The Objective
Publicidad
Internacional

Reino Unido pide a Rusia que deje de robar cereales y se plantea actuar contra el bloqueo

La crisis de suministros alimentarios hace que los británicos se planteen escoltar a barcos en el Mar Negro para asegurar su travesía

Reino Unido pide a Rusia que deje de robar cereales y se plantea actuar contra el bloqueo

Cargueros bloqueados en el puerto de Odesa. | Reuters

El ministro de Defensa británico, Ben Wallace, ha pedido a Rusia que se vaya de Ucrania y que «deje de robar» los cereales de este país «por el bien de la humanidad» y para evitar una crisis alimentaria mundial, ya que la población de muchos países depende de ellos para alimentarse. Unas palabras que aumentan la posibilidad de una escalada del conflicto, ya que el Gobierno británico se estaría planteando escoltar a barcos desde el puerto de Odesa a través del Mar Negro para asegurar que las mercancías que transportan puedan realizar su ruta, tal y como ha informado The Guardian.

«Le pido a Rusia que haga lo correcto en aras del bien de la humanidad y deje de robar los cereales (…) Se trata de que Rusia se vaya de Ucrania y los cereales lleguen al resto del mundo», ha dicho Wallace en una rueda de prensa conjunta con la ministra de Defensa, Margarita Robles, tras la reunión que han mantenido ambos de cara a la Cumbre de la OTAN que se va a celebrar en Madrid a finales de junio.

El ministro británico se manifestaba así tras el rechazo de Rusia a la reciente petición de la ONU para que libere las exportaciones de cereales de Ucrania y las acusaciones de Estados Unidos de que está usando el hambre como un arma de guerra contra Ucrania y de poner en peligro a otros países por su bloqueo a las exportaciones agrícolas ucranianas.

Wallace ha advertido, además, de que la armada rusa va a aumentar en breve su amenaza en el Mar Negro porque el ejército en tierra se está agotando.

Reino Unido se plantea escoltar barcos en el Mar Negro

Esta semana se reunieron en Londres los ministros de Exteriores de Lituania, Gabrielius Landsbergis, y la de Reino Unido, Liz Truss, los cuales, a propuesta del mandatario báltico, han debatido sobre la posibilidad de que un conjunto de países, que no actuasen bajo bandera de la OTAN, escoltasen a los barcos que zarpan desde el puerto de Odessa con el fin de asegurar las mercancías alimentarias que navegan por el Mar Negro.

«No se pueden guardar los cereales y no es posible utilizar otras vías marinas que garanticen la carga de los barcos. Es importante que les mostremos a los países vulnerables que estamos preparados para tomar las decisiones necesarias para alimentar el mundo», ha señalado el ministro de Exteriores lituano.

Landsbergis ha sugerido que la operación no puede ser abanderada por la Alianza Atlántica y que los países que se vean más afectados por la falta de suministro, como Egipto, podrían participar en las maniobras de escolta.

«Esto es solo el principio. Lo peor está por venir en las próximas cinco o siete semanas cuando las primeras cosechas se recojan y no haya lugar en el que guardarlas. Eso significa que las poblaciones del norte de África, Oriente Medio y el sudeste asiático pagarán precios desorbitados por el trigo, maíz y otros productos que necesitan servir en sus mesas», ha recalcado el ministro lituano.

Tras la reunión con Landsbergis, la ministra de Exteriores británica ha afirmado que la flota naval de Reino Unido podría escoltar a los cargueros que transportasen cereales, además de ofrecer la ayuda británica para desminar la zona portuaria y proveer a Ucrania de armas de largo alcance que le permitan defender el puerto de Odesa de los ataques rusos.

«Lo que necesitamos es lidiar con la posible crisis alimentaria global y, por ello, estamos trabajando en una solución urgente que permita exportar el grano de Ucrania», ha informado la ministra de Exteriores, Liz Truss. Sin embargo, diversos analistas han señalado el peligro que representaría un movimiento de este tipo, ya que aunque no actuasen bajo la bandera de la OTAN, la rotura del bloqueo naval ruso podría ser interpretado como un acto de guerra por el Kremlin.

Primera visita de un ministro de Defensa desde 2005

Diecisiete años hacía que un ministro de Defensa británico no visitaba España, ha lamentado Robles, a lo que Wallace ha respondido manifestando su sorpresa por «no haber venido más».

La ministra, que ha calificado el encuentro de «muy positivo», ha asegurado que uno de los grandes fracasos del presidente ruso, Vladimir Putin, es que ha conseguido que la OTAN esté más unida que nunca en su apoyo a Ucrania y ha trasladado el compromiso de España y Reino Unido de seguir ayudando a este país.

En el mismo sentido, Wallace ha considerado que Putin se ha equivocado al no darse cuenta de que países como España y el Reino Unido y sus poblaciones «apoyan nuestros valores y los defienden aquí y en el extranjero».

Además, ha acusado a Rusia de estar usando armas como las violaciones y otros crímenes de guerra, de estar disparando a la gente joven y de engañar a la población ucraniana permitiendo que escapen y luego les ejecutan.

«Es un horror, es algo atroz», ha incidido Wallace, quien ha dicho estar contento de que tanto la OTAN como la Unión Europea estén unidas en este tema. «Que haya una OTAN unida y fuerte y que países como España y Reino Unido se encuentren tan unidos y próximos es una garantía de que las cosas van a ir bien», ha dicho, por su parte, Robles.

Cumbre «histórica»

La ministra ha calificado la cumbre de Madrid de «histórica», no solo porque se va a aprobar el nuevo concepto estratégico de la Alianza para los próximos diez años sino porque se van a incorporar dos nuevos miembros, Suecia y Finlandia, con lo que ya serán 32.

Además, según Robles, la cumbre va a marcar una nueva era en las relaciones con la UE, con la que a veces hay desencuentros, pero se ha puesto de relieve que cuando hay un enemigo común tanto la OTAN como Europa trabajan con los mismos objetivos y en la idea de complementariedad.

«La invasión de Ucrania ha demostrado que la OTAN goza de muy buena salud, es un firme baluarte de los derechos y ahí va a encontrar a nuestros dos países», ha subrayado.

Durante el encuentro han hablado también de la situación en África, que preocupa mucho a España y donde Rusia está «corrompiendo gobiernos», en palabras de Wallace, y ambos han coincidido en que la OTAN debe jugar un papel importante en ese continente.

Preguntado sobre si el Reino Unido va a aumentar la presencia militar en Gibraltar, el ministro británico ha señalado que ahora mismo hay menos capacidad militar que en el pasado y ha asegurado que su país es aliado de la OTAN y este enclave «no se usa de ninguna manera contra España». «Es un mito, no es cierto», ha zanjado Wallace.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D