The Objective
Publicidad
España

Miguel Tellado: «La Unión Europea ve a Sánchez como un peligro»

Hablamos con el flamante vicesecretario de organización del Partido Popular

El flamante vicesecretario de organización del PP, recién llegado desde Galicia a la cúpula del partido, así como al Senado de España, todavía titubea sobre el camino correcto que debe tomar para moverse por los pasillos de la Cámara Alta. Sin embargo, no tiene la más mínima duda sobre los objetivos de su partido en esta nueva etapa de Feijóo: ni hablar de pactos, sino de mayorías suficientes para gobernar en solitario, coquetear con los votantes y ex votantes del PSOE, de quienes afirma que «están mirando al PP» en busca de soluciones y recriminar a Vox que su único objetivo sea «condicionar un posible Gobierno del PP».

Miguel Tellado se despacha a gusto con Pedro Sánchez, a quien acusa insistentemente de hacer lo que sea y acordar con quien sea siempre que le permita mantenerse en La Moncloa, mientras niega la información más básica de los asuntos de Estado al primer partido de la oposición. El responsable de organización del PP, afirma que su partido sigue con la mano tendida, dispuesto a acordar los temas de Estado que sean necesarios después de las elecciones andaluzas. Tellado asegura que  en la UE ven a Pedro Sánchez como un «mal gestor» y un «riesgo» para la unión económica de Europa.

PREGUNTA.- ¿Qué es el «efecto Feijóo» y en qué lo nota el PP?

RESPUESTA.- El «efecto Feijóo» es un efecto de contestación social, frente a un Gobierno central que va a lo suyo y una sociedad que quiere dirigentes políticos preocupados por lo de todos.

P.- ¿Y de puertas para adentro, en el PP, además del evidente cambio de las formas, qué ha supuesto ese «efecto Feijóo»?

R.- Que el PP es lo que siempre ha sido, sin complejos ni necesidad de mirar a izquierda ni a derecha. Nos sentimos orgullosos de ser lo que hemos sido y no hay que reinventar al PP. Somos un partido que renace después del Congreso de abril, con la ilusión generalizada de constituirnos en alternativa real de Gobierno al primer gobierno de coalición que ha tenido nuestro país y que, desde nuestro punto de vista, no ha respondido a las expectativas que ellos mismos se marcaron en un primer momento. Nosotros somos alternativa de Gobierno.

«Decir que la oposición estorba es un planteamiento antidemocrático»

P.- Pedro Sánchez les acusa de obstrucción, dijo en sede parlamentaria que están «estorbando» las labores del Gobierno…

R.- La sesión de control en el Senado ha dejado claro que hay una alternativa real de Gobierno, que hace propuestas ante los problemas de los españoles y que tiende la mano al Gobierno y, al otro lado, hay un presidente del Gobierno que cree que el primer partido de la oposición estorba. Me parece un planteamiento poco democrático. La oposición no puede estorbar nunca y Sánchez no es consciente de lo que está pasando en nuestro país. A Pedro Sánchez solo le preocupa su supervivencia al frente del Gobierno. Está secuestrado por sus socios de investidura y no es dueño de su propio Gabinete, porque ni siquiera puede cesar a algunos de sus ministros.

P.- ¿Es un problema de «socios»?

R.- Es un problema de gobierno de coalición, que está roto. El PSOE está roto internamente; por otra parte, está roto Podemos y el germen de eso que quiere impulsar Yolanda Díaz. Tenemos el peor Gobierno de la historia de España en el peor momento posible de la historia de España y un presidente que niega la realidad y no es plenamente consciente de lo que preocupa en la calle y a las familias españolas y está centrado en su manual de resistencia. Más pronto que tarde la sociedad dará la espalda al Gobierno.

P.- ¿Cree que le dará tanto la espalda como para permitir que, en el futuro, el PP gobierne en solitario en España?

R.- Estamos trabajando para reposicionar al PP, hoy primer partido de la oposición, y convertirnos en Gobierno y, como es lógico, el PP aspira a gobernar en solitario. Ese es nuestro objetivo y no puede ser otro.

P.- ¿Y a acabar con el Gobierno Sánchez?

