The Objective
Publicidad
Gastronomía

Crema catalana: receta fácil para poder preparar este típico postre

Con un sabor similar al del flan, estamos ante uno de los platos dulces más conocidos de la gastronomía española

Crema catalana: receta fácil para poder preparar este típico postre

Resultado final de la crema catalana, uno de los postres más conocidos de nuestra gastronomía. | Scoolinary

La crema catalana entra dentro de la categoría de postres ilustre de la cocina española. La definición más sencilla que se puede ofrecer es que estamos ante un flan líquido con una superficie de azúcar quemada. Y es que es ese toque el que le aporta un sabor y un aspecto inconfundible.

De hecho, según cuentan en Cuina, la receta de la crema catalana ha variado muy poco desde su creación. Detallan que las primeras elaboraciones de este postre ya incluían entre sus ingredientes el limón y la canela. Son esos dos ingredientes otras de las claves de la receta. Es importante que lo tengas en cuenta a la hora de su preparación.

Pero, ¿cuándo se comenzó a preparar la crema catalana? Y aunque esa es una pregunta complicada de responder, sí se puede indicar que en dos recetarios en catalán (Llibre de Sent Soví (1324) y Llibre del Coch (1520)) aparecen unas elaboraciones cuyos ingredientes son la leche de cabra y los huevos. Esto podría ser el origen de la actual crema catalana.

Crema catalana
La crema catalana con la superficie de azucar quemada. | Flickr

La receta que hoy te traemos a THE OBJECTIVE es del cocinero y asesor gastronómico Miquel Antoja, con experiencia en las cocinas de Ramón Freixa o Carme Ruscalleda. Actualmente colabora con Scoolinary.

Ingredientes para hacer crema catalana

  • Un litro de leche entera
  • Cinco huevos medianos
  • 125 gramos Azúcar
  • 35 gramos de maicena (harina de almidón de maíz)
  • La piel de media naranja
  • La piel de un limón
  • Una rama de canela

Pasos para su elaboración

  1. Comenzamos añadiendo en un bol la maicena y el azúcar. Mezclamos para que los dos ingredientes se integren bien. Incorporamos 100 mililitros de leche y mezclamos con la ayuda de unas varillas. Hacemos lo mismo con los cinco huevos. Removemos bien hasta que se unifique el color.
  2. En un cazo echamos el resto de leche, la rama de canela partida en dos y las pieles de la media naranja y del limón. Es importante que intentes quitar la mayor parte de la zona blanca del interior de las pieles, ya que esto puede llegar a amargar el resultado final. Llevamos todo ello a ebullición y cuando hierva apartamos, tapamos con papel film y dejamos infusionar durante diez minutos.
  3. Colamos la leche infusionada y la añadimos en el bol en el que tenemos la mezcla con los huevos. Del mismo modo, añadimos toda esa mezcla en el cazo en el que hemos infusionado la leche (vigilando que no quede ningún trozo de piel ni de canela). Lo ponemos a fuego fuerte y no dejamos de remover con las varillas. Cuando empiece a hervir dejamos un minuto y retiramos.
  4. Colocamos el resultado de la crema catalana en los recipientes en los que va a ser servido este postre. Es mejor si son individuales. Dejamos reposar fuera y cuando se hayan templado los introducimos en la nevera durante, al menos, una hora.
  5. Podrías consumirlo así, pero es mucho mejor con el azúcar tostado. Para ello cubrimos toda la superficie de la crema catalana de azúcar y quemamos con un soplete de cocina o una pala para quemar.

Como has podido comprobar, su elaboración no requiere mucha técnica, pero sí tendrás que tener en cuenta los tiempos de elaboración. Sobre todo, hay que saber que nunca se va a poder consumir nada más prepararse, ya que necesita estar esa hora, como mínimo, en el frigorífico para que adquiera la típica textura de crema catalana.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D