The Objective
Publicidad
David Mejía

El Rey no vuelve (por ahora)

«Esta carta de don Juan Carlos no habla de la absolución de un padre, sino del sacrificio de un hijo»

Opinión
Comentarios
El Rey no vuelve (por ahora)

Juan Carlos I. | Europa Press

El Rey Juan Carlos ha escrito una carta a su hijo que la Casa Real acaba de hacer pública. Tras el archivo de las investigaciones, el Emérito se plantea su regreso a España, aunque no de forma inmediata. Sí hará visitas esporádicas «para visitar a la familia y amigos».

La nota es clara y el tono calmo; a priori no invita a reacciones histéricas ni a teorías conspicuas. Pero la primera regla de la hermenéutica es que todo texto calla más de lo que dice, aunque diga la verdad. En primer lugar, esta carta merece ser interrogada desde la ausencia. El Emérito no menciona la palabra «Zarzuela».  Dónde se hospedará en España sigue siendo una incógnita. Será en un lugar, dice, donde pueda disfrutar de privacidad. Lejos del perímetro geográfico y emocional de Casa Real. Lejos de los focos y de las probables miradas reprobatorias de los Reyes.

Lamenta Don Juan Carlos los «acontecimientos pasados de su vida privada». Este lamento subraya el problema: la ciudadanía no los considera privados ni pasados. Es comprensible que pretenda orientar la opinión en la dirección que mayor bienestar le procure. Pero sus esfuerzos serán vanos. La inviolabilidad de la Corona hace que las causas contra él resulten jurídicamente irrelevantes cuando están pendientes; la contraparte de la inviolabilidad es que su archivo de la causa no lo libera de la carga moral de la acusación. La absolución moral que anhela no llegará.

Tras el lamento destaca el orgullo que siente por su «contribución a la convivencia democrática y a las libertades en España». Una contribución que reflejarán los libros de Historia pero que nunca será suficiente para restaurar su dignidad pública en vida. Es una batalla que no debe librar, y todo indica que lo sabe. En estos momentos, su mayor contribución a la institución son el silencio y la distancia.

¿Y qué dice Felipe VI haciendo pública esta carta? Tal vez que ha cumplido y seguirá cumpliendo con la responsabilidad de proteger la institución por encima de la familia. Porque esta carta no habla de la absolución de un padre, sino del sacrificio de un hijo.

Envía el primer comentario
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D