Hoy por hoy es Pedro Sánchez quien está al frente del Gobierno y nos tiene al lado, para colaborar como oposición leal. Lo que debería hacer es escucharnos. Le presentamos nuestro plan económico de apoyo a las familias y le dio carpetazo, porque no tiene el menor interés en pactar nada. Cuando seamos Gobierno de España escucharemos a la oposición más de lo que Sánchez nos está escuchando ahora, porque es lo que la ciudadanía espera de sus representantes políticos. Cuando Sánchez se niega a pactar, a dialogar, está defraudando también a sus propios votantes. No creo que ningún votante del PSOE quiera tener un Gobierno encastillado, rehén de sus socios independentistas, nacionalistas, etc. Por eso ya hay un flujo de votantes socialistas que están mirando al PP, porque quieren soluciones a los problemas reales.

P.- Sánchez, en cambio, asegura que él quiere diálogo y pactos de Estado y esta semana les ha acusado en sede parlamentaria de haber rechazado las 11 ofertas de pacto que les hizo y de bloquear la renovación de órganos constitucionales como el CGPJ o el Tribunal Constitucional…

R.- A Pedro Sánchez solo le obsesiona la renovación del CGPJ, pero no le preocupa en absoluto la situación económica en este país. Es muy difícil pactar con Pedro Sánchez en estos momentos, cuando el Gobierno está dividido. La cruda realidad es que sus socios no le dejan alcanzar ningún acuerdo con el PP. El que no tiene ánimo de pactar es él y todo lo demás es teatro. Los españoles quieren soluciones y ver a sus políticos en posiciones sensatas y eso hoy no existe en el PSOE. No lo digo yo…lo dicen socialistas históricos, como el ex ministro Jordi Sevilla, que dijo en The Objective recientemente que la propuesta de Núñez Feijóo no estaba nada mal.

«No descartamos ningún diálogo ni conversación con el Gobierno»

P.- ¿Descartan entonces la posibilidad de que se renueven los órganos constitucionales?

R.- No, en ningún caso. No descartamos ningún diálogo ni conversación con el Gobierno. Tenemos ánimo de diálogo, pero no sabemos si el PSOE tiene la misma disposición. Lo que hemos dicho es que creemos que debemos abordarlo cuando finalice la campaña electoral en Andalucía, para que no haya ninguna interferencia política en una negociación que es importante. Nos gustaría que, al otro lado de la mesa, estén dispuestos a anteponer el interés general y alcanzar esos acuerdos. 

P.- Existe una posibilidad de que en breve se renueven solo los dos magistrados que son cuota del Gobierno ¿Si eso ocurre darán por rotas las negociaciones?

 R.- Creo que no debo especular, ni hacer futuribles. Es el Gobierno quien debe decir si esa es su opción.

Tellado cs 13
Miguel Tellado, vicesecretario de organización del PP. | Foto: Carmen Suárez

P.- ¿Qué debe hacer el gobierno de Sánchez para ante la crisis abierta con Argelia, sin abrir otras nuevas, con Marruecos?

Pedro Sánchez, de forma unilateral, irresponsable e inexplicable ha provocado una crisis con Argelia sin precedentes, que puede tener enormes consecuencias para España en términos de suministro de gas, de aumento de los costes para el consumidor y de pérdidas millonarias para las empresas españolas que exportan sus productos a Argelia.

Pero esta crisis no es algo exógeno, sino que se deriva de otra crisis también muy grave, generada también por Sánchez, al permitir la entrada ilegal en España del líder del Frente Polisario. Esta decisión supuso otro grave conflicto diplomático con Marruecos, que provocó la llegada de cientos de inmigrantes -muchos de ellos niños- a los que vimos intentando llegar a Ceuta a nado, arriesgando sus vidas.

A Sánchez, con el cesarismo que le caracteriza, se le ocurrió que la mejor forma de zanjar todo esto era cambiar de forma unilateral y sin consultar con el PP ni con sus socios de gobierno, la política exterior de España en torno al Sahara, cimentada durante 40 años de consenso político.  Por si esto fuera poco, los españoles nos enteramos de este cambio de postura tan trascendental, no por el presidente de nuestro Gobierno, sino por una carta emitida por Marruecos y publicada en un medio de comunicación. Todo un despropósito.

El PP ya advirtió entonces a Sánchez de lo temerario de su decisión y de las posibles consecuencias que acarrearía a nuestro país un bandazo así en un asunto de tan hondo calado y con el actual contexto político internacional, marcado por la guerra de Ucrania.

