The Objective
Publicidad
España

Alfonso Serrano: «La marca PP pesa mucho, pero la presidenta Ayuso es un plus»

Conversamos con el secretario general del PP de Madrid, que hace un repaso por la actualidad política nacional, sin escatimar en críticas a Pedro Sánchez y su Gobierno

El número dos del PP madrileño nos visita en la redacción de THE OBJECTIVE y no vacila a la hora de afirmar que Pedro Sánchez es el peor presidente, y su equipo el peor Gobierno que ha tenido España.

Alfonso Serrano entra en todas y cada una de las últimas polémicas y batallas desencadenadas entre el Ejecutivo nacional y el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso de quien afirma que, igual que el andaluz Juanma Moreno, están por encima y aportan un plus a la propia marca PP.

Con respecto al último rifirrafe, a cuenta del plan de ahorro energético, Serrano considera «insultante» que Sánchez exija esfuerzos y ahorro energético a los comerciantes mientras va en helicóptero en un trayecto tan corto como el que dista entre el Palacio de la Moncloa y la base aérea de Torrejón. Reprocha al presidente del Gobierno su falta de diálogo con los sectores afectados y niega que el Gobierno madrileño vaya por libre en sus decisiones frente al resto de comunidades gobernadas por el PP. Ese es un invento, según el secretario general del PP, de una izquierda que basa toda su campaña en buscar fricciones inexistentes en el seno del PP, presa del nerviosismo al ver próxima su salida de La Moncloa.

PREGUNTA.- La Comunidad de Madrid ha anunciado recurso contra el plan de ahorro energético recogido en el Decreto del Gobierno, mientras que el PP a nivel nacional sigue estudiando la posibilidad de hacerlo. Se podría interpretar y, de hecho, en algunos casos, se ha interpretado que van por libre. ¿Era necesario anticiparse así?

RESPUESTA.- No es una cuestión de anticipación. Se trata de que, al ver socavado su propio ámbito competencial las comunidades autónomas son las que están analizando el impacto de ese Real Decreto y, como ha dicho la dirección nacional, son las comunidades las que tienen que decidir, como hacemos siempre, en defensa de los intereses de los ciudadanos de la Comunidad. En este caso, Madrid ha decidido anunciar ese recurso, puesto que entendemos que existen numerosas vías en las que se demuestra que ese Real Decreto es inconstitucional.

P.- ¿Son partidarios de establecer medidas de ahorro energético, como se aprobó en la UE?

R.- Somos tan partidarios que, desde 2017, hay en vigor un plan de eficiencia en la Comunidad de Madrid que lleva ahorrados una media de 1,6 M millones de euros cada año; un plan que ha supuesto un ahorro de más de 25.000 toneladas de petróleo o la no emisión de 60.000 toneladas de Co2; un plan que está elaborado tras hablar con los organismos y los sectores, sin imponer, a diferencia de lo que ha hecho el gobierno de España con las comunidades.

«Es insultante que el presidente que pide esfuerzos a los comerciantes para ahorrar energía se coja un helicóptero para ir de La Moncloa a Torrejón»

P.- ¿Cuáles son las medidas que, en su opinión, serían las acertadas para ahorrar energía?

R.- Antes de pedir esfuerzos a los ciudadanos, el Gobierno tiene que predicar con el ejemplo. Esa sería la primera medida. Es insultante que el presidente que pide esfuerzos a los comerciantes para ahorrar energía se coja el helicóptero para ir de La Moncloa a Torrejón, o que apaguen sus escaparates, el mismo día que el presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), el alcalde de Vigo se pone a montar las luces de Navidad. Pero más allá de esos gestos, el PP ha presentado diversas alternativas al respecto. Hay que abordar con seriedad y no con parches el modelo energético que debemos tener en nuestro país en los próximos años y dejar el sectarismo energético con el que el Gobierno aborda esta cuestión. En Europa se está reabriendo el debate sobre la vida útil de las centrales nucleares y aquí en España, de momento, no. También hay que plantear el debate de otros combustibles, como el hidrógeno o el biogás, que incomprensiblemente, el Gobierno ha dejado totalmente de lado.

P.- Isabel Díaz Ayuso anunció, en cuanto se conoció el Real Decreto que Madrid no cumpliría ni apagaría, aunque luego parece que han modificado esa posición, mientras el resto de barones del PP aseguraban que, pese a no gustarles el texto, cumplirán la Ley mientras esté en vigor. ¿No temen que el hecho de marcar siempre posiciones distintas al resto del PP pueda incomodar a sus compañeros o al propio Alberto Núñez Feijoó?

