The Objective
Publicidad
España

Yolanda Díaz se estrena en Andalucía con un resultado peor que la IU de Llamazares y Lara

En 2018, Podemos e IU llegaban a 17 escaños. Los de Teresa Rodríguez, ahora escindidos, no alcanzan el grupo propio y se quedan en dos diputados

Yolanda Díaz se estrena en Andalucía con un resultado peor que la IU de Llamazares y Lara

El reloj de la «nueva izquierda» regresa a la década 2000-2010. Es decir, a los peores resultados de su historia. La candidata elegida por Yolanda Díaz para liderar Por Andalucía, coalición formada por Podemos, Izquierda Unida y Más País, ha obtenido tan solo cinco escaños en las elecciones autonómicas andaluzas de este domingo. Se trata del peor resultado histórico de IU, que entre 2000 y 2010 nunca había bajado de los seis diputados. En 2018, la coalición liderada por Podemos había logrado 17 escaños.

El tsunami morado liderado por Pablo Iglesias quiso cerrar en el rincón de la historia a esa Izquierda Unida. Durante sus años al mando de Podemos, la nueva izquierda llegó primero a humillar a IU y después a consolidarse alrededor de más de 15 escaños. Ahora, con el nuevo liderazgo de Yolanda Díaz y la entrada en el Gobierno de Pedro Sánchez, todo se ha esfumado.

Tres formaciones políticas, Podemos, Izquierda Unida y Más País, cierran un resultado muy parecido e incluso peor que el que cosechó la Izquierda Unida de Gaspar Llamazares y Cayo Lara, quienes nunca bajaron a menos de seis representantes, y en 2012 llegaron a tener 12. Tan solo en 2015, IU obtuvo cinco representantes, pero entonces Podemos acababa de irrumpir en la política y cosechó 15 diputados: es decir, que los dos sumados tenían veinte, mientras que ahora solo son cinco. El reloj de la nueva izquierda se ha parado de golpe.

Primera prueba para Yolanda Díaz

Esta vez, Díaz eligió a la candidata Inma Nieto sin tener el aval de Podemos. Hizo campaña electoral para apoyarla, mientras que Iglesias se mantuvo al margen. Y paga los platos rotos de una izquierda que no ha ilusionado a su electorado y que llegó incluso a temer un empate técnico con sus contrincantes de Adelante Andalucía, tal y como desvelaba este diario.

Teresa Rodríguez ha logrado dos diputados; soñaba con tener cinco para lograr un grupo propio, pero por lo menos ha entrado en la asamblea regional enfrentándose en solitario a sus antiguos compañeros de Podemos. «Hemos pinchado el globo de la extrema derecha», ha afirmado Rodríguez tras conocerse los resultados y ha adelantado que aspira a llevar al Congreso de los Diputados una fuerza «andalucista propia».

El Partido Popular se ha convertido en el gran ganador de la noche. El presidente Juanma Moreno Bonilla ha alcanzado una histórica mayoría absoluta, con 58 diputados. Los socialistas obtienen 30, mientras que Vox también pincha, con 14 escaños. Ciudadanos desaparece del mapa regional, confirmando su dificultad después del fracaso electoral de las generales de 2019.

Este diario desveló que Podemos prepara una ofensiva contra Díaz para culparla del fracaso electoral. Sectores del partido morado evitaron movilizar a sus bases, mientras que en las redes sociales se activó algo parecido a una guerra sucia para favorecer a Teresa Rodríguez y debilitar así a la candidata de Díaz. Aun así, el fracaso de la candidata de la política gallega, moldeada en un mensaje moderado y menos reivindicativo que en la etapa de Iglesias, es incuestionable.

Cinco diputados contra los seis de Llamazares y Lara

A la vez que la izquierda alternativa al PSOE deberá reflexionar sobre el coste de su presencia en el Ejecutivo de Pedro Sánchez. Desde la entrada en el Gobierno, Podemos perdió todos los comicios autonómicos: desde Galicia hasta el País Vasco, Castilla y León y Andalucía. Tan solo salvó los muebles en Cataluña, aunque los de Ada Colau revalidaron en escaños pero no en votos en las últimas elecciones regionales.

Este fracaso en Andalucía se podrá convertir en una oportunidad para la dirección de Podemos para exigir a Yolanda Díaz una fase de debate entre formaciones políticas que de escucha con la sociedad civil. Díaz tiene previsto arrancar su nuevo proyecto, Sumar, el próximo 8 de julio. Y es previsible que intente desvincular su plataforma de lo ocurrido en Andalucía. Pero en Podemos avisaban desde hace días sobre esta intención: «La candidata la eligió Yolanda», zanjaban.

Y la candidata de Díaz se ha quedado incluso por debajo de los resultados que obtuvo IU en 2000, 2004 y 2008, durante el mandato de Gaspar Llamazares y Cayo Lara. En esas elecciones, IU alcanzó siempre seis escaños, superando el umbral de los 300.000 votos. Mientras que en 2012, antes de la llegada de Podemos, IU lograba 12 representantes. Este vez, la suma de Podemos, IU y Más País se ha quedado con tan solo cinco diputados. Una derrota de la que será difícil levantarse.

Únete a la discusión
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D