrechando el cerco en la región del Donbás, la cuenca minera del este de Ucrania formada por las regiones de Lugansk y Donetsk y controlada parcialmente por separatistas prorrusos desde 2014. Tras desistir de la toma de Kiev en marzo, Moscú quiere conquistar toda esta zona del este de Ucrania y concentra su fuego en Severodonetsk y Lysychansk, dos ciudades vecinas claves para el control del Donbás que están sometidas a bombardeos constantes y cuyas infraestructuras -electricidad, agua, comunicaciones- están prácticamente fuera de servicio.

«Cada día es más difícil, los rusos traen más y más armas en la ciudad e intentan atacar desde varias direcciones», ha declarado el jueves Oleksander Striuk, alcalde de Severodonetsk. Parte de sus efectivos en la ciudad se han atrincherado en la fábrica química de Azot, que también cuenta con unos 500 civiles refugiados en su interior, según Striuk.

Rusia propuso el martes un «corredor humanitario» para evacuar civiles hacia los territorios controlados por sus tropas, pero el miércoles acusó a Kiev de impedirlo. Las autoridades ucranianas no se pronunciaron al respecto. En total, unos 10.000 civiles siguen en la ciudad, que contaba con unos 100.000 habitantes antes de la guerra, dijo el jueves Serguéi Gaidai, gobernador de la región de Lugansk. 

El miércoles, Estados Unidos anunció un nuevo paquete de ayuda militar valorado en 1.000 millones de dólares que incluirá artillería, sistemas de defensa antibuque, municiones y sistemas avanzados de misiles. «Estoy agradecido por este apoyo, es especialmente importante para nuestra defensa en Donbás», dijo Zelenski tras una conversación con su homólogo estadounidense, Joe Biden, aunque también apuntó a Europa para que aumenten su apoyo actual.

Y eso que, para el Kremlin, el armamento que entregan los países occidentales no sirve para nada. «Nos gustaría que los dirigentes de estos tres países (…) no se concentren únicamente en apoyar a Ucrania inundándole de armas. Es totalmente fútil y solo ocasionará más perjuicios al país», ha asegurado el jueves a la prensa su portavoz, Dmitri Peskov. «Los admiradores de las ranas, de la leberwust y de los espaguetis visitan Kiev», ha publicado despectivamente por su parte Dimitri Medvedev en su cuenta de Twitter.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D