The Objective
Publicidad
Economía

España dispara en cinco años un 73% el consumo de gas para generar electricidad

La producción eléctrica con gas ha aumentado, sobre todo, por la mayor exportación a Portugal y Francia, así como por la falta de renovables

España dispara en cinco años un 73% el consumo de gas para generar electricidad

Torres eléctricas | Europa Press

El consumo de gas para generar electricidad se sitúa un 73% por encima de la media de los últimos cinco años. En concreto, las eléctricas han demandado 89.625 gigavatios hora (GWh) entre enero y agosto, frente a los 51.684 GWh de media del mismo periodo entre los años 2017 y 2021.

Según los últimos datos del Boletín Estadístico de Enagás, el incremento es del 86% si se compara tan solo con el curso pasado. La producción eléctrica con gas ha aumentado, sobre todo, por la mayor exportación a Portugal y Francia. De hecho, España se ha convertido en exportador neto de electricidad pese a la baja interconexión que mantiene con el resto de Europa. El hecho de que se hayan cambiado las tornas se explica, en gran parte, por la mayor exportación a Francia, que tiene la mayoría de su parque nuclear parado y también se está beneficiando de la ‘excepción ibérica’. 

En el país galo solo opera el 35% de su parque nuclear -56 reactores en total- por mantenimiento y problemas de corrosión. Además, la ola de calor que se ha vivido este verano en Europa también ha dificultado el enfriamiento de los reactores franceses y ha obligado a desconectarlos durante días. Según datos del Ministerio para la Transición Ecológica, España ha cubierto un 4,5% de su demanda eléctrica.

Por otro lado, se está produciendo más electricidad con gas por la menor participación en el mix de las renovables. La sequía ha provocado que la generación hidráulica caiga a la mitad del último lustro. Los embalses españoles perdieron la semana pasada 503 hectómetros cúbicos, lo que representa el 0,9% de su capacidad total, según datos de la cartera que dirige Teresa Ribera. En este momento, hay un total de 19.671 hectómetros cúbicos de agua almacenada, lo que supone una reserva al 35% de su capacidad total.

«Muestra de solidaridad»

En este sentido, Portugal también la está sufriendo y España le ha aportado un 25% de su demanda eléctrica. «La exportación de electricidad para garantizar el suministro de electricidad de los países vecinos es una muestra de solidaridad, especialmente en el caso francés, histórico exportador de electricidad, que este 2022 importa energía masivamente», apuntan desde Transición Ecológica.

En la actualidad, el sistema eléctrico español está interconectado con el portugués -configurando así el sistema eléctrico ibérico-, con el del norte de África, a través de Marruecos, y con el sistema centroeuropeo, -a través de la frontera con Francia-. A su vez, este último está conectado con el de los países nórdicos, con el de los países del este de Europa y con las islas británicas, lo que conforma el mayor sistema eléctrico del mundo.

Además, se están desarrollando nuevos proyectos, como otro con Francia a través de un cable submarino por el Golfo de Vizcaya, la interconexión norte con Portugal entre Galicia y el Minho luso y los transpirenaicos Navarra-Landes y Aragón-Pirineos Atlánticos. Las mismas fuentes aseguran que garantizar el suministro eléctrico de los estados europeos interconectados no computa a la hora de alcanzar los objetivos de ahorro de gas, establecidos por el Reglamento (UE) 2022/1369.

«El incremento del consumo de gas para producir electricidad no limita las opciones de España para cumplir los objetivos de reducción de consumo de gas», insisten. También añaden que, si se excluye el consumo para exportaciones netas a Francia y Portugal, la caída de la demanda interna de gas en agosto sería del 14% en comparación con la media de los cinco años precedentes. Aquí se incluye el impacto del Plan de choque de ahorro y gestión energética en climatización, que ha permitido reducir la demanda eléctrica un 4,6%, equivalente al consumo nacional de gas de un día entero, según el Ministerio.

En esta línea, el departamento de Ribera afirma que España no debería tener problema para cumplir los objetivos de ahorro de gas, pero también muestra «cautela» ante el mayor consumo de gas por la reactivación las centrales de cogeneración tras las medidas de apoyo aprobadas por el Gobierno.

Los Veintisiete han alcanzado un acuerdo para reducir un 15% el consumo de gas hasta primavera ante el posible corte de suministro por parte de Rusia, aunque España podría aplicar una bajada de entre un 7% y un 8% de forma voluntaria. Esta excepción, bajo la que podrían ampararse los países que cumplan los criterios como España, Portugal e Italia, queda recogida en el texto del reglamento que precisa que los países de la UE que cuenten con infraestructuras que permitan transferir gas pueden actuar de esta forma.

La demanda de hogares y empresas baja un 15,2%

«España pondrá todo su empeño en reducir al máximo la demanda de gas a corto plazo, actuando solidariamente con la UE, y enfocándose en medidas eficientes que refuercen la competitividad de la economía nacional, garantizando el bienestar de las familias y del tejido industrial», sentencia.

Por su parte, lo que sí está cayendo es la demanda convencional de gas natural, destinada al consumo de hogares, comercios e industrias. Hasta agosto, la bajada ha alcanzado el 15,2% respecto al mismo periodo del ejercicio precedente, hasta 162.850 GWh.

Únete a la discusión
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D