The Objective
Publicidad
Consumo

La OMS reclama una regulación «más eficaz» de la publicidad del alcohol

Muestra su preocupación porque tres millones de personas mueran cada año por el uso nocivo del alcohol

La OMS reclama una regulación «más eficaz» de la publicidad del alcohol

Varios chupitos de alcohol.

A la Organización Mundial de la Salud (OMS) le preocupa el excesivo consumo de bebidas alcohólicas, especialmente entre los más jóvenes, y las pautas publicitarias cada vez más agresivas que se utilizan. Por ello reclama en un informe una regulación «más eficaz» sobre la publicidad del alcohol en Internet. A la OMS le llama la atención sobre todo el hecho de que las campañas publicitarias se centren en «los jóvenes y los bebedores empedernidos», a los que hace protagonistas de los anuncios y que influyen muy negativamente a la hora de tener una percepción real de lo que supone el consumo habitual y excesivo de alcohol.

«El alcohol roba a los jóvenes, a sus familias y a las sociedades su vida y su potencial. Sin embargo, a pesar de los claros riesgos para la salud, los controles de la comercialización del alcohol son mucho más débiles que los de otros productos psicoactivos», asegura Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS, que apuesta por «una regulación mejor, bien aplicada y más coherente de la comercialización del alcohol» como medida que «mejoraría y salvaría la vida de los jóvenes en todo el mundo».

Cambios en la comercialización

La OMS plasma en su estudio datos muy preocupantes. Asegura que en el mundo muere una persona cada diez segundos debido al uso nocivo del alcohol, un total de tres millones de fallecidos cada año. Es «un número desproporcionado», que representa aproximadamente el 5% del total de muertes anuales en el planeta y que incide más entre los más jóvenes, ya que el 13,5% de los fallecimientos corresponde a población con edades comprendidas entre los 20 y los 39 años.

La organización considera que «el uso sofisticado de marketing online» es la principal causa del creciente consumo de bebidas alcohólicas, ya que ha supuesto uno de los mayores cambios en la comercialización del alcohol, coincidente con el aumento del consumo y su acercamiento a los más jóvenes. La OMS afirma que los proveedores mundiales de Internet recopilan y analizan datos sobre los hábitos y las preferencias de los usuarios, y de esa manera se han creado novedosas oportunidades para que los comercializadores de alcohol dirijan sus mensajes a grupos específicos en todo el mundo.

Dificultades para controlar la publicidad

Esos datos que manejan quienes comercializan alcohol les permiten fomentar una publicidad dirigida a grupos específicos en las redes sociales que resulta especialmente eficaz, y su impacto, además, se ve reforzado por el intercambio de publicaciones entre los usuarios de las redes e influencers. La OMS cita que en 2019 más del 70% del gasto publicitario en medios de comunicación de los principales comercializadores de bebidas alcohólicas con sede en los Estados Unidos se tradujo en promociones, colocación de productos y anuncios en línea en los medios sociales.

«La creciente importancia de los medios digitales significa que la comercialización de alcohol se ha vuelto cada vez más transfronteriza y esto hace que los países que regulan el comercio del alcohol tengan más dificultades para controlarla eficazmente en sus jurisdicciones», comenta Dag Rekve, doctor de la Unidad de Alcohol, Drogas y Conductas Adictivas de la OMS a Infosalus. La solución para Rekve pasa por estructurar «una mayor colaboración entre los países en este ámbito».

El reclamo del deporte

La publicidad entra por los ojos y cala si es atractiva al margen de la calidad o cualidades del producto. Por eso los comercializadores de alcohol buscan reclamos específicos para cada sector poblacional y, en el caso de los más jóvenes, la percha del deporte y del patrocinio de grandes eventos deportivos es otra «estrategia clave utilizada por las empresas transnacionales del alcohol», que además han logrado que aumente tanto la producción de bebidas alcohólicas como la creación de nuevas marcas.

Una persona bajo los efectos del alcohol

Aunque el alcohol sea incompatible con la práctica del deporte, existe una amplia oferta de patrocinios basados en distintas disciplinas deportivas, que aumentan significativamente la notoriedad de las marcas ante nuevas audiencias sin plantearse las consecuencias negativas que pueden acarrear. Los productores de alcohol alcanzan acuerdos con grandes clubes deportivos y competiciones de renombre para llegar a sus millones de espectadores en todo el mundo, a los que convierten en potenciales consumidores.

Presente en juegos, películas y series

También el creciente mercado de los deportes electrónicos, incluidos los eventos de juegos competitivos, influyen negativamente en el consumo de alcohol, puesto que suponen otra opción de patrocinio de eventos que aumenta el reconocimiento y las ventas de una marca. Ocurre igualmente con multitud de anuncios en películas y series. Según un análisis de las cien películas estadounidenses más taquilleras entre 1996 y 2015, en casi la mitad de ellas se mostró alcohol a través de alguna marca.

La OMS afirma que los datos evidencian que empezar a beber alcohol a una edad temprana es un factor de predicción de un consumo peligroso cuando se es adulto y cree que la falta de regulación para abordar la comercialización del alcohol a nivel mundial «es especialmente preocupante para los niños y adolescentes, las mujeres y los grandes bebedores«. Los bebedores adolescentes son más vulnerables a los daños del alcohol y por ello en demasiadas ocasiones la publicidad se dirige a zonas del mundo donde la población es más joven, como Latinoamérica y África.

En busca del público femenino

Los hombres consumen cerca de tres cuartas partes de todo el alcohol que se bebe en el mundo. Por eso, otra de las nuevas estrategias de los comercializadores es tratar de atraer al público femenino para ampliar mercado. El consumo de alcohol entre las mujeres es un «importante sector de crecimiento» para la producción y venta de alcohol y «tienden a ver la menor tasa de consumo de las mujeres como una oportunidad para hacer crecer su mercado», muchas veces describiendo erróneamente el consumo de las mujeres como un símbolo de empoderamiento e igualdad.

«Organizan iniciativas de responsabilidad social corporativa, sobre temas como el cáncer de mama y la violencia doméstica, y contratan a mujeres conocidas por su éxito en ámbitos como el deporte o las artes para promocionar marcas de alcohol», asegura la OMS.

Asegurarse a los bebedores habituales

Pero sin duda una práctica más que cuestionable por parte de los comercializadores es tratar de seguir atrayendo a ese público que realmente tiene problemas con el alcohol, como los «bebedores empedernidos y los dependientes». Ellos son otro de sus colectivos en el punto de mira y para retenerles algunas marcas redoblan sus esfuerzos de marketing, alimentando con ello el terrible dato que refleja que en muchos países «solo el 20% de los bebedores consume mucho más de la mitad de todo el alcohol» que se dispensa.

Todos estos datos recopilados por la OMS en un estudio han llevado a la organización a reclamar una regulación «más eficaz» de la publicidad del alcohol en Internet, que se plasme en campañas publicitarias coherentes y no que busquen el consumo de alcohol de manera masiva y a cualquier precio. La OMS desde siempre ha considerado «malo» el consumo de alcohol y quiere alertar ahora con datos que los jóvenes y los bebedores habituales son cada vez más el objetivo de las campañas publicitarias, consciente de que los comercializadores no suelen tener complejos para dirigir su publicidad a todo tipo de públicos, especialmente a los colectivos más vulnerables.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D