The Objective
Publicidad
España

Juan Carlos I retrasa su regreso a España por los obstáculos para alojarse en La Zarzuela

El Gobierno presiona a la Casa Real para que el Emérito no acceda a la que fue su residencia durante 58 años

Juan Carlos I retrasa su regreso a España por los obstáculos para alojarse en La Zarzuela

Juan Carlos I en una imagen de archivo. | EFE

El rey Juan Carlos ha decidido retrasar ‘sine die’ su regreso a España debido a los obstáculos con que se está encontrando para alojarse en el Palacio de la Zarzuela, según han contado fuentes del entorno del Emérito a THE OBJECTIVE. El Rey mantiene su idea de residir la mayor parte del año en Emiratos Árabes Unidos, pero ha expresado reiteradas veces su deseo de visitar nuestro país y de pasar, aunque sea apenas unos días, por la que ha sido su casa durante 58 años y en la que aún mantiene sus pertenencias y objetos personales.

Según ha podido saber THE OBJECTIVE, la Casa del Rey se mantiene inflexible por presiones del Gobierno en su decisión de que el padre de Felipe VI no entre siquiera en el Palacio de la Zarzuela, pese a que la Fiscalía ha archivado las investigaciones fiscales en su contra y a que este jueves se ha dado carpetazo a la causa abierta por el presunto cobro de comisiones por la construcción del AVE a La Meca.

La Fiscalía Anticorrupción no ha podido determinar la comisión de posibles delitos en esa operación tras la negativa de Arabia Saudí a entregar la documentación fiscal relativa a la causa que había sido solicitada para la investigación. Este escenario despeja aún más el camino para que el Emérito pueda regresar a España tras casi dos años de estancia en Abu Dhabi.

El criterio de la Casa Real, a instancias del Gobierno, contrasta con el deseo de Juan Carlos I, quien querría volver a la que fue su vivienda oficial durante casi seis décadas y en la que dejó numerosos objetos personales tras su precipitada salida hacia el citado país árabe en agosto de 2020, a raíz de las informaciones sobre la existencia de fondos opacos vinculados a él en el extranjero.

El pacto tácito de La Zarzuela con don Juan Carlos

El carpetazo de la Fiscalía del Tribunal Supremo desbloqueó de facto hace unas semanas el regreso a España del monarca, ya que el pacto tácito de La Zarzuela con Juan Carlos I fue que no podría regresar mientras se investigara algún caso. Sin embargo, cada vez que el monarca ha intentado volver, se ha encontrado con diversos inconvenientes.

El meollo de la cuestión en este momento es dónde debería alojarse el anterior jefe del Estado cuando pase por Madrid. Juan Carlos I ya ha trasladado a la Casa Real su intención de permanecer un mínimo de seis meses al año en el país árabe, pero desearía poder visitar cada cierto tiempo nuestro país y, por supuesto, la capital.

En principio, sus estancias en España sería cortas y no siempre se quedaría en La Zarzuela, sino que tiene la intención de acudir a la localidad gallega de Sanjenjo para navegar o a Barcelona para visitar a su amigo Josep Cusí, como adelantó THE OBJECTIVE en marzo.

La Casa Real ve inconveniente esa fórmula y prefiere que el Emérito corra con los gastos de su estancia o, en su defecto, que se aloje en la residencia de una persona de su confianza. La Zarzuela no quiere dar la sensación ante la opinión pública, según las citadas fuentes, de que Juan Carlos I se beneficia del erario público durante sus estadías en territorio español pese a que, formalmente, es miembro de la Familia Real.

Otra de las opciones que se baraja es que se aloje en el domicilio de su hija mayor, la infanta Elena. En este sentido, la revista Semana publicó en febrero que doña Elena se había mudado de casa, al cambiar su vivienda en el madrileño barrio del Niño Jesús por otra casa en la calle Almagro. Una propiedad que cuenta con 250 metros cuadrados y en la que vive con sus hijos, Froilán y Victoria Federica.

Sin embargo, cualquier alternativa que pase por alojarse en un domicilio particular en el centro de Madrid genera serias dudas, no solo para garantizar la seguridad de Juan Carlos I, sino también para evitar que sus pasos por la capital se conviertan en un espectáculo cotidiano de flashes y cámaras de televisión. En ese sentido, una estancia breve en La Zarzuela garantizaría una mayor discreción.

Únete a la discusión
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D