El resultado es que España, no solo no ha obtenido ningún rédito de su cambio de posición con Marruecos respecto al Sáhara, sino que ahora el Gobierno ha abierto un conflicto diplomático con Argelia, con el que nos unen importantes lazos comerciales. Además, se acrecientan las dudas en torno al espionaje y hurto de información al móvil del presidente y su relación en todos estos acontecimientos. El problema es que el Gobierno cree que no se ha equivocado, por lo que tampoco tiene propósito de enmienda. Agraviaron a Marruecos, agraviaron a Argelia y con esta actitud acabaran molestando a cuanto socio exterior tenga España. No confiamos en que arreglen este conflicto, solo pedimos que no creen otros nuevos en lo que les queda en el Gobierno porque la herencia que pueden dejar es desoladora en términos de diplomacia.

Sus equivocaciones cuestan dinero a los españoles, que necesitan gas para calentar sus casas y a los trabajadores que dependen de las exportaciones o las importaciones para tener un ingreso con el que subsistir.

En resumen, una vez más, en su huida hacia adelante por mantenerse el poder a costa de lo que sea, Sánchez ha puesto a España en una delicada situación que, como siempre, tendrán que sufragar los españoles en el peor momento económico.

Pedro Sánchez es un multiplicador de problemas, el Rey midas de las crisis.

Pedimos que comparezca en el Congreso para dar la cara y explicar a los españoles qué está pasando y qué consecuencias tendrá para el día a día de familias y empresas

«Pedimos a Argelia que distinga entre el Gobierno de España y los españoles»

P.-El Gobierno ha pedido a la UE que salga en defensa de España, tras el último movimiento de Argelia, que suspende relaciones comerciales y transacciones bancarias entre España y Argelia ¿van ustedes a apoyar sus gestiones desde el PPE?

Los políticos estamos para intentar solucionar problemas y mejorar la vida de los ciudadanos y esto en una situación como la actual esto es absolutamente imperativo.

Pedimos a Argelia que distinga entre el Gobierno de España y los españoles, y por tanto haremos lo que podamos para proteger a los ciudadanos de las consecuencias de la política de Pedro Sánchez. Pero no debería esperar del PPE más de lo que él da al PP. Y al PP no le da ni información ni detalle. Es más, el Gobierno contestó al PP con evasivas en el Congreso cuando los portavoces del PP le preguntaron expresamente cómo estaban nuestras relaciones con Argelia tras la crisis de Marruecos. Nosotros no somos como ellos. Por tanto, lo primero que toca es que el Gobierno explique al PP qué está pasando con Argelia, porque, al igual que pasó con la crisis de Marruecos, no se han puesto en contacto con el principal partido de la oposición para informarnos de qué está sucediendo. Tendrán que explicar a qué se debe este oscurantismo y este hermetismo para no querer informar al PP de un tema de Estado como es la política exterior.

Lo único que vemos es a un gobierno nervioso, balbuceante, e incapaz de taponar las vías de agua que se le están abriendo en torno a este asunto.

Esperemos que Sánchez no pretenda, de nuevo, cerrar esta crisis en falso intentando parapetarse en su ministro de Exteriores.

P.- Tal como se está desarrollando la campaña andaluza ¿Cree que será posible el deseo de Juan Manuel Moreno Bonilla, de gobernar en Andalucía sin Vox?

R.- Queda mucha campaña y ahora corresponde hablar a los partidos, con sus propuestas. Creo que debemos respetar la voluntad mayoritaria de los andaluces en las urnas. Nosotros nos presentamos para gobernar en solitario y llevar adelante nuestro proyecto de cambio, útil para reducir el desempleo, para desterrar la corrupción de la Administración Pública y para normalizar la vida democrática e institucional de Andalucía. Juanma Moreno ha demostrado ser un político serio, sensato, responsable y con capacidad de gestión. Aspiramos a seguir la senda iniciada y no podemos renunciar a ello. Parece que el objetivo de Vox, escuchando algunas declaraciones, es simplemente condicionar un posible Gobierno del PP.

P.- Dice usted que es partidario de dejar gobernar a la opción más votada, pero en las anteriores elecciones no fue así, porque la opción más votada fue el PSOE y fue el PP el que buscó una mayoría alternativa, que es algo completamente legítimo ¿Están cabalgando una contradicción?

