The Objective
Publicidad
España

Una treintena de cargos de Ciudadanos se organizan para pedir la dimisión de Arrimadas

Nace Somos Cs, la rebelión más importante de cargos públicos y orgánicos dentro de la formación liberal contra la actual dirección

Una treintena de cargos de Ciudadanos se organizan para pedir la dimisión de Arrimadas

Inés Arrimadas, presidenta de Ciudadanos. | Eduardo Parra (EP)

Una treintena de cargos públicos y orgánicos de Ciudadanos, entre ellos diputados autonómicos y representantes municipales, han lanzado este lunes la plataforma Somos Cs en la que reclaman la dimisión de la Ejecutiva de Inés Arrimadas y la convocatoria «inmediata» de una asamblea extraordinaria «para que todos los afiliados decidan, en libertad, una nueva estrategia y una nueva dirección».

El movimiento, adelantado por El País y confirmado por fuentes de esta nueva plataforma a THE OBJECTIVE, está impulsado por cargos como la diputada en las Cortes de Aragón y exdirigente nacional con Albert Rivera, Susana Gaspar; el actual portavoz adjunto del grupo parlamentario en Asturias y secretario de Organización en dicha región, Sergio García; el diputado provincial por Alicante, Javier Gutiérrez; el diputado provincial de Jaén, Ilde Ruiz; la exsenadora por Andalucía y exsecretaria de Organización andaluza, Mar Hormigo; la vicealcaldesa de Zaragoza, Sara Fernández; la portavoz del grupo parlamentario de Asturias, Susana Fernández; la vicealcaldesa de Alicante, Mari Carmen Sánchez; el diputado y secretario de Acción Institucional de Aragón, Carlos Ortas o el diputado provincial por Valencia, Juan Córdoba, entre otros.

La creación de Somos Cs viene acompañada de una página web (www.somosciudadanos.es) y un manifiesto que «pone en valor
la historia, los principios y valores» que han caracterizado a Ciudadanos. Además, repasa los últimos años del partido bajo la dirección de Inés Arrimadas y su equipo, así como los motivos que «les han obligado a dar un paso al frente».

Recogida de firmas en los estatutos de Ciudadanos

Se trata de la rebelión más importante y organizada de cargos públicos y orgánicos de la formación liberal contra el equipo de Arrimadas y se ha gestado, sobre todo, en Asturias, Aragón y Comunidad Valenciana. La portavoz del movimiento es la actual jefa de prensa de Cs Asturias, María Díaz.

El partido puede destituirlos de sus actuales cargos orgánicos, pero no expulsarles pues promover una recogida de firmas entra dentro de los estatutos, donde se contempla la posibilidad de la destitución de la Ejecutiva y y la convocatoria de un congreso extraordinario si se logran reunir un tercio de las firmas de los afiliados, que en la actualidad ronda la cifra de los 6.000.

Somos Cs se queja en su manifiesto en que Arrimadas y su equipo han abandonado «la defensa de los principios y valores que caracterizaban a Ciudadanos» en la etapa de Rivera. «Los constantes pactos con el gobierno de Pedro Sánchez y Podemos, tanto en el Congreso como para impulsar mociones de censura en la Región de Murcia y la Comunidad de Madrid y en otros municipios, son un claro ejemplo de la deriva a la que la actual dirección está llevando al partido. Este no era el Ciudadanos por el que nos ilusionamos y afiliamos».

En su opinión, «los errores estratégicos y la falta de autocrítica, con una huida hacia adelante, se ha instalado en toda la dirección del partido» que dirige Arrimadas. «Ni la pérdida continua de apoyo electoral ni la fuga constante de afiliados y cargos ha originado un mínimo cambio por parte de la dirección. Hemos pasado de 166 diputados autonómicos a 43, de cerca de 30.000 afiliados a 6.000 y los sondeos tampoco son nada optimistas», subrayan los firmantes del manifiesto.

Ante la posibilidad de que Ciudadanos desaparezca al quedarse por debajo del 2% de voto, advierten de que en el partido conviven «dos almas» en la actualidad. «Los que vinimos atraídos por sus ideas y valores, y nos dejamos la piel, altruistamente, para construir y hacer crecer este proyecto liderado por Albert Rivera. Y los que se afiliaron al calor de las encuestas, viniendo a mesa puesta, exigiendo puestos y cargos, convirtiéndose en el núcleo más cercano a Inés Arrimadas que la han convertido en una
presidenta despegada de la realidad».

Estos cargos públicos y orgánicos lamentan que la actual líder de Ciudadanos utilice al partido «como escudo para ocultar su
propia crisis
», que no pise la calle ni visite los territorios ni a los cargos «que están día a día cerca de los afiliados y de los ciudadanos».

«Ha llegado el momento de dar la voz a los afiliados y que ellos decidan, en una asamblea general extraordinaria, qué refundación quieren. El problema de Cs no es el logo, ni el color, ni los afiliados, ni de aquellos que dimitieron de sus responsabilidades ejecutivas hace ya casi tres años. El problema de Cs es el de las personas que lo dirigen estos últimos años, que anteponen sus intereses personales y económicos, atrincherándose en el cargo, al interés general del partido y de España», hacen hincapié.

Por todo ello, los firmantes de este manifiesto piden la dimisión «inmediata» del Comité Ejecutivo y la convocatoria de una asamblea extraordinaria para que los afiliados elijan una nueva dirección y una nueva estrategia política. «No existen ya excusas para no hacerlo de manera urgente. Con las elecciones municipales y autonómicas a la vuelta de la esquina, la dirección del partido quiere, otra vez, ganar tiempo para poner a los afiliados contra la espada y la pared en enero. Demasiado tarde», concluyen.

También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D