The Objective
Publicidad
España

La Policía desplegará cinco tanquetas para reforzar la seguridad de la cumbre de la OTAN

El Ministerio del Interior ha movilizado a cerca de 9.000 agentes de Policía Nacional y Guardia Civil de todo el país para blindar el evento en la capital

La Policía desplegará cinco tanquetas para reforzar la seguridad de la cumbre de la OTAN

Uno de los vehículos que la Policía usará en el dispositivo de la OTAN. | TO

El Ministerio del Interior movilizará a miles de agentes y de medios para que la cumbre de la OTAN, que tendrá lugar entre los próximos 28 y 30 de junio en el recinto ferial de Madrid, se desarrolle sin ningún tipo de contratiempo, frente a las protestas y movilizaciones que tanto este departamento como el Gobierno prevén que se celebren en las mencionadas fechas, aprovechando la envergadura internacional del evento.

A los 6.500 agentes de Policía Nacional y 2.300 de Guardia Civil que integrarán el dispositivo de seguridad que última el departamento dirigido por Fernando Grande-Marlaska, se sumarán medios aéreos y toda la flota de vehículos blindados medios sobre ruedas (BMR), más conocidos como tanquetas, que tiene la Dirección General de la Policía. Cinco vehículos repartidos entre la Unidad de Intervención Policial (UIP), la de Seguridad Ciudadana, y el Grupo Especial de Operaciones (GEO), que se utilizarán, principalmente, para el bloqueo de algunas vías urbanas, según confirman fuentes policiales a THE OBJECTIVE. 

El Cuerpo Nacional de Policía (CNP) contaba con dos de estos vehículos hasta que hace unos meses, con motivo de la celebración de la cumbre de la OTAN, decidió incorporar otros tres a su flota. Estos blindados, al igual que se hizo con los más antiguos, son vehículos jubilados por el Ejército de Tierra, que la Dirección General ha homologado, adecuado y trasladado a sus dependencias para usarlos en la cumbre, pero que también ha utilizado previamente para hacer frente a grandes concentraciones o retirar obstáculos de carreteras.

Equipados con palas

No se trata, en ningún caso, de un vehículo militar, precisan las mismas fuentes. La Policía Nacional los ha desartillado, eliminando la torreta armada de la parte superior y los ha pintado de azul. Además, los vehículos están equipados con una pala en la parte frontal para retirar cualquier obstáculo. Con una longitud de 6,15 metros y un peso de casi 15 toneladas y media, tienen capacidad para transportar en su interior a siete personas.

Las tanquetas se tornaron polémicas a finales del año pasado, cuando la Policía Nacional decidió emplearlas para disolver los piquetes violentos en la huelga del sector del metal en Cádiz. Sin embargo, su uso terminó gestando una crisis en el seno del Gobierno, en la que finalmente el ala socialista cedió a las presiones de Podemos, quien las consideraba «inhumanas» en una protesta laboral. El Ejecutivo, por medio de José Antonio Pacheco, subdelegado del Gobierno en Cádiz, dio orden de retirarlas del dispositivo dos días antes de que trabajadores y patronal llegaran a un acuerdo.

Tres perímetros de seguridad

Desde Moncloa, según las fuentes consultadas, no esconden la preocupación que existe en el Gobierno por el gran número de protestas previstas en los días de la celebración de la cumbre de la OTAN, así como en las jornadas previas. Una preocupación en cualquier caso «razonable» habida cuenta de que estas protestas se sitúan dentro de «la normalidad» que supone acoger este evento de gran envergadura, en el que participarán más de 40 delegaciones, a nivel de Jefes de Estado y de Gobierno; y que tiene lugar en pleno estallido de la guerra entre Rusia y Ucrania.

Razón por la que, entre otras medidas, Interior blindará con tres perímetros de seguridad los pabellones de Ifema donde tendrá lugar el evento, que suman más de 50.000 metros cuadrados, y que durante esos tres días se volverán prácticamente impenetrables. También se encargará de reforzar la vigilancia el Ayuntamiento de Madrid, que desplegará a 1.500 agentes municipales durante los días de la cumbre. Por otro lado, con motivo de este operativo, tal como avanzo la delegada del Gobierno en Madrid, Mercedes González, los medios de transporte públicos en la capital también sufrirán importantes restricciones.

Por el momento, se tiene constancia de tres protestas convocadas por formaciones de izquierda y extrema izquierda —grupos antisistema y anarquistas— en fechas previas a este conclave internacional. Y otras tantas por parte de sindicatos como UGT, CCOO y CSIF, que están preparando actos de movilización y protesta frente a los ministerios de Asuntos Exteriores, Política Territorial y Hacienda para los días 29 y 30 de junio, coincidiendo con la celebración de la cumbre de la OTAN, según adelantó este periódico. 

Las «acciones demostrativas» que están previstas son ante la sede central de Exteriores, en la plaza del Marqués de Salamanca, así como ante las direcciones generales de Función Pública y Costes de Personal. La primera depende de Política Territorial y la segunda, de Hacienda. Se van a convocar los días del cónclave de la OTAN ante la falta de avances en las negociaciones con el Gobierno para corregir la congelación salarial que sufre desde hace años el personal laboral que trabaja para la Administración General del Estado (AGE) en el exterior.

Aunque por ahora no hay ninguna protesta convocada, desde la Policía Nacional se teme que las UIP, conocidos como los antidisturbios, que supondrán prácticamente un tercio del dispositivo policial en la cumbre —2.300 efectivos, procedentes de 37 unidades—, aprovechen también estas fechas para reclamar mejoras en sus condiciones salariales y laborales. En los últimos cinco años, 750 policías han dejado estas unidades. Las razones se deben principalmente al desgaste por sus últimas y polémicas intervenciones en Cataluña y a la falta de respaldo político.

Caravanas

La protección de las más de 40 delegaciones que asistirán a la cumbre será uno de los puntales de este dispositivo de seguridad de gran envergadura. Principalmente cuando se desplacen desde los hoteles a las instalaciones feriales, así como a la celebración de otros eventos que ha organizado el Gobierno en el centro de la capital. Para ello, la Policía Nacional, según ha podido saber este periódico, ha convocado recientemente 115 plazas de conductor, que protegerán a bordo de vehículos blindados las caravanas de las distintas personalidades. 

Fuentes policiales, sin embargo, critican que se haya lanzado esta oferta para agentes de todo el país y de cualquier unidad, cuando es importante que quienes se encarguen de estas tareas controlen las vías urbanas madrileñas en caso de que pueda surgir cualquier contratiempo. De hecho, sostienen estas fuentes, «se teme que algunas protestas quieran cortar caravanas y pararlas».

Las delegaciones que previsiblemente requerirán más medidas seguridad son las de Estados Estados Unidos y Turquía. En el caso del presidente norteamericano, se sumarán a las que él traerá consigo. De hecho, según señalan las fuentes consultadas, solo la delegación estadounidense estará integrada por más de 2.000 personas y ocupará tres hoteles importantes del eje del Paseo de la Castellana de la capital.

Únete a la discusión
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D