The Objective
Publicidad
España

Podemos investiga si algunos de sus diputados están financiando el proyecto de Yolanda Díaz

La dirección averigua si miembros del partido morado están colaborando con la ministra para crear grupos de trabajo y estructuras

Podemos investiga si algunos de sus diputados están financiando el proyecto de Yolanda Díaz

La dirección de Podemos sigue una pista preocupante. Se trata de la posibilidad de que algunos diputados adscritos al grupo de Unidas Podemos, y que se han acercado a Yolanda Díaz, estén financiando la construcción de la nueva plataforma de la ministra de Trabajo. Las sospechas se centran en la sección gallega y también en Cataluña, con la creación de «equipos» paralelos para ayudar al lanzamiento de Sumar. Las miradas están puestas en el 8 de julio para ver quién acompañará a la dirigente en el día de estreno de su proyecto.

Según ha podido saber THE OBJECTIVE, hay varios diputados activos en el Congreso que se han acercado a Yolanda Díaz. Aunque la ministra cuenta principalmente con un motor gallego-catalán, empiezan a multiplicarse las llamadas de cuadros a varios niveles. En ese esquema destacan algunos nombres, como los de diputados catalanes Aina Vidal y Jaume Asens, pero también el gallego Antón Gómez-Reino. Este diputado ejerció de responsable de la organización de Podemos en Galicia con muchos altibajos, entre otros el fracaso electoral de 2020, cuando el partido morado se quedó fuera de la asamblea autonómica.

En los días posteriores a esa debacle, Irene Montero y sus afines acusaron a Yolanda Díaz de haberse equivocado de campaña electoral. La gallega rechazó las acusaciones y sostuvo no haber tenido nada que ver con esa campaña (algo parecido a lo que ocurrió en Castilla y León). El asunto quedó zanjado con el «perdón» de Pablo Iglesias. El ex líder morado evitó romper las relaciones con Díaz, quien por su parte tomó nota, y evitó exigir a Gómez-Reino que diera un paso atrás en la organización. 

Podemos Galicia

Ahora, más de un año después de aquel fracaso y con Iglesias ya fuera de la secretaría general, Gómez-Reino se ha alineado con Díaz. Fuentes parlamentarias de Unidas Podemos confirman el acercamiento, mientras que en la dirección morada crecen las sospechas sobre él. Según algunos estaría ya trabajando en la construcción de «equipos» para el nuevo partido o proyecto de Díaz. Otros hablan de definición del proyecto en Internet y búsqueda de perfiles para las listas. «¿Bajar de 15 a cero en Galicia y seguir en política?», cuestionan internamente en el partido.

Los afines de Díaz en Galicia se habrían activado desde hace tiempo, según revelan las fuentes consultadas, y con Gómez-Reino como puntal de la operación. Suenan otros nombres, todos de cuadros de segundo nivel, también implicados. Además de Marta Lois, ya considerada la «cara visible» de Díaz en Galicia. Es un «grupo de gallegos», afirman fuentes de Podemos, que siempre ha actuado un poco al margen de la dirección nacional, a pesar de que algunos de ellos están formalmente inscritos en el partido. «Son muy suyos», explican las fuentes consultadas para señalar el tradicional deseo de autonomía de ese grupo.

Cuadros y dinero

El problema es que internamente empieza a difundirse la sospecha de que, además del trabajo paralelo, algunos diputados estén ayudando a nivel financiero a Díaz. Las posibilidades en este asunto son dobles: por un lado, un presunto desvío de fondos internos del partido morado a favor de Díaz, que podría tener una derivada jurídica y acabar en un expediente interno contra los responsables; por el otro una aportación personal, que también conllevaría un choque con la dirección morada.

Sea como fuera, Gómez-Reino está bajo la lupa de la dirección. Se le reprocha, por ejemplo, que aspire a participar el próximo 8 de julio en la presentación de Sumar. Yolanda Díaz arrancará su «gira» en Madrid, y en Podemos saben que una de las claves será observar quiénes ocuparán la primera fila en dicha presentación. Ese núcleo se conformará como algo parecido a un equipo fundador de Sumar.

Podemos no está dispuesto a tolerar dirigentes que jueguen en ambos bandos. El partido morado tiene un sistema que limita la doble militancia. Y, si bien los afines a Díaz recuerdan que Sumar no es un partido, sino una asociación, nadie descarta que se pueda conformar de facto como formación política. De ahí que los díscolos del partido ‘morado’, algunos de los cuales estuvieron muy cerca de Iglesias en los años pasados, deberán ahora asumir su responsabilidad. Como a menudo ocurre en Podemos, bajo la lupa de los técnicos en Madrid se halla el pago de las donaciones al partido. Algo que suele servir de «excusa» para expulsar a los dirigentes díscolos

La dirección no va a tolerar matices o ambigüedades. Menos aún en dirigentes que compartieron con el ex secretario general y líder máximo experiencias políticas durante el nacimiento de Podemos. Iglesias hizo campaña con Yolanda Díaz cuando ejercía de simple asesor externo de Izquierda Unida. Su relación siempre fue de amistad y cercanía, aunque ahora se ha torcido. Fuentes de Podemos revelan el «malestar» del ahora tertuliano hacia la política que aupó hasta el ministerio de Trabajo. En el caso de Gómez-Reino, la amistad personal se remonta a los viajes a América Latina.

Irene Montero y la «lealtad»

Es quizás por ello que tanto en el caso de Díaz como en el de otros dirigentes se habla de «dossier». Sirve para hacer referencia a datos comprometedores en el currículum político de esos altos cargos. Díaz tuvo responsabilidades importantes en Galicia durante muchos años, mientras que Gómez-Reino se convirtió en un protegido de Iglesias durante el cese de Briogán Riobóo, ex jefe de Podemos en Galicia, y tiene estrechos vínculos con Bruselas (es hijo de un ex alto cargo de la Unión Europea).

Les une, además, la conexión italiana que, como con otros dirigentes de Podemos, pasa por la ciudad de Bolonia. «En lo personal, mi relación con él es buena más allá de que ya no podemos ir a tomarnos una pizza a un centro social okupado en Bolonia; o en Bolonia a lo mejor sí, pero en Malasaña no», comentó Gómez-Reino en una entrevista para El Mundo, cuando todavía ejercía de portavoz en el Congreso de En Marea, para muchos el embrión de Podemos.

Al mando de Podemos se halla ahora Irene Montero. Y es ella quien se está encargando ahora de resolver este tipo de asuntos. En La Rioja, la dirigente ya expulsó a varios dirigentes del partido que actualmente cogobierna con el PSOE por su acercamiento a Díaz. Y algo parecido podría pasar ahora con otros miembros del grupo parlamentario. La semana pasada, Montero también cesó a su jefa de gabinete, Amanda Meyer, por colaborar en Andalucía con la candidatura de Inma Nieto que desplazó a los morados de las listas.

En su libro, Iglesias explica con claridad que el pilar de acción de Irene Montero es la «lealtad». Y que fuera de ella no hay crecimiento político: «Es lo que ha sabido construir Irene Montero. Ha demostrado que tiene muchas virtudes y muchas capacidades políticas, pero lo que marca la diferencia es su manera insobornable de entender la lealtad. Su gente es su gente».

Únete a la discusión
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D