The Objective
Publicidad
España

Javier Maroto: «Hay una mayoría social que se quiere librar de Pedro Sánchez»

En opinión del senador popular, hay una mayoría social que se quiere librar de Pedro Sánchez, «por el bien de España»

" frameborder="0" allow="accelerometer; autoplay; clipboard-write; encrypted-media; gyroscope; picture-in-picture" allowfullscreen>

En tiempos de hiperfragmentación parlamentaria, Javier Maroto no menciona las palabras «mayoría absoluta», pero insiste en que el nuevo líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, es capaz de captar el voto de todo el centro-derecha y alcanzar una hazaña como las conseguidas en Galicia, donde el presidente de la Xunta colecciona cuatro mayorías absolutas consecutivas.

Especialmente esquivo ante las referencias al auge de Vox y la posibilidad de que el PP tenga que seguir pactando con la formación de Santiago Abascal gobiernos municipales, autonómicos e incluso el Gobierno de España, el portavoz del PP en el Senado descarta la posibilidad de alcanzar una gran coalición con el PSOE, aunque, «si el PSOE se libera del ‘sanchismo’ –asegura– estaríamos ante un escenario distinto». 

En el momento presente, Javier Maroto, cuya permanencia en el Senado depende del presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, que tendrá que proponerlo de nuevo como senador por designación autonómica y su continuidad al frente de la portavocía, del propio Feijóo, que tendrá que remover o mantener en sus cargos a aquellas personas que en su día designó Pablo Casado, no escatima en críticas al presidente Sánchez, a quien acusa de haber traicionado a Feijóo a las 24 horas de haber llegado con él a un acuerdo. En opinión de Maroto, hay una mayoría social que se quiere librar de Sánchez «por el bien de España».

Pregunta.- ¿Con la elección, casi por aclamación de Alberto Núñez Feijóo como nuevo líder del PP se cierra la crisis por la guerra Casado-Ayuso?

Respuesta.- El paso adelante de Feijóo ha supuesto un revulsivo en la ilusión del PP. No solo los militantes, sino para los votantes e incluso exvotantes del PP. Están tan cansados de Sánchez que quieren una alternativa. Feijóo representa una opción política en la que priman la experiencia, la madurez, la unidad y la moderación. Es una opción atractiva y necesaria para España y es de agradecer.

Javier Maroto, durante la entrevista. | Foto: Carmen Suárez

P.- ¿Qué fue lo que falló en la apuesta por Pablo Casado como líder?

R.- Todo el mundo lo pudo seguir en los medios de comunicación y puede sacar sus conclusiones. Pero ahora los españoles quieren oír hablar de la alternativa a Sánchez. ¿Por qué es mejor Feijóo que Sánchez? o ¿qué propuestas de Feijóo gustan a una mayoría social de españoles? O ¿por qué el PP vuelve a ser necesario para España? Quizás esas son las respuestas que tenemos que abordar.

P.- También habrá que dar respuesta a quién integrará el equipo de Feijóo. Ya sabemos quién será el líder, pero ¿quién estará con él en la dirección? ¿Hay que hacer una suma que incluya la presencia de los territorios?

R.- Creo que él lo ha explicado y yo estoy de acuerdo en su valoración. Son dos claves las que ha hecho públicas: las mejores personas, con más experiencia y cualificación, el equipo de los mejores y, en segundo lugar, tener en cuenta cómo es el PP, un partido forjado de concejales y alcaldes, donde la base sólida es el municipalismo y la estructura en las CC.AA. Lo que los medios de comunicación llaman «los barones» son la base de este partido, donde las estructuras autonómicas y provinciales y sus representantes son escuchados y respetados.

P.- ¿Es necesario que los distintos territorios se sientan representados en la futura dirección?

R.- No sé cuál será la estructura ni el número de personas de la nueva dirección. Los criterios que ha explicado Feijóo me gustan, porque él va a premiar la capacidad, la experiencia, la buena gestión, la aportación de algo adicional y, además, tiene en cuenta las estructuras de un país diverso, como es el nuestro. Con esos criterios, estoy seguro de que Feijóo acertará en el equipo, independientemente del número e identidad de las personas, que yo no conozco.

P.- ¿Cree que Feijóo dará a conocer nombres antes de la celebración del Congreso?

