The Objective
Publicidad
Gente

'Masterchef': Pepe Rodríguez desvela su pasado ligado al mundo de la droga

El cocinero contó su experiencia para infundir ánimos a uno de los aspirantes a la nueva edición de ‘MasterChef’

'Masterchef': Pepe Rodríguez desvela su pasado ligado al mundo de la droga

Gtres

Cuatro meses después de la final de MasterChef Celebrity 6, una de las más polémicas por todo lo que rodeó la participación de Verónica Forqué, TVE estrenó la noche del lunes la décima edición del talent culinario con participantes anónimos. Diez años de programa que ha ido evolucionando en todos los aspectos, incluyendo al casting de concursantes.

Los perfiles de los aspirantes han ido cambiando o más bien mostrando, desde un principio, las historias que tienen detrás. Ya lo dijeron los jueces hace unos días antes de volver a la pequeña pantalla: «esto es televisión». Y al espectador no solo le interesa la destreza en los fogones que muestran los cocineros amateurs, sino también lo que ha ocurrido en sus vidas.

Suelen ser historias de superación, junto con perfiles marcados. Entre ellos el del chef que es todo desparpajo, el que tiene un férreo carácter y el del divertido y ‘loco’ que revoluciona cocinas, cocinados, y hasta a los jueces. Son muchas las vidas que se conocen el día del estreno de cada edición y, aunque no todos consiguen entrar, hay quien también tienen algo en común con Samantha Vallejo-Nágera, Jordi Cruz o Pepe Rodríguez.

'MasterChef' ya ha estrenado su edición número 10. Gtres
‘MasterChef’ ya ha estrenado su edición número 10. Gtres

Precisamente el chef toledano tuvo anoche su parte de protagonismo. Todo por tener un mismo hilo conductor con uno de los aspirantes. David reconoció que ha tenido un pasado muy complicado marcado por sus «conductas adictivas». Hasta el punto de que su relación familiar se ha visto resentida: «Cuando estás en el infierno no te queda otra que salir adelante», reconoció el aspirante ante un jurado emocionado.

Pepe tomó la palabra y desveló entonces que conoce «mucho ese tema y tiene mucho mérito». Todo porque en una etapa de su vida tuvo relación con la drogadicción al colaborar con una asociación que ayuda precisamente a salir de estos problemas de adicciones.

La faceta desconocida de Pepe Rodríguez

«No hay mejor lema que poder ayudar a los demás, tú ya lo estás haciendo porque tienes una deuda con esa gente que ha estado detrás. Ahora estás fuera, disfrútalo, qué suerte que tienes un futuro esplendoroso», comenzó diciéndole Pepe al concursante. «Yo te voy a dar la oportunidad. Te vas a comer el mundo y quiero que te lo comas con nosotros», le dijo al darle el ‘sí’ que le convirtió en concursante oficial de la décima entrega.

No es la primera vez que el cocinero hace referencia a ese momento vital. Lo contó hace un tiempo en La Vanguardia. «En mi pueblo había un profesor que había dejado la docencia y cuando yo estaba tomando copas con mis amigos, lo veíamos con esos chavales a los que intentaba reinsertar. Y yo pensaba mucho sobre aquello», desveló.

El chef toledano colaboró hace tiempo con una asociación que ayudaba a personas con problemas de drogas. TVE
El chef toledano colaboró hace tiempo con una asociación que ayudaba a personas con problemas de drogas. TVE

«Un día me crucé con él y no pude contenerme. Le pregunté si necesitaba algo y me dijo que al día siguiente me esperaba en su casa. A partir de entonces estuvimos un montón de años llevando a adictos a centros, montamos una asociación, colaboramos con las familias y con psicólogos. Le dedicamos nuestro tiempo a esa causa y fue una etapa preciosa».

Dos ex y una pedida de mano en el estreno de ‘MasterChef 10’

De principio a fin, el estreno del espacio gastronómico suele empezar pisando fuerte. El formato da el pistoletazo de salida a sus ediciones con aspirantes anónimos con una prueba final, previa a saber si finalmente son seleccionados para concursar. Son 50 los amateurs que llegan a este último cocinado. Ahí es cuando se muestran los distintos perfiles y donde ocurren otras anécdotas que no dejan indiferente a nadie. Por eso es un talent que ‘engancha’ desde el primer momento.

Esta décima edición comenzó con 40 minutos para elaborar un plato libre que terminaron frente al jurado que escogió a los 16 afortunados, incluyendo a David. El «emprendedor», como así se definió, forma parte del plantel de aspirantes junto con Giraldo, Yannik, Berto, Iván, Jokin, Luismi, Eva, María Lo, Patricia, Teresa, Verónica, Julia, Claudia, Paula y Adrián.

Además de la historia de David, los fans de MasterChef vivieron un auténtico y sorprendente culebrón cuando dos aspirantes, Teresa y María Lo, se vieron las caras ante los miembros del jurado. Habían sido pareja y, según explicaron, la primera se quedó con el corazón roto. No se habían visto desde su separación. Así que para poner la guinda del pastel, el jurado pidió que sus respectivas parejas actuales entraran para conocerse y de paso despedirse de ellas, porque ambas estaban dentro del concurso.

Con ellas empezó fuerte el programa que vivió otro ‘momentazo’ gracias a Adrián y su exaltación del amor. Retar a los jueces es lo que tiene, que puedes terminar el cocinado final siendo concursante oficial de MasterChef 10 y también con planes de boda. El chef prometió a Samantha, Jordi y Pepe que le pediría matrimonio a su novia Raquel si pasaba la prueba. Unas manitas de cerdo a la vizcaína tuvieron la culpa de que el aspirante terminara hincando rodilla. «Lo que ha unido MasterChef, que no lo separe nadie», exclamó Pepe Rodríguez.

Un eurofan, una aspirante con un TOC y una segunda oportunidad

Tras ellos, entraron Iván y Jokin. Dos concursantes que dejaron en ‘shock’ a la audiencia con sus respectivos perfiles. El primero es un comercial de 38 años que explicó que aprendió a cocinar cuando su madre falleció a causa de un infarto y entonces no supo más de su padre. Una historia triste pero que es todo un ejemplo de resiliencia. Por su parte Jokin, de 30 años, es un financiero vasco que no tuvo reparo en asegurar que llegaba al programa para ganar. Queda toda la edición por delante y, por el momento, sí se ganó el delantal blanco que le daba el pase a la escuela de cocina.

Tras los participantes con las historias más emotivas llegaron los que parece que van a garantizar los buenos ratos en el concurso. Paula, una aspirante de lo más dicharachera con «TOC con los signos del zodíaco». Claudia, 28 años y de Gerona, desveló su nombre y sus datos después de presentar todas sus operaciones estéticas y a su «culo infiltrado». Parecía que de traseros iba la noche cuando entró en cocinas Luismi. Un bombero d 35 años que puso el ‘toque dulce’ a su minuto de oro ‘perreando’ frente a los jueces. Todo con la intención de presumir de «culo de caramelo».

Tras el deleite estético tanto por delante como por detrás de estos dos concursantes hizo su aparición estelar Yannick. Un belga de 28 años que se definió como un «friki de Eurovisión» y que consiguió conquistar a los twitteros que ya le dan como ganador de esta edición número diez del concurso. Y aunque los repescados suelen aparecer a mitad de concurso, en esta ocasión la segunda oportunidad se la dieron a dos aprendices que ya intentaron concursar el año pasado. Verónica y Berto, que ya tuvo sus más y sus menos con Arnau en la edición anterior y que, tras este primer programa terminó siendo el primer expulsado de MasterChef 10.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D