The Objective
Publicidad
España

Escisión entre los jóvenes de la CUP: una nueva rama «comunista» pasa de la independencia

Horitzó Socialista aboga por desmarcarse de la «subordinación al programa burgués» y no menciona la independencia de Cataluña entre sus objetivos

Escisión entre los jóvenes de la CUP: una nueva rama «comunista» pasa de la independencia

El fracaso del procés promovido por los sucesivos gobiernos de la Generalitat ha sacudido a los movimientos juveniles que durante años pusieron sus energías en la causa secesionista. Arran, el grupo independentista afín a la CUP y protagonista de varios altercados en las universidades catalanas, ha sufrido una escisión. De esta división ha nacido Horitzó Socialista, un nuevo colectivo que se define como «comunista» y prioriza la «lucha de clase» por delante de otras cuestiones.

En su manifiesto fundacional dejan de lado las aspiraciones nacionales inherentes a estos colectivos de la órbita del nacionalismo y no hacen ninguna mención a la «independencia de Cataluña».

Tampoco entran en el debate tan vivo dentro de ERC, Junts o la CUP de cómo continuar con el plan rupturista. Su marco de referencia son los llamados «Països Catalans» pero más desde una perspectiva de su ámbito de su acción política que por nacionalismo.

Su objetivo es «difundir» y hacer «reflexionar» sobre el comunismo en el actual «contexto de rearme ideológico». Horitzó Socialista quiere dar la batalla cultural, una tesis que en nuestro país ha ubicado en el debate público los círculos de la derecha o de Vox.

«Posturas irreconciliables»

La escisión ha generado malestar en la organización matriz de la izquierda independentista y convocante de las manifestaciones alternativas de la Diada del 11 de septiembre en cuyos actos se suelen quemar banderas de España y la Unión Europea.

Arran ha criticado a través de un comunicado que los disidentes «no comparten el proyecto de la izquierda independentista ni la formulación de una propuesta revolucionaria socialista, independentista y feminista en los Països Catalans».

Asimismo, les reprochan haber realizado críticas poco constructivas que han resultado hacia «posturas cada vez más rígidas, inmóviles y a la larga irreconciliables», como «la imposición de debates de forma reiterada». 

Arran concluye que desde su colectivo se comprometen a mantener «la lucha y la revolución» hasta «acabar con el sistema capitalista-patriarcal y conseguir un país libre, socialista y feminista».

Lenin, de referente

A diferencia de la evolución que en Europa realizaron muchos partidos comunistas cuando abrazaron el eurocomunismo, o el propio PSOE cuando renunció a las tesis marxistas como en su momento hizo el SPD alemán tras el programa de Bad Godesberg, estos jóvenes catalanes tienen como referencia a Lenin.

«Durante la III Internacional, Lenin ya señalaba que la toma del poder político era un principio compartido con los sectores reformistas, pero que era la forma en que esta toma se debía de realizar para ser real, mediante la dictadura de clase, que ya señalaba las contradicciones entre las diferentes sectores de la democracia», sostienen.

Horitzó socialista también reconoce que la «nueva generación de jóvenes militantes» se han desarrollado «en un marco de desorientación ideológica y subordinación al programa burgués». Y abogan por llevar a cabo una «tarea de construcción de un marco organizativo comunista, que oriente con independencia política al proletariado y supere las carencias de la desorientación actual».

Únete a la discusión
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D