The Objective
Publicidad
Economía

Las tres empresas de Portobello rescatadas por la SEPI tenían pérdidas antes de la covid

Mediterránea, que recibió 28 millones, registró pérdidas los cinco ejercicios anteriores a la irrupción de la pandemia. Un caso similar a Vivanta y Blue Sea

Las tres empresas de Portobello rescatadas por la SEPI tenían pérdidas antes de la covid

Socios fundadores de Portobello. De izquierda a derecha: Ramón Cedeiras, Juan Luis Ramírez, Iñigo Sánchez Asiaín y Luis Peñarrocha. | PORTOBELLO

Grupo Mediterránea, empresa de catering rescatada por la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) a través del Fondo de Ayuda para la Solvencia de Empresas Estratégicas (Fasee) con 28 millones de euros, registró pérdidas los cinco años anteriores a la irrupción de la pandemia, según ha confirmado THE OBJECTIVE tras analizar sus cuentas del año 2015 al 2019.

Era, por tanto, una empresa con dificultades económicas antes de la covid, lo que pone en el punto de mira una vez más la concesión de este fondo público aprobado para compañías que, siendo solventes antes de la pandemia, necesitaban liquidez para soportar la caída del consumo desde 2020. Mediterránea se encuentra en una situación similar a las clínicas dentales y estéticas Vivanta y a los hoteles Blue Sea, todos propiedad del fondo de inversión Portobello.

Este diario ya informó de que Vivanta acumuló 74,7 millones en pérdidas en los tres ejercicios anteriores a la pandemia, mientras que Hotels Blue Sea registró un desequilibrio acumulado de 2,9 millones en los dos años anteriores a la covid (tanto a nivel del grupo como en la mayoría de sus sociedades). A ellas hay que sumar las pérdidas acumuladas -y consecutivas- de 6,94 millones del Grupo Mediterránea de Catering SL y sociedades dependientes entre 2015 y 2018 y de 733.917 euros en las cuentas no consolidadas de 2019.

Inversiones de Portobello

Vivanta recibió 40 millones de euros de ayuda pública de la SEPI, Blue Sea se llevó 25 millones y Mediterránea otros 28 millones. Las dos primeras recibieron el visto bueno a su solicitud en el último Consejo de Ministros en el que podían concederse y a solo tres días de que expirara el plazo para conceder los 10.000 millones de euros del Fasee.

El Real Decreto-ley 25/2020 que regulaba estas ayudas públicas indicaba que solo se podían conceder a «empresas solventes consideradas estratégicas para el tejido productivo y económico nacional o regional» y cuando «el crédito o las medidas de apoyo a la liquidez no fuesen suficientes para asegurar el mantenimiento de su actividad». Se debía acreditar esta solvencia al menos durante los dos años anteriores a la covid, es decir, los ejercicios 2018 y 2019.

Es así como los números presentados por estas tres sociedades ponen en duda su solvencia antes de la crisis, unas ayudas que además se concedieron a tres grupos propiedad del mismo fondo de inversión: Portobello. La compañía fundada por Íñigo Sánchez-Asiaín, Ramón Cedeiras, Juan Luis Ramírez y Luis Peñarrocha compró Vivanta y Blue Sea en 2017 (por 70 millones de euros) y se quedaron con Mediterránea en 2015.

Venta de activos

El fondo ha conseguido recibir 93 millones de euros de dinero público entre sus tres empresas, pese a que es el mayor fondo de private equity de España con un patrimonio gestionado de 1.900 millones. Además, Portobello ha intentado vender sin éxito durante 2020 su participación en Mediterránea e intentó hacer lo propio con Vivanta en 2018. Sin embargo, la irrupción de la pandemia truncó estas operaciones.

En el caso de Mediterránea, la ayuda se concedió a Grupo Mediterránea de Catering SL y sociedades dependientes. Los 28 millones aprobados en el Consejo de Ministros del 3 de mayo se canalizarán a través de la concesión de un préstamo participativo por importe de 23 millones y otro ordinario de cinco millones.

La SEPI justificó la ayuda porque Mediterránea «se ha consolidado como un líder nacional en el sector de la restauración colectiva, generando un importante volumen de empleo y dando soporte a más de 150 hospitales y residencias, 840 centros educativos y alrededor de 100 empresas». «Al igual que el resto de compañías de su sctor, ha sufrido graves consecuencias por la covid, debido al cierre o disminución drástica de los servicios prestados en los colegios y las empresas, reflejándose en su facturación, resultados, deuda y fondos propios», indicó el Gobierno en su nota el día que se concedió la ayuda.

Cinco años con pérdidas

Sin embargo, la SEPI no dice que buena parte de esta situación ya se arrastraba desde antes de la pandemia. En primer lugar, Grupo Mediterránea de Catering SL y sociedades dependientes registró pérdidas sucesivas entre 2015 y 2018. En 2015 perdió 1,35 millones, en 2016 se dejó 971.000 euros, en 2017 perdió 1,26 millones y en 2018 tuvo un desequilibrio de 3,36 millones. En 2019, las cuentas individuales del grupo -que no consolida todas sus sociedades- reflejan pérdidas de 733.917 euros.

