The Objective
Publicidad
Internacional

Rusia redobla su ofensiva en el este de Ucrania y destruye una base militar

El ejército ruso ha lanzado este domingo una batería de ataques con bombardeos contra el este de Ucrania, Járkov (noreste) y Dnipró (centro)

Rusia redobla su ofensiva en el este de Ucrania y destruye una base militar

Locales pasan este domingo entre los escombros a las afueras de Cherníhiv, en el noreste de Ucrania. | Sergey Dolzhenko (EFE)

El Kremlin está fijando casi toda su atención militar en el este de Ucrania. El Ejército ruso ha anunciado este domingo la destrucción de la sede del batallón ucraniano Dnepr, situada en la región de Dnipropetrovsk, tras un ataque con misiles ocurrido el sábado por la noche. Rusia decidió lanzar el ataque tras la llegada de «refuerzos de mercenarios extranjeros», según ha informado el portavoz del Ministerio de Defensa ruso, el general Igor Konashenkov, en una sesión informativa el domingo.

«El cuartel general y la base del batallón Dnepr en la población de Zvonetskoye, región de Dnepropetrovsk, fueron destruidos por misiles de alta precisión lanzados desde el mar«, según Konashenkov, en declaraciones recogidas por Interfax.

Además, las autoridades ucranianas han denunciado que el aeropuerto de Dnipro, en el centro-este del país, ha sido completamente destruido en un ataque ruso. El jefe de la administración militar regional de Dnipropetrovsk, Valentyn Reznichenko, ha asegurado en su canal de Telegram que «ya no queda nada del aeropuerto, destruido junto a la infraestructura» anexa».

«Los cohetes siguen volando», ha denunciado el responsable mientras intenta aclarar informaciones sobre posibles víctimas del bombardeo.

El portavoz militar ha informado igualmente de que, desde el principio de la invasión rusa de Ucrania el 24 de febrero, las Fuerzas Armadas rusas han destruido 436 vehículos aéreos no tripulados (UAV), 232 sistemas de cohetes de lanzamiento múltiple (MLRS) y 2.052 tanques y vehículos blindados de las Fuerzas Armadas de Ucrania.

Asimismo, el portavoz también ha informado de la destrucción de lanzadores de los sistemas de misiles antiaéreos S-300 cerca de Starobogdanovka y en el aeródromo militar de Chuguev con misiles lanzados desde el aire.

En las últimas 24 horas, las fuerzas rusas han atacado 86 instalaciones militares de Ucrania, según el portavoz. Entre ellas se encuentran dos puestos de mando, dos depósitos de municiones, tres depósitos de combustible, tres instalaciones de sistemas de lanzamiento de cohetes múltiples, así como 49 puestos reforzados y almacenes de equipo militar.

Además, Rusia ha lanzado este domingo una ofensiva con bombardeos contra el este de Ucrania, Járkov (noreste) y Dnipró (centro). Dos personas han muerto y varias más han resultado heridas en la ciudad de Derhachi, (región de Járkov) según el gobernador ucranio de la región, Oleh Siniehubov.

En total, según las autoridades ucranianas, los rusos han llevado a cabo 66 ataques de artillería y Kiev también ha acusado a Moscú de haber bombardeado las regiones de Lugansk y Dnipró. Los ataques han golpeado varios edificios, han causado un incendio y han herido al menos a una persona. Entre los inmuebles golpeados se encuentra una escuela y una torre de viviendas en Sievierodonetsk (Lugansk), según el gobernador ucranio de la región, Serhiy Gaidai.

5.600 posibles crímenes de guerra

La Fiscalía de Ucrania está estudiando unos 5.600 casos de incidentes constitutivos de crímenes de guerra cometidos por Rusia desde el principio de su invasión del país, según ha informado este domingo la fiscal general del país, Irina Venediktova, en declaraciones a Sky News.

La Fiscalía ha estructurado estos incidentes en torno a un caso principal, como es la invasión rusa, que coloca como sospechosos a más de 500 altos cargos políticos y militares rusos. Venediktova ha acusado al presidente ruso, Vladimir Putin, de convertirse en el «principal criminal de guerra del siglo XXI», si bien ha reconocido que Putin, mientras siga al frente del país, no puede ser imputado sin una decisión de la Fiscalía del Tribunal Penal Internacional (TPI).

Precisamente el máximo responsable diplomático de la Unión Europea, Josep Borrell, ha anunciado una reunión este domingo con la Fiscalía del TPI para «discutir el apoyo personalizado e integral de la Misión de la Unión Europea en Ucrania» en relación a estos casos, comenzando por la masacre de más de 360 civiles en la localidad de Bucha a manos de las fuerzas rusas, según el Gobierno de Kiev y sus aliados.

Un soldado tapa con una manta a un civil asesinado en Bucha, Ucrania.

La fiscal también denunció como crimen de guerra el ataque del viernes contra una estación de tren en la ciudad de Kramatorsk, que dejó al menos medio centenar de muertos y más de un centenar de heridos. «Estas personas solo querían salvar sus vidas, querían ser evacuados. Eran mujeres, eran niños y solo querían salvar sus vidas», ha declarado la fiscal, quien ha reiterado que Ucrania cuenta con «pruebas» de que Rusia estuvo detrás del ataque. «Casi todas las regiones de Ucrania han sido bombardeadas y contamos con muchos datos concretos de cada región y cada ciudad», ha declarado la fiscal.

El Kremlin ha negado la comisión de crímenes de guerra durante la invasión de Ucrania y acusa por contra a los ucranianos de las muertes de su propia gente.

4,5 millones de refugiados

Por su parte, el Fondo de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) ha confirmado que más de 4,5 millones de ucranianos han escapado de su país desde el principio de la invasión rusa, el 24 de febrero.

Según el balance actualizado a este fin de semana, un total 4.503.954 personas han escapado del país, de las cuales 2,59 millones han llegado a Polonia. Rumanía ha acogido a 686.000 personas, seguida de Hungría, con más de 419.000.

Un hombre con un niño en brazos en el paso fronterizo de Porubne, en el oeste de Ucrania. | Lorena Sopêna (EP)

Rusia, por su parte, ha acogido a 404,418 personas, muchas de ellas procedentes de las disputadas regiones de Donetsk y Lugansk, en el este de Ucrania, y ahora mismo el gran epicentro del conflicto.

Un total de 476.000 personas han abandonado el país desde principios de mes, de acuerdo con los datos recogidos por la agencia de la ONU.

También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D