R.- Pues conociendo a Feijóo y atendiendo a lo que dice, que le interesan más las políticas que los políticos y no es una cuestión de género, sino que tiene una verdadera carga de profundidad… Por ejemplo, para él es más importante, frente a la crisis provocada por el precio de la energía y combustibles, bajar los impuestos ya, que es una política fiscal, que los nombres de las personas que configuran los organigramas.

P.- Una de las cosas que parece más clara es que Alberto Núñez Feijóo será nombrado senador por designación autonómica. ¿Le parece suficiente que pueda confrontar sus políticas en el Senado en una pregunta parlamentaria al presidente Sánchez una vez al mes, durante cinco minutos?

R.- Esa es una posibilidad que han esgrimido los medios de comunicación, no él. 

P.- Claro… él no dice nada…pero sí lo dicen en su partido.

R.- Es una posibilidad que los medios conocéis y de la que habláis. Estoy convencido de que él hará una valoración de las ventajas e inconvenientes de tomar esa decisión. Yo desconozco cuál será su decisión, pero cualquier grupo parlamentario en el Congreso, Senado, Parlamento Europeo, estará encantado de contar con su presencia…

P.- ¿Existe alguna fórmula por la que, siendo senador, se pueda intervenir en un Pleno en el Congreso de los Diputados? ¿Lo están estudiando?

R.  Yo no soy especialista en el Reglamento del Congreso, lo que le puedo decir es que en el Senado, cualquier senador puede intervenir y los diputados, pueden asistir a los plenos del Senado, pero no intervenir, hasta donde yo sé.

P.- La llegada de Feijóo a la política nacional ¿va a suponer una rebaja de la crispación política, que ha sido la tónica general en los últimos años?

R.- Feijóo no es un político de escribir un tuit o soltar un exabrupto, sino de explicar en un texto por qué una medida concreta puede ser efectiva. Es más partidario de convencer con argumentos y pedagogía y basándose en la experiencia, la solidez y la madurez de la propuesta. Debería ser algo que cunda en todos los partidos, no solo en el PP. Hay muchos ciudadanos que siguen los debates políticos más enconados a través de los medios de comunicación y eso genera desapego y acaba haciendo que los ciudadanos piensen que la política no va con ellos. Creo que Feijóo viene a aportar ideas y dejará a un lado descalificaciones y exabruptos.

Javier Maroto y Esther Jaén. | Foto: Carmen Suárez

P.- La crispación política también se apoderó del PP durante la gran batalla Casado Ayuso. Al final Casado está fuera y hay quien dice que Isabel Díaz Ayuso sale muy tocada ¿Coincide con estas tesis?

R.- Isabel Díaz Ayuso es un activo enorme en el PP, sin duda. Hay pocos precedentes de casi doblar los escaños entre una votación y la segunda. Además, es un fenómeno de espontaneidad, que genera cariño allá donde va y también ha logrado demostrar que, si votas unido en torno a unas siglas, la izquierda se queda en casa y Sánchez se va. Si votamos divididos, Sánchez se queda.

P.- ¿Los famosos contratos para la compra de mascarillas, en los que participó su hermano, han minado la imagen de la presidenta madrileña o cree que la fiscalía acabará desestimando las denuncias presentadas?

R.- La izquierda, desde el último diputado de Más Madrid, hasta Pedro Sánchez, han tenido miedo de Isabel Díaz Ayuso, porque le han visto un gran potencial.  Por eso, atacar a Isabel Díaz Ayuso ha estado presente en el argumentario de la izquierda desde que ella ha sido conocida, querida, valorada y votada por los madrileños…

P.- Pero las acusaciones sobre los contratos que supuestamente beneficiaban sensiblemente a su hermano procedían del PP, de la antigua cúpula nacional, no de la izquierda…

R.- Pero cualquier argumento será siempre utilizado por la izquierda, sea falso, exagerado o una mera conjetura. Ayuso ha demostrado con creces que es capaz de contestar a los ataques personales de la izquierda sin ningún tipo de complejos.

P.- ¿Y cree que también en esta ocasión será capaz de sobreponerse?

R.- En este momento no hay ninguna acusación más allá de las acusaciones de la izquierda.

P.- Son acusaciones del PP y fue Pablo Casado quien habló de testaferros, de posible delito y de ejemplaridad…

R.- Hubo un expediente que quedó zanjado y en este momento no hay ninguna acusación que no venga de la izquierda.