Las cuentas consolidadas de 2019 de la sociedad propiedad de Portobello no están disponibles en el Registro Mercantil, una situación que sorprende considerando que la ayuda pública se entrega tras analizar las cuentas de 2018 y 2019. De hecho, el Gobierno indicó en su nota que la cifra de negocio de Mediterránea se elevó a finales de 2019 a 232,2 millones de euros y en diciembre de ese mismo año contaba con más de 7.500 empleados directos en España (más del 80% mujeres). Cuentas que sin embargo, al cierre de este artículo siguen sin ser públicas.

En cuanto a otros parámetros económicos, la empresa de catering acumulaba al cierre de 2018 una deuda con entidades de crédito de 41,5 millones de euros, de los cuales 14,9 millones eran a corto plazo y 26,6 a largo plazo. La compañía firmó en 2015 una financiación sindicada a largo plazo con el BBVA, Santander y Bankia (actualmente Caixabank) por 46 millones de euros y una póliza de tres millones adicionales para financiar necesidades de inversión.

Créditos de Mediterránea

Para este préstamo, se puso como garantía el 100% de las participaciones sociales que componen el capital social de la sociedad matriz y de su mayor sociedad Mediterránea de Catering SL, prenda sobre los derechos de crédito derivados de la cuenta principal y de la cuenta de amortizaciones, garantía sobre los derechos de crédito derivados de los seguros multirriesgo de Mediterránea de Catering y sobre los derechos de créditos derivados de los contratos de cobertura.

Al final de 2018, la sociedad de Portobello no cumplía con todos los ratios de las obligaciones de este contrato, lo que les obligó a presentar una solicitud de dispensa pidiendo nuevas condiciones. Según estas, en 2021 la compañía debía pagar 19,5 millones de euros como parte de esta financiación.

Por otro lado, en 2018 el patrimonio neto de la compañía fue de 4,8 millones de euros, la mitad de los 8,2 millones que se habían registrado en 2017. Esto se explica por la puesta en equivalencia de buena parte de sus sociedades dependientes, a las que se les tuvo que ajustar el valor de sus activos. Entre 2018 y 2017, la compañía además amortizó cartera de clientes y fondo de comercio por valor de casi 10 millones de euros. Es decir, se ajustó a la baja buena parte de sus activos.

Pérdidas de Vivanta

Como ya explicó este diario, en sus primeros tres años de vida como sociedad independiente en poder de Portobello, Vivanta acumuló pérdidas de 74,7 millones, muy lejos de la «solvencia» que pedía la SEPI antes de la covid para conceder estas ayudas. De hecho, en 2019, 13 de las 23 sociedades que grupo Vivanta consolida en sus cuentas registraron pérdidas, más de la mitad de todo su perímetro.

En 2019 -el año anterior a la covid– Cartera Vivanta y sus Sociedades dependientes acumularon un pasivo total de 376,9 millones de euros que se desglosa en una deuda con entidades de crédito de 284 millones, 25 millones en cuentas pendientes a acreedores comerciales, 5,5 millones en cuentas a pagar con las Administraciones públicas y 40 millones de pasivos de contratos con clientes. También registró un patrimonio neto negativo de 22,8 millones de euros.

Este diario también ha adelantado la existencia de un expediente que consta de cerca de 400 folios y en el que se denuncian presuntas irregularidades en la empresa propiedad del fondo Portobello. La SEPI, el Banco de España y la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), entre otros organismos públicos y partidos políticos, han recibido en los últimos días un dossier que ha puesto en el ojo del huracán el rescate de 40 millones poniendo en duda su contabilidad y dejando en el punto de mira una serie de procesos judiciales, muchos de los cuales siguen abiertos.

Portobello en el foco

En el caso de Blue Sea, en 2018 perdió 675.592 euros y en 2019 2.175.634 euros. Del mismo modo, al cierre de este último año antes de la pandemia, 13 de sus 19 sociedades consolidadas estaban en pérdidas, siendo la matriz Hotels & Resorts Blue Sea SA la más afectada con un desequilibrio de 5,7 millones de euros.

Por otro lado, el grupo y todas sus sociedades registraron en 2019 un fondo de maniobra negativo de 11,3 millones. Esto supone una situación de desequilibrio financiero, ya que los activos corrientes son inferiores que el pasivo. La empresa podría tener, por lo tanto, problemas para pagar deudas y podría declararse en suspensión de pagos.

Las cuentas analizadas por este medio reflejan que al cierre de 2019 la compañía de Portobello tenía unas deudas reconocidas de 125,8 millones de euros, de los cuales 121,3 corresponden a deudas con entidades de crédito. Lo peligroso de este pasivo -refinanciado mediante una novación no extintiva en 2019- es que la mayoría de sus vencimientos deben ser satisfechos en 2023.

En el caso de Vivanta, el Partido Popular, Ciudadanos y Vox ya han pedido explicaciones en el Congreso de los Diputados por la concesión de estas ayudas. En cuando a Blue Sea, Vox presentó esta semana una pregunta parlamentaria pidiendo aclaraciones por el dinero público otorgado a la cadena de hoteles.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D