R.- Madrid no ha marcado posiciones distintas al resto de España. A lo largo y ancho de España hemos visto numerosas voces que han cuestionado la improvisación y falta de diálogo a la hora de imponer un nuevo Decretazo por parte del Gobierno. Lo que hace la Comunidad de Madrid es interponer un recurso de inconstitucionalidad porque entendemos que invade las competencias que tenemos en la Comunidad de Madrid, por ejemplo, con la Ley de Libertad de horarios, o con la Ley de Salud Pública, que obliga a tener ventilados los espacios públicos. Eso es incompatible con tenerlo cerrados, con un gasto de 5.000 euros para las empresas. Hemos visto en los últimos días y lo veremos de ahora en adelante: la izquierda basa su campaña exclusivamente en atacar a Ayuso y Feijóo, buscando fricciones en el seno del PP y ya les digo que no las van a encontrar, puesto que la sintonía es absoluta en el seno del partido. Tenemos claro nuestro objetivo: seguir trabajando en Madrid, para mejorar la vida de los madrileños y ayudar a construir esa alternativa que lleve e Alberto Núñez Feijóo al Palacio de la Moncloa. El malestar no está en el seno del PP, sino en una ciudadanía harta de un Gobierno que impone por decreto, que no dialoga con las comunidades y con los Ayuntamientos y le da la puntilla a determinados sectores económicos, como son las PyMes o los comerciantes, la hostelería, tras una legislatura muy complicada, en la que han tenido que hacer frente a una pandemia y las consecuencias derivadas de la misma. Y ahora, un Gobierno que es incapaz de apretarse el cinturón a sí mismo, les pide un esfuerzo más. En definitiva, sabemos que la izquierda va a jugar a eso, porque el Gobierno PSOE-Podemos está incómodo, porque sabe que su tiempo se agota.

«Si la Comunidad o el Ayuntamiento cayeran en manos de la izquierda sería una desgracia para los madrileños»

P.- ¿Cómo afronta el PP de Madrid el año electoral que se nos viene encima, con municipales y autonómicas en menos de un año y posteriormente, esas generales?

R.- Con mucho optimismo y responsabilidad. El hecho de que hubiera, por fin, un Congreso del PP ha supuesto un antes y un después, que ha ratificado el liderazgo social de la presidenta Isabel Díaz Ayuso. Esa ilusión se ha trasladado a cada rincón del partido. Nuestro objetivo es revalidar la confianza de todas esas personas que votaron al PP y a Isabel Díaz Ayuso hace poco más de un año. Queda mucho por hacer en aras de un proyecto basado en la libertad y la igualdad de oportunidades y el riesgo o la amenaza también está ahí: si la Comunidad o el Ayuntamiento cayera en manos de la izquierda sería como tener a Sánchez sentado en Correos y eso sería una desgracia para los madrileños.

Alfonso Serrano durante la entrevista. | Foto: Carmen Suárez

P.- Además de mantener los gobiernos municipales y el autonómico ¿Se plantea el PP madrileño conquistar alguna de las plazas que gobierna el PSOE en esta Comunidad?

R.- Como dice Isabel Díaz Ayuso, “del socialismo se sale”. Lo demostró Juan Manuel Moreno, después de 37 años de gobiernos socialistas y eso es un acicate para que, en algunos sitios que la izquierda considera que son bastiones suyos, las cosas cambien. Hay muchos municipios en la zona metropolitana de la Comunidad de Madrid que vienen sufriendo políticas de muy altos impuestos y tasas municipales, como ocurre en Arganda, donde han aumentado un 500% el IBI a las oficinas de un polígono industrial, por no hablar de la dejadez en la limpieza, mantenimiento de las calles o los jardines de esos ayuntamientos. Ahí hay ganas de cambio y nuestro objetivo es presentar candidaturas solventes y arraigadas en el territorio. La cuestión es o Sánchez o su candidato en cada municipio, o los candidatos del PP.

P.- ¿No cree que vayan a ser Juan Lobato a la Comunidad y Mercedes González al Ayuntamiento los candidatos del PSOE?

R.- En la Comunidad, sinceramente, no lo sé. Supongo que harán primarias…allá cada cual con sus métodos. Me refiero más bien a esos municipios donde todavía gobierna el PSOE y cuyos alcaldes han dicho que tienen intención de volver a presentarse y huyen como de la peste de una foto con Sánchez. Eso dice mucho de la situación actual del PSOE: un partido en declive a nivel nacional, incapaz de articular una alternativa, porque están todo el día mirándose de reojo con otras alternativas de izquierdas que existen.

