The Objective
Publicidad
Gente

Isabel Pantoja rompe su silencio tras un año: «No soy rencorosa ni envidiosa»

Ha pasado casi un año desde que la tonadillera hizo su última aparición pública

Isabel Pantoja rompe su silencio tras un año: «No soy rencorosa ni envidiosa»

Gtres

Ha sido casi un año sin hablar. Isabel Pantoja ha roto su silencio 286 días después de su última aparición pública. Fue el 29 de abril del año pasado cuando presentó Top Star en Telecinco. En aquel momento la situación con su hijo ya era bastante tensa, pero no quiso hacer referencia a la polémica familiar que vivía desde hacía meses.

Precisamente ha sido en la cadena de Fuencarral en la que ha vuelto a pronunciarse. Un periodista del equipo de redacción de Sálvame conseguía mantener una breve conversación de siete minutos con la tonadillera durante la que aclaró cuál es su situación, su estado de ánimo y sus planes de futuro. Porque los tiene. Y pasan, como no podía ser de otra manera, por volver al trabajo.

Han pasado 286 días desde la última vez que Isabel Pantoja apareció en público. Gtres
Han pasado 286 días desde la última vez que Isabel Pantoja apareció en público. Gtres

No entró en detalle en cuanto a su parecer después de la última entrevista de su hijo Kiko. Tampoco habló sobre su situación económica, ni hizo siquiera referencia al especial protagonizado por su última pareja, Julián Muñoz. Pero dio titulares que sin duda traerán cola, especialmente por el momento de tensión que está viviendo el clan en las últimas semanas.

Isabel Pantoja tras la muerte de su madre: «Soy huérfana»

La intérprete de Marinero de luces respondió con tono amable y cercano, como hacía tiempo que no lo hacía. Comenzó reconociendo que no está bien de ánimos: «No es fácil, con lo de mi madre no lo estoy pasando bien. Lo que menos ganas tengo es de hablar, la verdad», dijo con pesar. Está triste, pero confirmó que no está sola porque su hermano Agustín está siendo un gran apoyo para ella.

Isabel recalcó que se ha quedado huérfana después de perder a su madre. La unión entre ellas era fortísima. Doña Ana fue su bastón desde un principio, pero de una manera especial cuando la cantante se quedó viuda con un hijo de meses. En los últimos años, y debido a la salud de su progenitora, la artista ha estado volcada en sus cuidados.

La tonadillera ha roto su silencio en una conversación de siete minutos con el programa 'Sálvame'. Mediaset
La tonadillera ha roto su silencio en una conversación de siete minutos con el programa ‘Sálvame’. Mediaset

Pantoja confirmó cómo es su vida ahora y negó estar encerrada en Cantora.  «¿Quién te ha dicho que estoy encerrada en una casa?», preguntó antes de desvelar que además del cariño de sus fans, también cuenta con «profesionales que me ayudan». Además, explicó que su vida tiene «muchas cosas buenas», por ejemplo, el hecho de no ser «ni rencorosa ni envidiosa ni nada que termine en ‘osa’».

Habla del karma, ¿una indirecta a la polémica con su hijo?

«¿El karma siempre vuelve?», le preguntó el periodista. Ella respondió de manera rotunda: «Sí. Hay veces que se ve y otras que no, o llega más tarde de lo que uno quisiera». ¿Es una indirecta a todo lo que está viviendo con su hijo? Ha pasado más de un año y medio desde que todo saltó por los aires. Kiko Rivera se sentó en el Deluxe para desvelar que estaba atravesando una depresión, su madre levantó el teléfono para animarle, pero ocurrió todo lo contrario.

La guerra familiar en el clan Pantoja lleva vigente un año y medio. Gtres
La guerra familiar en el clan Pantoja lleva vigente un año y medio. Gtres

Semanas después comenzó la guerra televisiva entre madre e hijo. El Dj protagonizó dos programas especiales que titularon Cantora: la herencia envenenada. En ellos descubrió el varapalo que supuso para él encontrar las pertenencias de su padre que Isabel siempre negó tener, además de sacar a la luz papeles por los que acusó a Isabel de haberle engañado en cuanto al montante económico que le correspondió como legado de Paquirri. Después protagonizó varias exclusivas en las que sus declaraciones eran cada vez más incendiarias, llegando incluso a demandar judicialmente a su tío Agustín.

Sin hacer referencia clara a esta guerra, Isabel se mostró resignada durante la charla con el programa. «Lo que tenga que pasar, lo que tenga que suceder, va a suceder ante eso pues ese es el destino de cada persona y nada más».

Isabel Pantoja no felicitó a su hijo el día de su 38 cumpleaños

Kiko Rivera también ha vuelto a hablar. Él, a diferencia de su madre, lo hizo en directo en el mismo espacio de televisión. El DJ está en el ojo del huracán después de la última entrevista publicada en la que destroza a su hermana y a su madre. El hijo mayor de Isabel Pantoja cumplió 38 años el miércoles, un día agridulce marcado por las ausencias tanto físicas como telefónicas.

Kiko cumplió 38 años y ni su madre ni su hermana le felicitaron. @riverakiko
Kiko cumplió 38 años y ni su madre ni su hermana le felicitaron. @riverakiko

Él mismo lo contó. La única Pantoja que sí le felicitó en su día fue su prima Anabel. Eso sí, lo hizo a través de un mensaje de whatsapp. Las cosas siguen tirantes también entre ellos, pero lo cortés no quita lo valiente y es de sobra conocido que la influencer le adora. Lo que no quita para que el marido de Irene Rosales se quejara por las grandes ausentes. «Uno no es de piedra, tiene sentimientos y en determinados momentos de tu vida te acuerdas de los tuyos, al final son los tuyos por muy mal que te lleves», afirmó de manera contundente.

A pesar del problema familiar y de los ataques que ha dirigido a Isabel Pantoja y a Isa, echó de menos su felicitación. Gtres
A pesar del problema familiar y de los ataques que ha dirigido a Isabel Pantoja y a Isa, echó de menos su felicitación. Gtres

Rivera Pantoja aprovechó para volver a pedir perdón a su hermana pequeña. Lo hizo con un mensaje días después de la polémica entrevista en la que afirmó haberla pegado una vez que intentó suicidarse. Kiko desveló un dramático episodio familiar hasta el momento desconocido, que dejó a todos con la boca abierta. A raíz de esto, Isa está triste, no entiende lo que ha hecho su hermano y ha llegado incluso a ponerse en manos de sus abogados para valorar si interpone una demanda contra él.

No acepta las disculpas de su hermano, que en la tarde del jueves explicó que los intentos por ponerse en contacto con ella habían sido infructuosos. «Mi cabeza necesita estar tranquila en ese sentido». Pero la colaboradora de El programa de Ana Rosa no le ha respondido. Y Kiko se queja: «Yo también tengo sentimientos, llevo año y medio bastante mal. Mi cabeza no está del todo bien, se está recuperando, es un palo bastante gordo».

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D