P.- ¿Cree que con Feijóo se reactivará la renovación del CGPJ?

R.- El PP siempre ha sido partícipe de pactos de Estado de una enorme envergadura, estando en el gobierno o en la oposición. La propia Constitución, la entrada en el euro, la política antiterrorista, el Pacto de Toledo por las pensiones…en momentos fáciles y difíciles. Alberto Núñez Feijóo, sin ser todavía presidente del PP hizo una oferta de acuerdo sincero al Gobierno, en la Cumbre de presidentes de La Palma, para rebajar la fiscalidad de los carburantes y la luz. Sánchez se vio forzado a incorporar la rebaja fiscal y no ha tardado ni 24 horas en traicionar ese acuerdo que, con mano tendida, le propuso Feijóo. El presidente del Gobierno ha dicho que se olvide todo el mundo de la rebaja fiscal en los combustibles y la luz. Dice la vicepresidenta económica que esas bajadas no sirven para nada. ¡Qué poco conoce el gobierno lo que está pasando en los hogares españoles!

P.- Si cumple otra de las promesas que viene repitiendo Pedro Sánchez, el Gobierno presentará un paquete de medidas para paliar los efectos de la crisis la próxima semana ¿Van a votar en contra?

R.- Nosotros estamos completamente a favor de cualquier medida que signifique la reducción del precio de la electricidad y los combustibles, pero no estamos de acuerdo en esperar 10 días más para conocer esas medidas de las que aún no sabemos nada. A ver cómo se lo explica a los miles de familias que no llegan a final de mes, a los que están al timón de un barco de pesca o en la agricultura, la ganadería; a todos los autónomos que todavía tienen que pagar durante 10 días más el precio del gasoil tan elevado como está. La situación es límite en las familias y el Gobierno no toma medidas. De cada 100 euros que se pagan por la gasolina, 50 se los queda el Estado. Digo yo que algo puede hacer el Gobierno con los impuestos de los combustibles…

P.- ¿Prevén que una rebaja de los impuestos provoque una bajada a su vez de la recaudación y que, en unos momentos en los que hay que acudir a ayudas, bonificaciones y subvenciones para los más desfavorecidos y golpeados por la crisis, se acabe agrandando el agujero del déficit público?

R.- Las propuestas fiscales no pueden caer en la demagogia y en este sentido, el PP nunca ha propuesto que el Estado deje de recaudar o recaude menos. Lo que proponemos es que no recaude más a cuenta de los mismos consumos de combustible o de energía. El Estado recauda más por IVA, de modo que todo el mundo tiene menos en su bolsillo, salvo la ministra de Hacienda, que recauda más. Se trata de igualar el nivel de recaudación a la que tenía antes de esta crisis sin precedentes. La inflación es el impuesto de los pobres. 

P.- ¿Medidas como los 500 millones de euros para el sector de los transportistas , como puso el Gobierno sobre la mesa de negociación, son actuaciones que no sirven para estos momentos?

R.-En esa reunión de las ministras con una serie de asociaciones de transportistas que no estaban siguiendo los paros, las ministras pusieron los 500 millones sobre la mesa y consiguieron que los que estaban en la reunión se apuntasen también a los paros convocados por los que no estaban dentro, sino manifestándose fuera. La sensación de que la medida no aporta absolutamente nada no la tiene el PP, sino los transportistas. Las ministras consiguieron poner en huelga del transporte a quienes no lo estaban.  

P.- El año que viene hay elecciones autonómicas y municipales ¿Cuáles son las expectativas de este nuevo PP de Feijóo?

R.- El PP plantea una propuesta sólida y contrastada ante las inquietudes de los ciudadanos. Tenemos mensajes nítidos y propuestas claras. Nuestros alcaldes son sobradamente conocidos, no solo los de los grandes municipios, sino miles de alcaldes de pequeños municipios. El PP es un partido de alcaldes y, en las próximas elecciones, con Alberto Núñez Feijóo, tenemos el ingrediente de ensayo para ganar de forma clara la confianza de los ciudadanos.

P.- ¿Y en cuanto a las plazas a conquistar o mantener?