P.- Con Ciudadanos fuera del espectro político del centro derecha ¿Se plantea el PP conseguir la mayoría absoluta en mayo de 2023 en la Comunidad?

R.- No sé si mayoría absoluta, pero sí una amplia mayoría, superior a la que tenemos -estamos a 4 escaños de la mayoría absoluta- que nos permita gobernar sin ataduras. Sería deseable obtener en Madrid una mayoría absoluta como la obtenida por Juanma Moreno en Andalucía. Salimos a ganar, conscientes de que la izquierda va a intentar todo.

P.- ¿A qué se refiere cuando dice que van a intentar “todo”?

R.- Desde que Isabel Díaz Ayuso fue designada candidata venimos sufriendo una campaña de acoso y derribo no solo en lo político, sino en lo personal y como no son capaces de batirla democráticamente, la izquierda intenta abatirla personalmente, cuestionando su honor y el de su familia. Por desgracia, todo vale contra Ayuso. Recientemente, una drag queen, en las fiestas del Orgullo en un pueblo de Cataluña, cogió un bate de béisbol y apaleó a una figura de Isabel Díaz Ayuso. Esa izquierda que dice luchar contra el discurso del odio y que da lecciones de feminismo e igualdad, es la que fomenta y subvenciona este tipo de actos en el que se apalea a una figura de la presidenta Ayuso…¡Nos podemos esperar cualquier cosa!

P.- ¿En estos momentos qué suma más la marca Isabel Díaz Ayuso o la marca PP?

R.- Isabel Díaz Ayuso suma mucho por sí misma. Prueba de ello son las personas que el 4-M decían que iba a votarla a ella y que no había votado antes al PP. Nuestro objetivo es que todas esas personas voten al PP en cualquier otra convocatoria, pero lo que ha ocurrido pone más en valor también la marca PP: la victoria de Juanma Moreno, la figura de Núñez Feijoó… Tenemos un partido renovado y reilusionado.

«Los candidatos del PP están deseando hacerse una foto con Ayuso mientras los del PSOE rezan porque no quieren ver a Sánchez ni en pintura»

P.- Se suele hacer mucho hincapié en que Ayuso tiene un discurso distinto al de Juanma Moreno y también al del propio Feijoó, tanto ahora como cuando él mismo era presidente de Galicia ¿Adapta el PP su discurso y forma de Gobierno para cada territorio?

R.- Si fuéramos todos iguales esto sería muy aburrido. Aquí todos compartimos las principales líneas programáticas: colaboración público-privada, apoyo al emprendimiento, educación de calidad, servicios públicos… Todos tocamos la misma partitura pero cada cual con su instrumento.

P.- En el PP andaluz la valoración de Juanma Moreno está por encima del PP ¿ocurre lo mismo con Isabel Díaz Ayuso y el PP de Madrid?

R.- Sí. Yo creo que mucha gente que no ha votado PP, ni Vox, que es de izquierdas, nos ha votado en las autonómicas. La izquierda no nos quiere ni nos respeta, pero su principal problema es que no entiende ni a Madrid ni a los madrileños. No entienden que durante la pandemia, una familia, aunque sea de izquierdas, ha visto que el PP ha defendido a esa y tantas familias, porque ha permitido abrir sus negocios, no para poner dos cañas y que otros nos las tomemos, sino para poder mantener a cuatro o cinco familias que viven de eso. La marca del PP tiene mucho peso, pero también es cierto que la presidenta es un plus. Los candidatos del PP de Madrid están deseando hacerse una foto con la presidenta para que se visualice que ellos son parte del equipo del PP en Madrid, mientras que los del PSOE están rezando porque no quieren ver a Sánchez ni en pintura.

P.- ¿Se lo ha confesado algún amigo del PSOE?

R.- No. Sé que se lo dicen a nuestra gente en los municipios. Últimamente los alcaldes socialistas ya no intentan justificar las decisiones de Sánchez. No quieren hablar. Se limitan a decir que ellos solo hablan de su localidad y los asuntos que les conciernen. Pero es normal…No hay peor presidente que Sánchez ni peor imagen de Gobierno en la historia de la democracia.