R.- Si uno analiza lo ocurrido en España desde 2015 hasta hoy, ve cómo se han roto las grandes mayorías tradicionales y se ha impuesto un modelo multipartidista donde los gobiernos salen de la suma de distintos partidos. Ese modelo de política nos recuerda mucha a Italia y no blinda la estabilidad política. Es muy difícil gobernar de esa forma, pero creo que en España hemos aprendido y estamos volviendo a un bipartidismo imperfecto, quizás con más actores, pero vemos como tanto PP, como PSOE, volvemos a bases electorales más amplias. Eso es bueno para la democracia en sí misma, porque hoy en día Pedro Sánchez es un presidente secuestrado, que hace lo que puede o lo que le dejan los de ERC y Bildu. Por eso creemos que hay que volver a las mayorías amplias y aspiramos a esa gran mayoría en Andalucía, de mayorías para mayorías. Es lo que venimos haciendo en Galicia desde hace décadas y creemos que, si en Galicia ha sido posible ¿por qué no en Andalucía? ¿O en el conjunto del país?

P.- En aras de esa estabilidad y en tiempos de dificultades ¿no se plantean la posibilidad de formar una gran coalición, a la alemana, PP-PSOE, o viceversa?

R.- El PSOE ya no existe. Es una organización sin valores, sin principios, que solo tiene como objetivo estar en la Moncloa el mayor tiempo posible. Nosotros echamos de menos a un PSOE con el que se podían alcanzar grandes pactos de Estado, pero ese partido, probablemente, desapareció con Alfredo Pérez Rubalcaba. Ahora es un partido al que lo que menos importa es España. Por tanto, cuando hablan de gran coalición, me pregunto ¿gran coalición con quién? Queremos una gran coalición con los españoles, grandes mayorías que se pueden volver a construir, pero para ello hay que abandonar la política del enfrentamiento y la división de la que han vivido Sánchez y también Podemos. Si cambiamos la forma de hacer política, volveremos a reconectar las instituciones democráticas con la calle.

P.- ¿No se puede ver el PP igualmente abocado a pactar con Vox, que lo secuestre, como dice que los socios secuestran a Pedro Sánchez? ¿No corre el PP el mismo riesgo que el PSOE, tanto en Andalucía, como en España?

R.- Creo que hemos demostrado nuestra capacidad de diálogo con casi cualquier partido en nuestro país. Me resulta bastante incómodo y ridículo que, desde el PSOE, que pacta con los herederos de ETA y con los que propiciaron un golpe de Estado en Cataluña, se cuestione un pacto, acuerdo o conversación con Vox. No están legitimados para cuestionar acuerdos ajenos. Dicho esto: nuestro proyecto es en solitario y, si los españoles quieren, habrá un gobierno en solitario y estable, en Andalucía y en España.

P.- ¿Cuál es su receta para Cataluña, que ahora vive una guerra lingüística que ha llevado a los tribunales el uso del castellano?

R.- En Cataluña hay un gobierno que quiere vulnerar la Ley y en España hay un gobierno dispuesto a permitírselo. Eso es lo que está pasando. Nuestro modelo lingüístico es el de Galicia, donde desde la libertad, cada uno pueda elegir el idioma en el que se expresa y donde el sistema educativo permita el conocimiento de tres lenguas: gallego, castellano e inglés. Los que quieren coartar la libertad de las personas de expresarse en la lengua que deseen, o los que quieren utilizar la educación como arma política y de adoctrinamiento, flaco favor hacen a las generaciones futuras de nuestro país. Lamentablemente, la línea de Pedro Sánchez pasa por permitir al Gobierno de Cataluña incumpla la Ley bajo subterfugios.

P.- ¿Cree que, a pesar de cualquier Ley, el castellano corre peligro en Cataluña o en cualquier lugar de España?¿Está el español en peligro de extinción?

R.- Creo que la libertad de los ciudadanos para elegir libremente la lengua en la que quieren expresarse está cercenada por un gobierno que quiere imponer el catalán a toda costa y apostar por una inmersión lingüística obligatoria. Y quienes quieren garantizar una educación en un porcentaje razonable en castellano tienen muchos problemas y están siendo perseguidas por el Gobierno de la Generalitat. Mientras tanto el Gobierno de Pedro Sánchez mira para otro lado.

