The Objective
Publicidad
Economía

El Santander pide recusar a dos jueces en México en un litigio de unos 700 millones

La entidad activa sus últimos cartuchos para evitar una condena por un caso de una herencia millonaria en el país, por el que ha sido demandado por negligencia

El Santander pide recusar a dos jueces en México en un litigio de unos 700 millones

Un cartel del Santander | Europa Press

El Santander ha pedido que se recuse a dos jueces mexicanos por un litigio interminable, que está abierto desde hace diez años y cuyas resoluciones están siendo desfavorables a sus intereses. El grupo español, como ha podido saber THE OBJECTIVE, reclamó el pasado 29 de junio al Tribunal Colegiado de Nuevo León la recusación de dos de los tres magistrados que resolvieron en su contra.

En mayo de 2021 el Tribunal Superior de Justicia de Nueva León condenó al Santander al pago de las prestaciones reclamadas por las demandantes, una decisión que el banco ha recurrido ante la Suprema Corte del país azteca. La entidad espera que estas acciones prosperen y reviertan la situación. Aun así cuenta con provisiones para cubrir una posible condena en firme que, a su juicio, son suficientes para cubrir la demanda, aunque reconoce que el impacto dependerá del transcurso del procedimiento. Algunas fuentes conocedoras del proceso cuantifican en al menos 700 millones el desembolso en caso de condena en firme.

Los hechos se remontan a 2012, cuando tres de las herederas del conglomerado industrial Alfa llevaron a la justicia por negligencia al Santander por un fideicomiso sobre unas acciones de la compañía. En concreto 36,7 millones de títulos, equivalentes a un 10% del capital. Un fideicomiso es una disposición por la cual un testador deja su herencia o parte de ella encomendada a una persona para que, en un caso y tiempo determinados, la transmita a otra o la invierta del modo que se le indica.

El Santander pudo permitir la sustracción de una herencia

Las herederas iniciaron las acciones legales contra el Santander dos años después de que falleciera su padre Roberto García Sada, Éste firmó en 1994 esta disposición en favor de sus cuatro hijos con el antiguo banco Serfin, entidad que fue adquirida posteriormente por el grupo español y germen de lo que es hoy su filial en México. En 1999 y en 2004 ratificó ante notario dicho fideicomiso.

El caso es que su hijo, al parecer, falsificó firmas y se apropió durante años de las acciones y los dividendos de toda la herencia. Unos acontecimientos que las hermanas de éste conocieron tras la muerte de su padre. Entonces comenzaron una disputa judicial contra el Santander por supuesta incompetencia al ser el fiduciario de la disposición y por, supuestamente, permitir la sustracción ilegal de la herencia.

La demanda de las hermanas fue desestimada en primera instancia en abril de 2017, pero en 2018 las demandantes promovieron un juicio de amparo ante el Tribunal Colegiado de Nuevo León. En 2021 éste resolvió en contra de los intereses del Santander, condenándolo al resarcimiento de las acciones de Alfa, junto a dividendos, intereses, daños y perjuicios.

En junio del año pasado, la filial azteca del grupo español presentó un recurso de revisión constitucional contra la decisión del tribunal de Nueva León ante la Corte Suprema al considerar que no estaba facultado para resolver las cuestiones de fondo que habían sido planteadas por las partes durante el proceso. Además, acusó de falta de legitimación a dicho tribunal. El recurso fue inadmitido por el presidente de la Corte en octubre el ejercicio anterior por no tener un interés «excepcional».

El Santander prosiguió entonces con su defensa e interpuso un recurso contra esta decisión, que fue rechazada por la prohibición de un revisión de la misma tras la reforma constitucional de México aprobada meses antes. En diciembre el banco español movió de nuevo sus fichas y presentó una nueva alegación en contra de esta última medida al considerar un violación de sus derechos al haber habido una aplicación retroactiva de la legislación. Este recurso tampoco fue admitido.

Se espera que pronto la Corte Suprema se pronuncie sobre la nueva acción emprendida por el Santander para evitar una condena y que dos de los jueces sean recusados. Todos estos acontecimientos se están produciendo en un momento en que el responsable de la división azteca del Santander, Héctor Grisi, está en plena época de transición. A partir del próximo año será el nuevo consejero delegado de todo el grupo español, en sustitución de José Antonio Álvarez.

La recta final del litigio se produce después de que el Santander haya intentado hacerse con la filial de Citi en el mercado azteca. La entidad ya ha anunciado que el banco norteamericano ha desestimado su oferta, con lo que se ha caigo de la subasta del denominado Banamex. La compra le hubiera permitido liderar el sector en México, superando incluso a BBVA, que ostenta cuotas de superiores al 24% en algunos segmentos de actividad.

Únete a la discusión
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D