«Tenemos que dedicar parte de nuestro día a día a defendernos de los ataques del Gobierno de Sánchez»

P.- Hasta ahora ha centrado usted todos sus ataques en la figura de Pedro Sánchez. ¿Es el preludio de lo que será la campaña de Isabel Díaz Ayuso y el PP de Madrid?

R.- No. Tenemos un buen programa para seguir transformando la Comunidad de Madrid, con bajadas de impuestos y grandes proyectos, como Madrid Nuevo Norte, la conexión de la línea 5 con el aeropuerto de Barajas, la ampliación de las líneas 11 y 3…Seguimos mejorando los servicios públicos, la Sanidad y la Educación en la Comunidad de Madrid y queremos seguir haciéndolo. Pero en lugar de dedicarnos a planificar exclusivamente estos asuntos, tenemos que dedicar parte de nuestro día a día a defendernos de los ataques del Gobierno de Sánchez.

P.- Hace unos días se publicó un informe de ESADE que concluía que si Barcelona y Madrid uniesen su potencial tecnológico, sería el cuarto polo tecnológico del mundo, por delante de Silicon Valley ¿Se plantea la presidenta tender la mano a su homólogo catalán para intentarlo?

R.- Cataluña es, de largo, la Comunidad que más ha visitado la presidenta Ayuso. Siempre ha ido con la idea de tender puentes y generar sinergias en lo tecnológico, lo empresarial y las inversiones. Si vienen empresas a España es bueno para Madrid y si vienen empresas a Barcelona también, igual que ahora Andalucía está compitiendo con Madrid. Todo eso es bueno, porque la competencia es sana. Lo bueno es que vengan, pero el problema es que se van. Hace un tiempo, hubo una tentativa para unir las pasarelas Cibeles y Gaudí, de la moda… pero los tentáculos independentistas lo impidieron. El problema no es Madrid. El problema son unos gobernantes independentistas que, con sus ensoñaciones de independencia, tratan de tapar sus carencias en la gestión y ahondan cada vez más en la decadencia a la que está llegando Barcelona, con el potencial que tiene. Pero Madrid va a seguir tendiendo la mano.

«No nos van a dar lecciones los socialistas, que han protagonizado el mayor caso de corrupción en nuestro país»

P.- ¿Cree que los casos de corrupción Gürtel o Púnica, que vienen del pasado reciente, pero que siguen vivos en la Justicia pueden perturbar la campaña electoral autonómica?

R.- Por parte del PP de Madrid y su nueva presidenta, todo aquel que haya metido la mano, tendrá que pagar y cargar con las consecuencias. El problema es que hay casos que se arrastran desde 2009… Sorprende que, de los 90 imputados del caso Gürtel han sido desimputados recientemente unas 80 personas. Y resulta que a esta gente, que ya no está imputada se les sigue cuestionando, mientras que Sánchez poco menos que pretende que le hagamos un homenaje a Chaves y Griñán, por haber orquestado un sistema de malversación, algo que ha condenado la Audiencia Provincial de Sevilla y ratificado el Tribunal Supremo. Isabel Díaz Ayuso lleva 19 ó 20 querellas desde que es presidenta, contra su gestión o por casos que afectaban a su familia ¡Todas archivadas! Desde luego, a nosotros no nos van a dar lecciones los socialistas, que han protagonizado el mayor caso de corrupción en nuestro país, con más de 650 millones de euros defraudados.

P.- ¿Le sorprendió que Feijoó no quisiera hacer sangre del asunto de los ERE?

R.- Lo que ha dicho Feijoó es que aquí se montó una moción de censura por lo que dijo un juez en una sentencia, sin venir a cuento. Al final, como el PP somos uno en toda España, resultó responsable subsidiario por lo que ocurrió en un municipio…Lo que ha dicho Feijoó es que no vamos a aceptar lecciones. ¡Vamos! Ahora resultará que destinar el dinero de los parados a putas y cocaína era una labor social…Pero si el PSOE quiere encumbrar a dos condenados por corrupción…es su problema. Cuando el enemigo se equivoca no le distraigas. Será su responsabilidad. Si en nuestro partido son condenados, por supuesto son apartados.

P.- ¿El momento de actuar es cuando existe una condena en firme? Lo digo porque ustedes nombraron recientemente en la dirección del PP de Madrid a la alcaldesa de Arroyomolinos, que está imputada…

R.- El tiempo nos ha demostrado que hay que ser muy prudentes y respetuosos. Es muy fácil imputar y cargarte la honestidad de una persona. No digo que no haya que perseguir los delitos y las irregularidades, pero esa acusación es una fechoría más de la izquierda que quiere ganar en los tribunales lo que no gana en las urnas.