R.- Nuestra receta es tan sencilla como la que ha planteado Feijóo en Galicia: si votamos unidos, la izquierda no gobernará en los Ayuntamientos y no habrá consejeros ni concejales comunistas, como hemos tenido a Garzón o a Yolanda Díaz, haciendo propuestas alocadas, que distorsionan más que ayudan. 

P.- Pero puede ser que tengan que meter a Vox en sus Gobiernos…

R.- Si hacemos una propuesta en la que se pueda aunar una inmensa mayoría de personas de centro derecha, podremos atraer a la mayoría y tendremos gobiernos como los que ha tenido Nuñez Feijóo. Si es así, podremos mantener algunos gobiernos en territorios como Andalucía, que ya no dependen de la izquierda, así como conseguir otros en territorios donde gobierna la izquierda y tienen muchas dificultades, como Comunidad Valenciana o Baleares. 

P.- ¿Cree posible que Alberto Núñez Feijóo sea presidente del gobierno si tiene que gobernar con Vox?

R.- El propio Feijóo ha explicado que él aspira a ganar la confianza de una mayoría de españoles, como ha hecho en Galicia .

Javier Maroto, durante la entrevista. | Foto: Carmen Suárez

P.- Pero la hiperfragmentación del arco parlamentario y las tendencias demoscópicas no invitan a pensar en mayorías absolutas…

R.- Los españoles van a tener la oportunidad de escuchar su proyecto. Los gobiernos que ha presidido Feijóo han gustado mucho, incluso a quienes votan otras alternativas en otras elecciones ¿Por qué lo que ha conseguido Feijóo en Galicia no vale para el resto de España? Desde luego, tiene el apoyo de todo el PP y mucha ilusión de los votantes…

P.- En todo caso, para que eso ocurra, Vox casi tendría que desaparecer y no parece que sea factible…

R.- No conviene hacer muchas cábalas. Pero si el centro y la derecha votan juntos, los riesgos de que gobierne la izquierda son nulos. Creo que hay una mayoría social que se quiere librar de Pedro Sánchez, por el bien de España. La receta para ello es Alberto Núñez Feijóo. 

P.- Otra receta posible es la Gran Coalición, a la alemana. ¿La ve viable en España?

R.- Las coaliciones tienen que tener una razón de ser para llevarse a cabo. El PP apoyó al PSOE en el País Vasco, pero desde la oposición. Para que haya una gran coalición tienen que querer hacerla las dos partes y yo no veo al «sanchismo» en un gobierno de coalición más que con el propio «sanchismo». Si el PSOE se libera del «sanchismo», estaremos en un escenario distinto. Si el próximo candidato del PSOE, si sus bases no lo remedian, se llama Pedro Sánchez y con él no hay posibilidad de entendimiento, más allá de los pactos de Estado que, por el bien general, el PP va a plantear.  

P.- ¿Temen en el PP un adelanto electoral?

R.- Pedro Sánchez no cumple ninguna de sus promesas y ha dicho recientemente en el Congreso que va a agotar la legislatura. Que nadie se confíe, porque Pedro Sánchez sólo piensa en Pedro Sánchez.

P.- ¿Está el PP preparado ahora mismo para afrontar unas elecciones generales?

R.- Nosotros no podemos perder mucho tiempo en pensar si estamos o no preparados. Desde el día 3 de abril tenemos que estar preparados con toda la energía, las apuestas y los equipos para que, cuando llegue el momento, ser la mejor alternativa posible. De eso se va a ocupar el nuevo presidente, sin duda alguna.

P.- Llegado el momento, sin Feijóo ganase las elecciones pero sin mayoría absoluta ¿Cambiaría su discurso y acabaría pactando con Vox si el partido refrenda esa opción o buscaría otras soluciones imaginativas?

R.- Cualquier cábala que vaya más allá de quince días tiene poco valor añadido. El PP va a salir a por todas, pero no por una cuestión de ambición personal, porque se trata más de una entrega que de cualquier otra cosa. Y lo hará con ilusión y la experiencia que avala a Feijóo, para poder ganar a Sánchez.

P.- ¿Seguirá usted siendo el portavoz del PP en el Senado?

R.- Eso lo tiene que decidir el nuevo presidente del partido.

P.- ¿No ha hablado con él de este asunto?

R.- He hablado con él de varios temas que afectan al Senado, pero no se me ha ocurrido preguntarle por esa cuestión.

También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D