The Objective
Publicidad
España

Rivera, Álvarez de Toledo y Cantó lideran un manifiesto contra el «sesgo» de Wikipedia

Decenas de personas influyentes de la política y la cultura españolas exigen neutralidad a la enciclopedia online con 36 millones de visitas diarias

Rivera, Álvarez de Toledo y Cantó lideran un manifiesto contra el «sesgo» de Wikipedia

Toni Cantó y Albert Rivera en el Congreso de los Diputados. | Gtres

Decenas de personas influyentes en España, entre las que destacan Albert Rivera, Cayetana Álvarez de Toledo y Toni Cantó, publican este jueves un manifiesto contra la «falta de neutralidad» y el «evidente sesgo político» de Wikipedia. El promotor de la iniciativa ha sido el economista Daniel Lacalle, pero se han adherido otros personajes relevantes del panorama político e intelectual. Entre ellos, colaboradores de THE OBJECTIVE como Félix de Azúa, Lucía Etxebarria, Sonia Sierra, Jorge Vilches, Xavier Pericay, Guadalupe Sánchez o Cristina Casabón.

Los firmantes cargan contra la enciclopedia online, que recibe 36 millones de visitas al día, por considerar que sus páginas «son editadas por personas que, ocultándose tras cuentas anónimas de editor, aprovechan para realizar activismo político, bien sea incluyendo datos erróneos o falsos, bien seleccionando noticias de medios de comunicación con un claro sesgo político e ideológico, que remiten a informaciones controvertidas, tergiversadas, insidiosas o inexactas que, a todas luces, quiebran la exigencia de neutralidad en la que se funda Wikipedia».

Lacalle ha querido aglutinar a todo el espectro del centro-derecha español (así como a históricos de izquierdas críticos con el Gobierno de Pedro Sánchez como Joaquín Leguina) en un manifiesto contra «las informaciones inexactas o no neutrales a pesar de que, por un lado, inducen a error a las millones de personas que consultan de buena fe esa página web y, por otro lado, menoscaban gravemente el honor y la consideración personal y profesional de quienes firman este manifiesto».

En conversación con este medio, el economista explica que la iniciativa nace porque «en conversaciones con personas públicas españolas entre finales del año pasado y principios de este, nos dimos cuenta de que lo que nos pasaba a muchos con Wikipedia no era casual ni un problema puntual sino una práctica generalizada»: «Somos decenas de personas que se encuentran con el vandalismo de editores anónimos y con la imposibilidad luego de corregir errores sobre nuestra propia biografía».

En este sentido, el político del Partido Popular Adolfo Suárez Illana no ha podido editar la información biográfica referente a su padre, expresidente del Gobierno, que él mismo sabía inexacta. Es tan sólo uno de los casos. La escritora franco-española Zoe Valdés ya denunció en un artículo en Libertad Digital que se enteró por su editora de que Wikipedia la vinculaba de una manera muy directa a Vox, a Matteo Salvini, el jefe de La Liga del Norte, y al entonces presidente americano Donald Trump. No pudo cambiar una coma.

«Mi elección política es privada y sólo me pertenece a mí. Soy, como ya he dicho hasta el hartazgo y he probado con mi obra literaria y periodística, profundamente antifascista y anticomunista (lo que es lo mismo). De ahí no me sacará nadie, ni le permito a nadie que ponga en duda mi combate, que es el combate por la Libertad. Porque mi único partido político, al que yo me adhiero como mujer, como madre, como escritora y como exiliada cubana, se llama Libertad», zanjó Valdés.

Informaciones «insidiosas»

«Especial énfasis debemos poner en las nefastas consecuencias que los datos falsos y erróneos o las informaciones insidiosas y tergiversadas están teniendo en el ámbito académico, ya que llegan a afectar de forma negativa en las calificaciones de los estudiantes», abunda el texto al que ha tenido acceso este medio, y al que ya se pueden adherir los lectores desde este momento.

«Por todo lo expuesto, consideramos fundamental que, por parte de Wikipedia, se adopten las medidas necesarias para evitar informaciones sesgadas, parciales, o erróneas, impidiendo que sus páginas sean vandalizadas por editores que, actuando como activistas políticos, persiguen predisponer a los lectores de la enciclopedia digital contra personajes de la esfera pública española e internacional, incluidos algunos de los firmantes», zanja el comunicado.

Daniel Lacalle espera que el manifiesto logre las suficientes adhesiones para «que haya un concienciamiento sobre la falta de rigor y objetividad en una fuente que se supone enciclopédica, y que Wikipedia sea consciente de que el hecho de que no sea fuente primaria no le quita responsabilidad. También alertar a alumnos, estudiantes y profesionales que utilizan Wikipedia como una fuente de información fiable, lo que es un riesgo para sus resultados académicos». Todo esto, movido por la voluntad de que la enciclopedia online se convierta en una fuente neutral y objetiva de información.

Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D