«Tendremos que esperar a un gobierno de Feijóo para que se apruebe un nuevo sistema de Financiación Autonómica»

P.- ¿Pone la mano en el fuego por la alcaldesa?

R.- Sí. Ese caso no genera ninguna duda al respecto. Se trata del alquiler privado de un piso… He visto la de páginas que los medios de izquierdas han dedicado a este asunto, que es mucho más que el que han dedicado al archivo del caso de la venta de mascarillas del hermano de la presidenta.

P.- Del mismo modo que se archivó la querella contra Ayuso por la venta de mascarillas de su hermano, también se ha archivado la que ella y el Grupo Parlamentario del PP de Madrid intepusieron contra el Gobierno porque había contratos que supuestamente habrían beneficiado a algún familiar de Sánchez…

R.- Denunciamos ante la Fiscalía Anticorrupción y también ante la Fiscalía Europea una serie de contratos durante la época del COVID del Gobierno de España y también hemos denunciado otros contratos con una serie de empresas supuestamente vinculadas a los padres de Pedro Sánchez. Estas últimas han sido archivadas y tienen todo nuestro respeto. Pero la Fiscalía no se ha pronunciado sobre algunos contratos hechos por Sanidad, Fomento, Interior, con empresas que no tenían ningún tipo de experiencia en materia sanitaria…

P.- ¿No cree que en España se está abusando de la Justicia por parte de los partidos políticos de todo signo político, que combaten a sus rivales a golpe de denuncias?

R.- Nosotros defendemos un modelo de Justicia independiente, pero vemos las ganas del PSOE de renovar el CGPJ y el TC, para colocar a determinadas personas. Y eso es una mala señal. Pero en España existe la figura de la acusación popular, que se usa a veces para este tipo de acciones. Creo que habría que hacer una reflexión sosegada sobre ello.

P.- Hablando de organismos y modelos caducados, el sistema de financiación autonómica lleva años sin ser renovado y no parece que haya una sola comunidad que esté satisfecha con el vigente. ¿Qué va a promover Madrid llegado el momento de la renovación?

R.- Hay que ser claros: cuando tienes un Gobierno de España que se asocia con nacionalistas e independentistas, es rehén de sus acuerdos. El Gobierno sobrevuela el debate de la financiación porque contenta a sus socios por otro lado. A Sánchez no le interesa promover esa renovación, porque es un modelo que se hizo en la época de Zapatero, para contentar a Cataluña. Cada comunidad tiene sus intereses: despoblación, distancia entre núcleos urbanos, tamaño de la población, etc. Es necesario tener un gobierno con visión de Estado que pueda elaborar algo equilibrado, pero con Sánchez es muy difícil, porque establece repartos por puro interés político y partidista. Acostumbra a repartir de forma injusta para Madrid, así que tendremos que esperar a que haya un Gobierno presidido por Alberto Núñez Feijoo, para que haga ese encaje y se apruebe un sistema de financiación autonómica.

Alfonso Serrano y Esther Jaén. | Foto: Carmen Suárez

P.- El modelo vigente tenía que haber sido renovado durante el Gobierno de Mariano Rajoy, que llegó a tener mayoría absoluta… El caso es que Rajoy tampoco acometió la tarea…

R.- Sánchez, con sus socios independentistas, impone al resto y Mariano Rajoy intentaba, como hombre de Estado que es, buscar el entendimiento con las comunidades. Era difícil buscar un acuerdo nuevo de financiación, en plena crisis, cuando había poco o nada que repartir. No era el momento idóneo, Rajoy se encontró un déficit oculto de nueve puntos, hubo amenaza de rescate por parte de las autoridades europeas…La idea era renovar el modelo de financiación cuando se pudiera. Es evidente que la presente legislatura ha tenido muchos problemas: la pandemia, la crisis internacional…pero el Gobierno de España está cómodo sin renovarlo.

«Lo mejor que le puede ocurrir a España es que Sánchez desaparezca»

P.- ¿Cree que Alberto Núñez Feijoo va a conseguir la cuadratura del círculo y poner de acuerdo a todas las comunidades autónomas si llega a la Moncloa?

R.- Lo mejor que le puede ocurrir a España para que podamos avanzar es que Sánchez desaparezca, para que hay un clima favorable al acuerdo y se dé el escenario propicio. Si hay alguien que puede conseguirlo es el PP, con Feijoo, porque ya lo hicimos en la etapa de Aznar.