«Cataluña se normalizó a través del 155»

P.- Los socialistas consideran como logro suyo que, con el Gobierno de Pedro Sánchez, la situación de enfrentamiento permanente y de fractura en Cataluña se ha rebajado notablemente, eso que llaman «bajar el suflé» y argumentan que, con el gobierno de Rajoy se vivieron los peores episodios…

R.- Si hoy la situación de Cataluña está más normalizada que hace unos años es porque el Estado de derecho impidió un golpe de Estado en Cataluña. Las instituciones democráticas de nuestro país, empezando por el Gobierno de Mariano Rajoy, hicieron lo que tenían que hacer en todo momento. Cataluña se normalizó a través del 155; a través de un gobierno que, desde la mesura, actuó para impedir un Golpe de Estado. Los independentistas han sido frenados por el Estado de Derecho. Pero Pedro Sánchez está mirando para otro lado desde que llegó al Gobierno, porque gobierna con los independentistas, con los enemigos de España.

Tellado cs 04
Miguel Tellado, vicesecretario de organización del PP. | Foto: Carmen Suárez

P.- Pero si nos atenemos a los resultados electorales en Cataluña, donde no solo hay independentistas, los ciudadanos han premiado a los socialistas, no al PP, que se ha quedado en 3 diputados, frente a los 33 de Salvador Illa ¿Cómo hay que entender ese mensaje de la ciudadanía?

R.- Eso demuestra que el PP, desde el Gobierno de Rajoy ha puesto por delante los intereses generales al interés de nuestra formación política en Cataluña. Y, asumiendo que esa decisión podía suponer un desgaste electoral, se hizo lo que se debía en Cataluña: impedir que prosperase un golpe de Estado. Si a Pedro Sánchez le interesan más los intereses electorales del PSC no merece ser presidente de España.

P.- ¿Recuperará el PP el voto perdido en Cataluña? ¿Cómo piensan hacerlo?

R.- Creo que Cataluña es el ejemplo de una sociedad muy crispada, donde los independentistas han hecho lo que han querido, con la connivencia del PSC y del PSOE. Y eso ha llevado a una polarización de la sociedad que se ha visto sometida a una crispación inadmisible. Hemos visto cómo familias se rompían, no podían compartir una cena de Navidad, porque la situación política era inadmisible. Nosotros vamos a defender siempre un proyecto de concordia, obtengamos réditos políticos o no.

P.- ¿Debería el Rey emérito residir en España?

R.- El Rey Emérito no tiene ninguna causa pendiente con la justicia y puede residir donde desee. El Rey emérito ha sido una figura clave en la historia de nuestro país, en la Transición y en los años posteriores. Para mí merece todos los respetos de cualquier demócrata. No merece el juicio paralelo al que se le está sometiendo.

P.- ¿Y algún reproche por algunas conductas que hemos conocido en los últimos tiempos, que no tienen reproche penal, por estar prescritos los hechos o por el carácter inviolable de la figura del Rey?

R.- La figura del Rey emérito forma parte de la historia de España y ha sido determinante.

P.- ¿No cree que haya dañado con ciertas conductas la imagen de la institución?

R.- Hay partidos que quieren hacer política sobre él, para atacar las instituciones democráticas de nuestro país. El Rey emérito es una figura clave que debe ser respetada por todos. La figura del monarca está perfectamente definida en nuestra Constitución.

P.- Sabe que se está comentando con insistencia una posible salida de Pedro Sánchez hacia la UE. Si deja de ser presidente del gobierno de España y es propuesto para ocupar alguna institución europea ¿Dará su plácet el gobierno del PP, con Feijóo a la cabeza?

R.- Algunos hablan mucho del futuro de Pedro Sánchez y nosotros solo hablamos del futuro de España. A Sánchez solo le preocupa su futuro y a nosotros el futuro de España, que no puede estar condicionado por el futuro de Sánchez, que será una mala anécdota en la historia de España. Somos un gran país, tenemos derecho a soñar con un futuro mejor y Sánchez debería dejar claras sus prioridades.

P.- En la UE, Pedro Sánchez, pese a las muchas críticas que recibe en España, tiene buena imagen. Vox, sin embargo, no la tiene en buena parte de la UE, donde proponen cordones sanitarios para partidos similares o coincidentes con algunos de sus planteamientos ¿Cree que al PP puede suponerle un problema su o sus alianzas con Vox, si se ve abocado a hacerlas en el futuro?

