The Objective
Publicidad
España

Cataluña crea una marca propia para distinguir su jamón serrano del producido en España

La Generalitat avala la creación de la IGP Pernil Cerretà, impulsada por la industria cárnica catalana, que se desmarca así del futuro sello nacional que promueve el Ministerio de Agricultura

Cataluña crea una marca propia para distinguir su jamón serrano del producido en España

Jamón serrano. | EFE

La Generalitat de Cataluña ha dado el visto bueno a la aprobación de la Indicación Geográfica Protegida (IGP) Pernil Cerretà, una marca propia para distinguir el jamón serrano producido en territorio catalán del que se elabora en el resto de España. De acuerdo con el pliego de condiciones al que ha tenido acceso THE OBJECTIVE en primicia, la Direcció General d’Empreses Agroalimentàries, Qualitat i Gastronomia dependiente del Govern autonómico ha decidido favorablemente sobre la creación de esta marca de calidad diferenciada a nivel europeo, desmarcándose así de la futurible IGP Jamón Serrano de España, promovida por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

El impulso de la IGP Pernil Cerretà es la respuesta de la industria cárnica catalana a la polémica marca Jamón Serrano de España que desde hace años trata de aprobar el Gobierno central. De acuerdo con fuentes solventes del sector, las grandes compañías jamoneras de Cataluña, representadas por la Federació Empresarial de Carns i Indústries Càrnies (Fecic), han pasado de prestar su apoyo a la creación de un sello de calidad nacional a secundar su propia iniciativa regional.

Ambas IGP son, de momento, proyectos. En último término, deberá ser la Comisión Europea la encargada de aprobar o rechazar los pliegos de condiciones, que difieren esencialmente en el territorio que abarcan. Mientras la IGP Pernil Cerretà comprende apenas una decena de municipios catalanes, la IGP Jamón Serrano de España pretende certificar productos elaborados en todo el territorio nacional, inclusive en zonas insulares o de costa.

Mientras que la IGP Jamón Serrano de España permitiría certificar los productos elaborados en cualquier punto del país, inclusive zonas de costa, la IGP Pernil Cerretà restringe su área a una serie de comarcas catalanas «por razones históricas»

La IGP Pernil Cerretà, en cambio, acota la zona de elaboración «por razones históricas» a las comarcas de Alt Urgell, Alta Ribagorça, Anoia, Berguedà, Bages, Cerdanya, Garrigues, Garrotxa, Gironès, Noguera, Osona, Pallars Sobirà, Pallars Jussà, Pla de l’Estany, Pla d’Urgell, Ripollès, Segarra, Segrià, Selva, Solsonès, Urgell, Vall d’Aran, Vallès Oriental y Vallès Occidental. De acuerdo con las fuentes consultadas por este diario, esta delimitación territorial encaja con la normativa comunitaria, mientras que la IGP Jamón Serrano de España ha sido cuestionada por su carácter nacional, entre otros motivos.

Jamón con solo siete meses de curación

En lo que respecta a la calidad del producto, tanto la IGP Pernil Cerretà como la IGP Jamón Serrano de España proponen certificar piezas de cerdo -sin raza concreta- con un tiempo de curación de siete meses mediante técnicas de secado artificiales. La marca catalana diferencia entre los tipos de pieza y establece un tiempo mínimo de curación de siete meses para el jamón sin hueso y de nueve meses para el jamón con hueso.

Tanto la IGP catalana como la nacional contemplan la certificación de jamones con solo siete meses de curación, frente a los 17 meses que exige como mínimo la IGP Jamón de Trevélez (Granada)

Los tiempos y los métodos de secado, así como el propio tiempo de curación, contrastan con los que se establecen en las otras dos IGP de jamón serrano -no ibérico- que existen en España: las de Trevélez (Granada) y Serón (Almería). En el caso de la marca de calidad granadina, los jamones y paletas deben ser curados como mínimo durante 17 meses, un proceso que se realiza de forma tradicional en La Alpujarra, territorio históricamente ligado al secado del cerdo por sus condiciones naturales.

Contra la IGP Jamón Serrano de España

Tanto Trevélez como Serón se han opuesto desde el primer momento a la creación de la IGP Jamón Serrano de España, como también hizo Origen España, la asociación que aglutina a la práctica totalidad de marcas de calidad diferenciada que existen en el país. Tras la polémica suscitada por el pliego de condiciones de la pretendida IGP nacional, el Gobierno de Pedro Sánchez anunció hace unos meses la paralización del procedimiento, que se ha retomado, contando finalmente con el visto bueno del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca, que deberá ahora pronunciarse sobre la IGP Pernil Cerretà.

Algunas de las entidades que presentaron alegaciones a la creación de la IGP Jamón Serrano de España preparan ahora la batalla judicial contra esta marca por la vía contencioso-administrativa. La asociación Origen España, cuyo último recurso de alzada fue desestimado por Agricultura al haber sido presentado fuera de plazo, no ha confirmado a THE OBJECTIVE si acudirá a los tribunales para frenar la tramitación de la IGP nacional, pese que hasta hace poco tiempo sostenía que «las indicaciones geográficas protegidas amparan las producciones vinculadas a un delimitado territorio que cuenta con una climatología y unas características únicas», tal y como establece la normativa comunitaria.

Puertas abiertas para la IGP Pernil Cerretà

Origen España tampoco tiene una postura firme sobre la creación de la IGP Pernil Cerretà, asunto que hasta ahora no había trascendido a la opinión pública. Sin embargo, abre la puerta a la futurible marca catalana. «Como ya hemos dicho en anteriores ocasiones, está en nuestra voluntad apoyar siempre el reconocimiento de nuevas de calidad diferenciada DOP e IGP que cumplan con la normativa», apuntan a este diario fuentes de la asociación que representa al conjunto de las denominaciones de origen españolas.

Logo de la IGP Pernil Cerretà.

Preguntado por este asunto, el Ministerio que dirige el socialista Luis Planas no ha ofrecido ninguna valoración sobre la IGP Pernul Cerretà. Este diario ha tratado sin éxito de recabar también la versión de Federació Empresarial de Carns i Indústries Càrnies, la patronal que habría impulsado la creación de la marca catalana de jamón serrano, de acuerdo con las fuentes consultadas.

Únete a la discusión
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D