P.- ¿Con Vox en el Gobierno?

R.- Ser realistas es aceptar que las cosas cambian cada día…Hace apenas 3-4 meses el PP estaba 5 puntos por debajo del PSOE y hoy no hay una encuesta que nos dé por debajo del 30%. Serán los españoles, en las urnas quienes pongan el límite a ese crecimiento. Nosotros vamos a buscar una mayoría amplia, aunque siempre abiertos a hacer acuerdos puntuales. En Madrid los tenemos con Vox, que no nos ha parado ninguna gran iniciativa. Tenemos un acuerdo de investidura y hemos sido capaces de llevarlo adelante, por el momento.

P.- ¿Pero les preocuparía tener a Vox en el Gobierno de España?

R.- No, porque el problema es que la izquierda, en España, ha intentado constantemente estigmatizar a Vox, con el que yo tengo algunas cosas en común y otras no. Para alguien de Madrid, que hace política y tiene una visión global, es difícil que te convenzan de que es pecado pactar con el partido en el que milita Ortega Lara y no lo es con los que justifican su secuestro.

«En Madrid llamar ricos a las familias de rentas de 80.000 euros con dos hijos es un insulto»

P.- ¿Cree que los madrileños han entendido bien la última polémica suscitada por la concesión de becas a niños cuyas familias tienen una renta igual o superior a 100.000 euros, según los diferentes supuestos?

R.- Si algo no se ha entendido bien, a lo mejor es que teníamos que explicarlo mejor. Pero lo mejor es ir a los datos. Cuando se abrió el plazo de solicitudes se dijo que el 94% de las solicitudes correspondían a familias con rentas per cápita media de 20.000 euros. Así, una familia de dos hijos, tendría unos 80.000 euros brutos de ingresos. En Madrid, con 80.000 euros desde luego que no eres pobre, pero no eres rico. Y llamarles ricos, creo que es un insulto. Después se concretaron los datos, depuradas las solicitudes y el dato es que la mayoría de esas ayudas a ciclos formativos no obligatorios (el bachillerato y la FP de grado superior) las han recibido familias que ingresa de media 33.000 euros, para toda la familia. Esas son las personas que han recibido las becas que la izquierda dice que son para ricos.

P.- Entonces ¿No es innecesario poner el listón económico tan alto, cuando la realidad es que hay muchas más familias en rentas más bajas que lo necesitan y solicitan?

R.- Las becas para las rentas más bajas eran de 3.000 euros de renta per cápita y ahora se han ampliado a 3.700 euros también. Pero la cuestión es que hay mucha gente, de rentas medias, que pagan sus impuestos en Madrid y que quedaban fuera de las ayudas, pero que tampoco son ricos. En Madrid, la renta media es superior al resto de España. Según el INE, es de 35.000 euros. Nosotros abarcábamos para llegar a la mayor ratio posible. Aquí lo que hay es el interés de la izquierda con sus divisiones entre ricos y pobres, derecha e izquierda, norte y sur; lo que tratan de hacer históricamente, para tratar de generar un debate identitario y aglutinar el voto de la izquierda. Y Madrid no funciona así. No son capaces de entender que un currito de Fuenlabrada vota a Ayuso, como yo entiendo que hay familias comunistas, que son muy ricas y votan a IU. ¡Esto es Madrid!

Crisis Ayuso-Casado: «Las heridas están cerradas pero hay cicatriz»

P.- Permítame que le pregunte por la familia del PP. ¿Están ya cerradas todas las heridas, meses después del estallido de la gran crisis que acabó con la salida de Pablo Casado de la presidencia del PP?

R.- La herida está cerrada, pero hay cicatriz, porque lo que ocurrió fue muy serio. Era importante construir la alternativa que significa Feijoo y mirar al futuro. Pero la herida se la hicieron a Madrid y la cicatriz es gigantesca. De vez en cuando, miramos atrás y nos preguntamos cómo pudimos llegar a eso, pero somos el PP de Madrid y tenemos la responsabilidad de mirar al futuro y avanzar. Y quien quiera unirse al proyecto tendrá hueco, porque el proyecto se construye entre todos. Pero eso es una cuestión individual de cada uno y de ver cuál ha sido el comportamiento de cada uno.

P.- ¿Casado y Teodoro García Egea son capítulo cerrado?

R.- Para nosotros, desde luego sí. Estamos ocupados en consolidar la mayoría y seguir con los proyectos de futuro.

Únete a la discusión
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D