R.- Niego la mayor. Tengo mis dudas de que Pedro Sánchez tenga tan buena imagen en Europa. El Gobierno de Pedro Sánchez genera muchas dudas y, por lo tanto, creo que desde Europa se llama la atención sobre la necesidad de que el Gobierno de España garantice que nuestra economía es viable y que hoy somos capaces de cumplir las normas de entrada en la UE, que yo creo que no lo haríamos. A la UE le preocupa la situación económica y la estabilidad político institucional de nuestro país. Por eso creo la UE ve a Sánchez como un peligro y su gestión como muy dudosa.

«Europa ve en Pedro Sánchez a un mal gestor y un riesgo para la unión económica de Europa»

P.- ¿No se cree que estén pensando en él para ocupar un puesto en el futuro?

R.- Creo que en la UE ven a Sánchez como alguien que puede colocar a España fuera del euro, porque la gestión económica de nuestro país es bastante lamentable. Creo que en Europa están preocupados por nuestra situación financiera, por una deuda que crece, una situación de déficit que crece de forma exponencial, por unos fondos europeos que acabamos de recibir y no se están gestionando…Europa ve en Pedro Sánchez a un mal gestor y un riesgo para la unión económica de Europa.

P.- Isabel Díaz Ayuso ha recurrido ante el Tribunal Supremo el currículo de educación para el Bachillerato, porque entiende que es sectario y adoctrina ¿Entienden ustedes lo mismo?

R.- Es evidente que hay un ánimo de adoctrinamiento claro por parte del Gobierno de España. Compartimos plenamente la postura de Isabel Díaz Ayuso. Es más, nosotros hemos interpuesto un recurso de inconstitucionalidad contra la Ley Celaá.

P.- ¿Por qué ninguna otra Comunidad gobernada por el PP lo ha hecho?

R.- Entendemos que cada CC:AA es libre para determinar de qué forma se enfrenta a esa imposición y adoctrinamiento. Desde cada institución, cada gobierno autonómico decide su forma de enfrentarse a esa intención del Gobierno.

P.- ¿Eso es una fórmula de «cogobernanza» en el PP, que permite hacer a cada Comunidad lo que quiera o lo que pueda?

R.- Eso es la coherencia del PP. Estoy seguro de que muchas CC.AA gobernadas por el PSOE comparten nuestra postura, pero a lo mejor no se les permite posicionarse … pero estoy seguro de que los hay, porque aún quedan socialistas buenos en España

P.- ¿Y ustedes aspiran a que esos «socialistas buenos» les voten?

R.- En las últimas encuestas vemos un trasvase claro de voto, desde el PSOE al PP. Eso significa que hay mucho socialista de bien que ya no se sienten representados por Pedro Sánchez, porque creen que el cinismo no es una forma de acción política válida y porque creen que ya les ha engañado demasiadas veces y ya no cuela.

Tellado cs 07
Miguel Tellado, vicesecretario de organización del PP, con Esther Jaén. | Foto: Carmen Suárez

P.- ¿Conoce a algún socialista que le haya hecho una confidencia en este sentido?

R.- Lo dicen las encuestas…Hay un trasvase de voto y los socialistas, cuando tienen ocasión de hablar- quizás no lo hacen mucho públicamente- manifiestan muchas dudas sobre el modelo de gestión de Pedro Sánchez. Lo hemos visto en la pandemia, como presidentes autonómicos socialistas se rebelaban contra la forma de hacer política de Pedro Sánchez y cómo el gobierno Sánchez bloqueaba la acción de algunos gobiernos autonómicos…No lo digo yo: lo dicen las encuestas y hay otros líderes socialistas que no están de acuerdo con la forma de entender la política de Pedro Sánchez y con lo que queda de ese no ya PSOE, sino Partido Sanchista.

No sé si se refiere usted al castellano manchego García-Page o al aragonés, Javier Lambán ¿Con ellos sí podría hacer el PP una gran coalición?

R.- Cada uno está donde está y nuestra gran coalición de gobierno es con los españoles. Cambiaremos la situación de este país con el voto mayoritario de los españoles. Dentro de un año intentaremos gobernar en todas las CC.AA donde se celebran elecciones porque tenemos proyecto propio para cada una de ellas.

Únete a la discusión
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D