The Objective
Publicidad
España

Los críticos de Podemos temen una «purga a gran escala» si hablan con Yolanda Díaz

Personas de confianza de Díaz están tomando contacto con cuadros y exdirigentes de Podemos para tantear y comprender su situación actual

Los críticos de Podemos temen una «purga a gran escala» si hablan con Yolanda Díaz

La expulsión de seis altos cargos de Podemos en La Rioja ha activado todas las alarmas en varios segmentos del partido. Fuentes de Podemos avisaban en las últimas semanas de que la dirección liderada por Irene Montero y Ione Belarra estaba planificando lo que llaman una «purga a gran escala» contra todos los cuadros que «hablan» con Yolanda Díaz. «Es un mensaje para todos los que desde los territorios se acerquen a Yolanda», explican fuentes de los sectores críticos que quedan en la formación morada. Según estas fuentes, miembros del equipo de Díaz habrían tomado contacto con varios cuadros de Podemos que han sido apartados en los últimos años.

Entre febrero y marzo, los dirigentes de Podemos que ocupan una consejería del Gobierno de La Rioja en el gobierno de coalición con el PSOE de Concha Andreu recibieron varios correos electrónicos. En estos mensajes se les comunicaba, sin llamada telefónica ni nada más, que la ejecutiva del partido, a través de la Comisión de Garantías, les expulsaba de la formación. La razón oficial de la medida atañe a que no pagaron las donaciones tal y como establece el reglamento interno. A nivel oficial, Podemos argumenta que recibieron varias notificaciones y que nunca los afectados alegaron nada. De ahí el procedimiento de expulsión.

Los afectados, sin embargo, cuestionan esta versión. En el caso de la consejera Raquel Romero, sostienen que «paga de su bolsillo para mantener el círculo» en el territorio y que el supuesto incumplimiento de las donaciones es una «excusa» para echarles. La cuestión va obviamente más allá del cumplimiento a rajatabla de un reglamento que en Podemos muchos saben que incumplen de facto casi todos. Algunos ex altos cargos de Podemos, de hecho, demandaron a la formación por supuestos desvíos de las donaciones a través de fundaciones y otros proyectos. Algunas de estas investigaciones han sido archivadas por los tribunales, mientras que otras siguen abiertas.

«Hace falta un proyecto transversal»

Lo cierto es que el incumplimiento de las donaciones ha servido anteriormente para otras purgas. Y ahora sirve para frenar coqueteos de cuadros y cargos con Yolanda Díaz. La dirigente gallega está preparando una agenda de encuentros y actos para «escuchar» a colectivos y miembros de la sociedad civil. Es el primer paso antes de lanzar su plataforma y anunciar su candidatura nacional. Pero este movimiento ha despertado el recelo de parte de la cúpula morada.

La tesis, por ejemplo, de los purgados en La Rioja es que la dirección les ha expulsado por haberse acercado a Díaz. «Podemos e IU se han quedado escorados en la extrema izquierda, ahora hace falta un proyecto transversal» es el núcleo de su discurso para defender la necesidad de una vuelta a empezar que contemple el alejamiento de los que actualmente mandan en Podemos. Es decir, Irene Montero y Ione Belarra.

La dirección morada niega tajantemente esta versión. Sostiene que el alejamiento de los críticos empezó mucho antes de que Yolanda Díaz trabajara para dar el relevo a Pablo Iglesias. Y acusan a los díscolos de haberse alejado ellos de la formación cuando hubo el choque con Íñigo Errejón y miembros de estos sectores críticos se enfrentaron a Pablo Iglesias. Sectores que se pueden considerar neutrales en este choque también creen que el choque es anterior a los contactos («si los hay», dicen) con Díaz. Aunque también asumen que la dirección quiere amedrentar a los díscolos para que no se acerquen demasiado a Díaz.

Posibles fichajes

Fuentes de Podemos en diferentes comunidades autónomas confirman en conversación con este diario que casi en todas las ciudades y regiones los cuadros del partido morado están en alerta. Es sabido que las relaciones personales entre Díaz y Montero son más que mejorables. Y muchos esperan a que Díaz mueva ficha para comprender si les conviene sumarse cuanto antes a su proyecto.

Muchos cuadros del partido morado están guardando silencio. Pero en la sombra ya han enviado mensajes a los pocos miembros del equipo de Díaz que actúan como sherpas para activar contactos con estos cuadros. Entre ellos, varias fuentes mencionan al estratega y número tres del equipo de Díaz, Rodrigo Amírola. Además de La Rioja, se estarían registrando contactos con dirigentes territoriales en las Islas Baleares, Valencia, Asturias y Navarra. «Hay contactos y llamadas, sirven para saber en qué situación está cada uno, si sigue activo y qué intenciones tiene», comentan las fuentes consultadas.

El problema, según señalan varias fuentes moradas, es que Díaz no tiene claro si incluir en su plataforma a los dirigentes morados. «Yolanda de momento solo quiere acercarse a los sectores más blandos: los comunes, Oltra, etc. Hay otros perfiles que en este momento no interesan, aunque más adelante sí podrían entrar en juego», comentan.

Únete a la discusión
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D