The Objective
Publicidad
España

El PSOE baraja la opción de Javier Solana para liderar su candidatura a la alcaldía de Madrid

Los socialistas madrileños admiten estar negociando con «personas muy potentes» para encabezar su lista en las elecciones municipales de mayo de 2023

El PSOE baraja la opción de Javier Solana para liderar su candidatura a la alcaldía de Madrid

Javier Solana, en una imagen de archivo.

La candidatura del PSOE en Madrid sigue en el aire. Ferraz ha descartado a la delegada del Gobierno, Mercedes González, para medirse a José Luis Martínez-Almeida por la alcaldía. Era la principal favorita. Las posibilidades de que desembarque un ministro en la capital son escasas. La estrategia del partido pasa por presentar a alguien «incuestionable», por lo que ya «negocia con dos o tres personas muy potentes». Entre ellas se encontrarían Luis García Montero y el histórico dirigente Javier Solana. El número tres de los socialistas, Santos Cerdán, ha calificado los acercamientos al poeta granadino de «ocurrencia».

Hasta ahora han salido a la palestra los nombres de los ministros Margarita Robles, Fernando Grande-Marlaska, Reyes Maroto y Pilar Llop. También ha aparecido el de Félix Bolaños, aunque parece menos probable. El propio Pedro Sánchez ha tenido que salir al paso de los rumores descartando una crisis de Gobierno pensando en las elecciones. Fuentes del PSOE revelan a THE OBJECTIVE que las opciones de que un ministro lidere la candidatura por la alcaldía en Madrid son escasas.

Destacados socialistas admiten estar negociando «con dos o tres nombres potentes, reconocidos y reconocibles». Uno de los que aparecen en el horizonte es el de Javier Solana, madrileño, con una trayectoria política destacada y con vinculación con el partido, algo que piden muchos militantes para no repetir experiencias pasadas. Especialmente, la acontecida en 2019, cuando lideró la lista Pepu Hernández, un paracaidista que obtuvo ocho concejales, el peor resultado del PSOE en la capital.

El viejo profesor

En una entrevista con este diario, el secretario general del PSOE en Madrid, Juan Lobato, ha reconocido que Madrid es «un objetivo claro y absolutamente estratégico» para su partido. «Por eso vamos a ir con todo a por la ciudad». De momento no hay nada cerrado, pero los nombres ya empiezan a florecer. La formación ha decidido poner el foco en la candidatura regional, que espera encabezar Lobato. Para eso debe superar las primarias que se celebrarán en octubre. Las de la capital se han pospuesto hasta diciembre.

«Tenemos que presentar la continuación a Enrique Tierno Galván, a Manuela Carmena y lo que corresponde ahora, que represente a esa mayoría progresista de Madrid», reconoce el líder de los socialistas madrileños. Unas palabras que, para muchos, abren las puertas a Javier Solana, que fue ministro con Felipe González, secretario general de la OTAN y alto representante para la Política Exterior de la UE.

García Montero en la presentación de su último libro. | Foto: Ricardo Rubio (Europa Press)

El entorno de Lobato asegura que su intención es recuperar al «viejo PSOE». Sin embargo, la opción Solana cuenta con partidarios y detractores. Los primeros reconocen que es una persona de partido, vinculada a Madrid y con un perfil incontestable. Otros admiten que su edad, 80 años, supone un problema, aunque hay quien pone el ejemplo de Carmena, que abandonó la alcaldía con 75 años.

«Solana sería la cara visible. Si le acompaña un buen grupo, puede liderar una candidatura muy fuerte», sostiene un dirigente del PSOE. La familia socialista cree que es el momento perfecto para «dar la pelea» en la capital, donde no gobiernan desde 1989, con Juan Barranco, quien sustituyó a Tierno Galván tras su muerte. Están convencidos de que el perfil de Solana recuerda al del viejo profesor. Este diario ha tratado sin éxito de ponerse en contacto con el exministro de Asuntos Exteriores.

La opción García Montero

No es el único nombre que se baraja. Lobato ha reconocido que no tiene por qué ser un político profesional. García Montero lleva días sonando en la escena política madrileña. El run run ha llegado hasta el Palacio de Cibeles, sede del Ayuntamiento. Hay cierta preocupación entre las formaciones progresistas, especialmente en Más Madrid. Los de Rita Maestre entienden que la comparecencia del poeta granadino podría dar alas al PSOE y robarles la supremacía de la izquierda en la capital.

«Hombre, por favor. Ocurrencias ninguna», ha declarado Santos Cerdán este sábado a su llegada al Consejo Político Federal del PSOE. El secretario de Organización nacional ha descartado de forma rotunda que se esté pensando en García Montero como posible candidato al Ayuntamiento de Madrid. Otras fuentes socialistas aseguran que su irrupción en la escena es mucho más que un rumor. Además, reconocen que cumple el perfil de prestigio social y ambición que se requiere.

García Montero no escapa al ruido mediático. Consultado por THE OBJECTIVE asegura que nadie del PSOE le ha propuesto nada, aunque tampoco cierra la puerta. Muchos dirigentes socialistas le ven como el candidato perfecto para la capital porque «cuenta con relato». Lo tiene, argumentan, desde que el alcalde «despreciara» la figura de su esposa, la escritora Almudena Grandes, fallecida en noviembre.

Martínez-Almeida se resistió a dar el pésame públicamente y a otorgarle el reconocimiento de Hija Predilecta. Si lo hizo fue a petición del Grupo Mixto y con la finalidad de sacar adelante los presupuestos de este ejercicio. El nombre de García Montero como candidato comenzó a tomar consistencia después de que el PSOE decidiera retrasar las primarias para Madrid capital hasta diciembre. Otras fuentes sostienen que es posible que esa fecha vuelva a retrasarse hasta principios de 2023.

El poeta granadino cuenta con una interlocución fluida con la cúpula socialista por su condición de director del Instituto Cervantes. Además, come una o dos veces al mes con el presidente del Gobierno, del que depende la decisión en última instancia. Varios dirigentes del PSOE reconocen que el partido pensó en el viudo de Almudena Grandes, pero que se abortó el plan al advertirse varios obstáculos. «No es político, no es del partido y ya fue candidato de IU en 2015, cuando no llegó al umbral del 5%».

Zapatero y Sánchez en un acto del PSOE en Castilla y León. | Foto: Secundino Pérez (Europa Press)

«Hablan de una persona incontestable. La única incontestable en Madrid es Cristina Narbona, pero nunca ha dado el paso y no creo que lo vaya a dar ahora», admite un alto cargo socialista. Otras fuentes incluyen en la ecuación a José Luis Rodríguez Zapatero, pero el expresidente del Gobierno no parece dispuesto y hay quien cree que generaría cierto rechazo en buena parte del electorado. También han salido a relucir los nombres del antiguo secretario general del PSOE en Madrid, José Manuel Franco, y el del parlamentario Jesús Celada, aunque sus opciones son prácticamente nulas.

No hay que descartar la opción municipalista. Mar Espinar y Enma López, actuales concejales, han mostrado interés en concurrir a las primarias, aunque de momento no han anunciado sus planes. Quien finalmente no dará el paso será Mercedes González, edil en los dos últimos mandatos. Desde el Consistorio saltó a la Delegación del Gobierno en Madrid. Hasta ahora era la favorita para liderar la candidatura en la capital, incluso la auparon a la secretaría de la recién creada agrupación local en noviembre. Ferraz acabó por desestimarla por su bajo perfil mediático.

También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D