The Objective
Publicidad
España

El entorno de Oltra le pide que renuncie: «Tienes que dimitir para que no caigamos todos»

Personas de confianza de la vicepresidenta creen que aguantar hasta la sentencia sería contraproducente. Está en duda su presencia en la presentación de Sumar

El entorno de Oltra le pide que renuncie: «Tienes que dimitir para que no caigamos todos»

El entorno de Mónica Oltra, es decir, sus colaboradores más estrechos, personas de confianza y hasta amigos de muchas batallas políticas, están aconsejando a la vicepresidenta de la Generalitat valenciana «dimitir» cuanto antes. Fuentes conocedoras de estas conversaciones explican a THE OBJECTIVE que el caso de abuso a una menor que involucra a la expareja de Oltra «se ha hecho demasiado grande», y que a la política valenciana le «conviene dimitir ahora y no esperar la sentencia si quiere en el futuro tener algo de esperanza de volver a la política».

El mensaje ha llegado claro en estas últimas horas, en las que varias fuentes revelan el desgaste personal y emocional de Oltra. «Tienes que dimitir para que no caigamos todos», ha sido el mensaje que ha sonado más claro desde su entorno. Es una manera de intentar controlar el fuego del escándalo que se remonta a cuando Oltra era responsable de la Consejería de Políticas inclusivas, y su exmarido ayudaba a unas menores tuteladas.

Una de ellas le denunció por abuso, y el exmarido de Oltra acabó condenado. Pero la presidenta del Consell defiende su inocencia, y el pasado viernes dijo que descartaba dimitir tras la imputación por supuesto encubrimiento del caso. Calificó su decisión de «coherente» para «defender la democracia frente al fascismo».

Rabia y errores

El entorno de Oltra cree, no obstante, que tras su imputación (tendrá que declarar el próximo 6 de julio) la situación política de la valenciana está muy comprometida. Otros miembros de partidos afines a Compromís consultados por este periódico piensan lo mismo, y el propio presidente Ximo Puig estaría pensando en forzar la dimisión de su número dos. Incluso Joan Baldoví, responsable de Compromís en el Congreso y enfrentado a Oltra en los delicados equilibrios de la coalición, asume el desgaste hacia su figura política del caso Oltra. Mientras que el alcalde de Valencia, Joan Ribó, sostiene que «Oltra debe tomar la decisión de dimitir o no junto al partido».

La rabia forma parte de las sensaciones que están experimentando los miembros más cercanos a la vicepresidenta. Creen que el asunto de la menor ha sido instrumentalizado y que detrás actúan grupos de presión afines a Vox. También creen que la vicepresidenta ha cometido errores en sus relaciones íntimas, y que ha tardado en cortar ciertos lazos. Pero también asumen que «esto da igual». Porque el escándalo político está ya fuera de control, e incluso los más cercanos a Yolanda Díaz estudian vías para encorsetar a la valenciana.

Díaz presentará su plataforma el próximo 8 de julio en Madrid. Oltra quiere asistir. Pero en el entorno de Díaz consideran que su presencia no es deseable. «De aquí al 8 de julio faltan pocos días, pero es mucho tiempo», explican fuentes afines a Díaz que, no obstante, confirman que para la ministra de Trabajo sería un pésimo arranque tener a Oltra sentada en la primera fila de la presentación de Sumar. Todo apunta a que Díaz pedirá a Oltra quedarse al margen, a cambio de evitar alejarse de ella públicamente.

«No puede aguantar así»

Oltra sigue teniendo mucha influencia en un sector importante de Compromís. Se trata de dirigentes antes activos en Izquierda Unida y que después confluyeron en la coalición. Cuadros preparados, con muchos años de militancia y conocimiento de la vida política, que Yolanda Díaz quiere atraer para crear un embrión de estructura de partido. Son todos defensores de la política valenciana de 52 años, y respaldan a Díaz, aunque ahora consideran conveniente quitar los focos sobre la vicepresidenta.

«Dos meses así [hasta la sentencia] no se pueden aguantar», zanjan desde las filas de afines a Oltra. Después de la imputación, la vicepresidenta tendrá que esperar hasta por lo menos septiembre para conocer su sentencia. Pero el entorno de Oltra avisa de que aguantar hasta la sentencia sería «mortal» para ella.

«Es lo peor que puede hacer. Es mejor quitarse de los focos y esperar la sentencia. Si es condenatoria, no queda nada más que hacer. Pero si no lo es, tendrá por delante una segunda vida política», le susurran sus amigos y su equipo de confianza a Oltra. Entre otras cosas porque saben bien que, de no ser así, se hundirá todo el barco con su capitana. Y esto es, ahora mismo, lo principal que quieren evitar.

Únete a la discusión
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D