The Objective
Publicidad
Economía

Las grandes empresas contemplan recurrir a la UE si hay más hachazos fiscales de Sánchez

La idea es poder seguir el ejemplo de las compañías eléctricas que hicieron lobby en Bruselas para denunciar los cambios regulatorios

Las grandes empresas contemplan recurrir a la UE si hay más hachazos fiscales de Sánchez

El presidente de Gobierno, Pedro Sánchez, durante el reciente Debate del estado de la Nación. | AGENCIAS

Las grandes empresas españolas siguen en máxima alerta tras el anuncio de Pedro Sánchez de imponer un nuevo impuesto a las empresas eléctricas y a la banca por sus «beneficios extraordinarios». Según ha podido saber THE OBJECTIVE, la preocupación es tal que muchas de ellas ya han ordenado a sus gabinetes jurídicos que busquen fórmulas para recurrir eventuales nuevos impuestos y que una de las opciones que está sobre la mesa es recurrir a la Comisión Europea para denunciar estos cambios regulatorios.

Este diario ya adelantó esta semana que, tras la imposición de los nuevos impuestos a la banca, todas las grandes empresas del Ibex se sentían en riesgo ante futuras arremetidas tributarias del presidente del Gobierno. De hecho, muchas de ellas temen que en el corto plazo se planteen nuevos tributos en sectores como la construcción, turismo, textil o la tecnología ya que consideran que «nadie está libre» de esta nueva deriva populista del Gobierno de coalición.

A ello hay que sumar las intenciones de Unidas Podemos, que el mismo miércoles registró en el Congreso una propuesta para endurecer diez puntos el Impuesto sobre Sociedades a los grandes supermercados y financiar con esta recaudación adicional un cheque de ayuda a la cesta de la compra. Podemos también reclama un nuevo impuesto a las fortunas de más de 10 millones complementario a Patrimonio.

Nuevos impuestos de Sánchez

Por otro lado, la propia vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, volvió a recordar que su objetivo es que el Gobierno de coalición termine elevando los tributos a todo el Ibex. «Faltan solamente las grandes corporaciones que cotizan en bolsa y tienen beneficios muy importantes». Díaz y Podemos se refieren a un viejo deseo de su grupo político de subir de manera lineal el Impuesto de Sociedades a las grandes corporaciones.

En este contexto, las empresas consultadas por este medio advierten de que solo es cuestión de tiempo que Sánchez active nuevos impuestos para el resto de las grandes empresas. Y para ello ya se ponen en todos los escenarios, entre los que se incluye una ofensiva coordinada en Bruselas para denunciar esta situación.

Se trata de emular la campaña emprendida por las eléctricas y por Iberdrola, que durante el primer semestre realizaron múltiples viajes a Bruselas para evitar o, al menos, minimizar los cambios regulatorios del Gobierno.  Iberdrola, Endesa y EDP mantuvieron un diálogo continuo con las autoridades europeas a propósito de la aprobación de la excepción ibérica y el límite al tope del precio del gas impuestos por los gobiernos español y portugués.

Reuniones en Bruselas

Pero además, el propio presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez-Galán, ha movido ficha ante Bruselas y en múltiples foros indicando que España «no es una isla energética». El caso es que las fuentes consultadas indican que los movimientos de las eléctricas pusieron sobre aviso a la Comisión Europea sobre la situación española y, al menos, se logró rebajar el impacto inicial de los cambios tributarios a las eléctricas.

En el caso de las empresas afectadas esta semana por los nuevos impuestos, desde la banca indican a este diario que es pronto para evaluar respuestas y líneas de acción y que esperan a conocer el detalle del nuevo impuesto, así como la forma en la que se aplicará. En este sentido, la ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, dijo el jueves que en los próximos días se reunirá con las patronales del sector financiero y los bancos.

En declaraciones a RNE señaló que el Gobierno está trabajando «en el detalle» de este impuesto, en su articulación técnica, con dos objetivos: cumplir con la meta de recaudación fijada (3.000 millones de euros en 2023 y 2024) y «minimizar cualquier fricción o impacto negativo» que pueda tener sobre los ciudadanos. Sánchez indicó que se deben gravar los beneficios extraordinarios de la banca producidos por la subida de los tipos de interés.

Patronal de la banca

En cualquier caso, los bancos ya trabajan en una posición común con la Asociación Española de Banca (AEB) para responder con una batería de argumentos a esta medida, según adelantó Expansión. El principal argumento del sector pasa por negar que existan, y que puedan producirse, beneficios extraordinarios por la subida de tipos, una situación que atribuyen al funcionamiento del mercado. También dudan de la manera de calcular este beneficio que, con datos de 2021, representa el 10% de los beneficios del sector.

En el caso de las eléctricas, la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, se reunió el jueves con las principales compañías para explicarles el plan de contingencia ante un posible cierre del grifo ruso. Un encuentro en el que no se dieron detalles respecto del hachazo al sector de 4.000 millones de euros en dos años. De esta manera, todavía habrá que esperar algunas semanas para saber la forma en la que el Gobierno piensa aplicar estos nuevos impuestos.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D