The Objective
Publicidad
Consumo

La cerveza española contra la invasión de Ucrania se llama 'Fucking Putin'

La lata de ‘Puto Putin’ incluye el rostro del presidente ruso dentro de una señal de prohibido, se elabora con centeno y mango en Valencia y se comercializa tras una solicitud de los cerveceros de Ucrania

La cerveza española contra la invasión de Ucrania se llama 'Fucking Putin'

Latas de cerveza artesana Fucking Putin

‘Fucking Putin’, en inglés, o lo que es lo mismo, ‘Puto Putin’ en castellano. Así se llama la nueva cerveza española contra el «sinsentido» de la guerra de Ucrania, que se ha hecho realidad después de que el presidente de Rusia, Vladimir Putin, ordenara iniciar la invasión de Ucrania el pasado 24 de febrero.

Aprovechando también que elaborar nuevas cervezas artesanales está de moda en España desde hace tiempo y en muchas ocasiones se le ponen nombres cuanto menos peculiares para llamar la atención, una cervecera tradicional establecida en la localidad valenciana de Sagunto llamada Cosa Nostra ha sido la encargada de comercializar esta nueva marca «anti Putin», después de que compañeros ucranianos del sector contactaran con ellos, como explica Vicente Bernal, maestro cervecero de la empresa levantina: «Teníamos esta cerveza en el fermentador y, a raíz de la guerra de Ucrania, los compañeros de ese país se pusieron en contacto con nosotros para ver si de alguna manera les podíamos echar una mano para quejarnos de lo que estaba haciendo este señor –Vladimir Putin-, y nos vino al pelo».

Cerveceros contra la guerra

Les fue al pelo porque Cosa Nostra ya tenía previsto lanzar una nueva cerveza. Lo iba a hacer con otro nombre pero, tras el llamamiento de sus colegas cerveceros ucranianos, le dieron una vuelta de tuerca a la idea y a la composición de la bebida: «Teníamos esta cerveza, que iba a ir con otro nombre, que aprovecharemos más tarde, y se lo cambiamos. Le pusimos ‘Fucking Putin’ y ellos -los cerveceros de Ucrania- nos mandaron el escudo de Brewers against the war, Cerveceros contra la guerra, con la bandera de Ucrania y lo pusimos en la lata. Era la única manera que teníamos en ese momento de poder reivindicar que estábamos en contra de la guerra, y todo gracias a ellos, a los cerveceros ucranianos».

fupu2
La nueva cerveza luce el logo de Cerveceros contra la guerra con los colores de la bandera de Ucrania

‘Fuckig Putin’ luce el rostro de Vladimir Putin dentro de una señal de prohibido. Está siendo un éxito moderado, pero goza de gran popularidad en el Puerto de Sagunto y otros municipios valencianos, sobre todo porque su nombre y su etiqueta llaman la atención, como admite Bernal. «La cerveza es nuestra manera de reivindicar en las etiquetas lo que está pasando por allí. Esta cerveza no se ha vendido más que otras, lo único que a la gente le ha chocado el nombre y le ha hecho mucha gracia. Hay que tener cuidado con los nombres, y muchas veces nos cortamos un poco porque, ¡che!, a ver si nos van a decir algo», admite el cervecero valenciano.

Centeno y mango

La cerveza artesana ‘Fucking Putin’ «es una IPA de centeno» que fue modificada tras decidirse que sería una bebida con alcohol contra la guerra. «Al ponerse en contacto con nosotros, decidimos modificar la receta porque las otras etiquetas ya estaban hechas, y con esta lo que hicimos fue que le añadimos mango».

Una IPA, en la práctica, es una cerveza con alta graduación alcohólica -entre 5º y 7º- y unas peculiaridades especiales al paladar, como el amargor o un aroma intenso. El nombre de IPA hace referencia a India Pale Ale, un estilo de cerveza peculiar que se caracteriza por su alta concentración de lúpulo. «Digamos que ‘Fuckig Putin’ es una IPA hecha con centeno y mango». Es más, su fabricante asegura que, al margen del llamativo nombre que, sin duda, actúa como gran reclamo, la nueva cerveza gana adeptos «por su sabor y peculiaridades».

Originales ante todo

No es la primera vez que en la cervecera Cosa Nostra se deciden a hacer reivindicaciones en sus productos. Es algo que ya llevaron a cabo con su cerveza ‘Malditos Chorizos’, inspirada en la película bélica de Quentin Tarantino ‘Malditos bastardos’. Con este otro producto querían reclamar ayudas para el sector cervecero durante los meses de confinamiento por la pandemia de la covid-19. ‘Malditos Chorizos’ era otro tipo cerveza artesana, esta vez de estilo Hazy New Zealand IPA y elaborada con los lúpulos Motueka y Nelson Saving.

Y es que si Cosa Nostra produce cerveza en Sagunto desde hace unos años y se desmarca por sus nombre peculiares, también es porque considera que puede ofrecer una cerveza artesana de calidad al tiempo que plasma las inquietudes de la población y la ayuda en sus reivindicaciones. Eso y que es evidente que un buen nombre en el contexto adecuado actúa gratis como la mejor publicidad pagada. Pero si además si se trata de una marca curiosa, el boca a boca ayuda sobremanera a que esta se publicite, al margen de la calidad del producto.

Únete a la discusión
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D