The Objective
Publicidad
Economía

Las eléctricas aprovechan la crisis de precios para atraer a los grandes grupos empresariales

Endesa es la que más contratos a largo plazo ha cerrado en los últimos meses

Las eléctricas aprovechan la crisis de precios para atraer a los grandes grupos empresariales

Planta fotovoltaica Fregenal. | Endesa

La crisis de precios energéticos está provocando que los grandes grupos empresariales cambien su operativa. La volatilidad del mercado mayorista de la electricidad está causando que estos se decidan a cerrar acuerdos o contratos de compraventa de energía renovable a largo, lo que se denomina un Power Purchase Agreement (PPA).

Muchas empresas acostumbraban a acudir al mercado diario antes de la crisis energética, pero bajo la tendencia alcista de precios que se arrastra desde el verano pasado están asumiendo unos sobrecostes que en algunos casos incluso hace peligrar su actividad.

En este sentido, podemos distinguir entre dos tipos de PPA. Por un lado, tenemos el PPA Onsite, que es un contrato para el suministro de energía eléctrica desde una instalación fotovoltaica montada ad hoc en las instalaciones del cliente y conectada a su red interior. El desarrollador renovable realiza la inversión, diseña, monta, opera y mantiene la instalación.

En este sentido, la energía generada por los paneles es energía que el cliente deja de demandar de la red y el desarrollador la ofrece a un precio más competitivo. Por otro lado, está el PPA Offsite, que se trata de un contrato asociado a un parque eólico o instalación de energía fotovoltaica utility scale conectado a la red de transporte o distribución del sistema eléctrico del país para llevar la energía desde su punto de origen al de consumo.

Precios estables y predecibles

En este sentido, entre las ventajas de un PPA para el consumidor destaca la de tener la electricidad a un precio estable y predecible. Endesa es la compañía que más contratos de este tipo ha cerrado en España en los últimos meses. El último ha sido con Hoteles Santos.

La compañía que dirige José Bogas suministrará 60.000 megavatios hora (MWh) a la cadena hotelera a través de un PPA a diez años. El 30% de la energía procederá del porfolio de instalaciones de Enel Green PowerEspaña, la filial de renovables de Endesa, mientras que el 70% restante será certificada con garantías de origen.

«Este tipo de contratos son cada vez más apreciados entre las empresas, ya que permiten gestionar mejor sus costes energéticos a largo plazo, consiguiendo precios más estables en una coyuntura de precios desafiantes como la que estamos viviendo en los últimos meses», señalan desde Endesa.

Otro de los contratos recientes que ha cerrado Endesa es con el grupo García Carrión, el dueño de la marca Don Simón. También durará hasta 2032, pero en este caso tiene modalidad flexible. Según la energética, es una opción cada vez más apreciada entre los clientes industriales, ya que les ayuda a diversificar el riesgo porque este tipo de contratos no fijan el precio en un solo momento (como es habitual en muchos grandes contratos industriales), sino en varios. 

Asimismo, la empresa, la mayor bodega de Europa y cuarta del mundo, ha firmado con Endesa X uno de los proyectos de autoconsumo «más relevantes» del país. Cada uno de sus nueve centros productivos tendrá a final de año su propia instalación solar fotovoltaica. En total se instalarán 33.637 módulos fotovoltaicos, lo que le permitirá cubrir 30% de la energía que necesita para sus procesos de producción con energía ‘verde’.

Endesa también suscribió a principios de año un PPA con Mahou-San Miguel. La cervecera cubrirá el 25% del total de su consumo mediante un contrato asociado a la producción de la planta solar que Enel Green Power España opera en Badajoz. La cadena de distribución Consum también ha confiado a la energética su suministro ‘verde’. El 50% de la demanda de la electricidad de la cadena de supermercados procederá también del porfolio de instalaciones solares de la filial de renovables de Endesa.

En febrero, Endesa y Alcoa firmaron un preacuerdo de suministro de energía 100% renovable por diez años para la planta de aluminio primario que tiene en San Cibrao (Lugo). El suministro empezará en 2024, fecha en la que la multinacional del alumino estadounidense prevé reiniciar su producción y arrancar las cubas de electrolisis después de dos años paradas. Greenalia y Capital Energy también tienen preacuerdo de suministro cerrado.

Iberdrola comenzó su andadura en este sector hace más de una década en Estados Unidos, país en el que ya ha suscrito acuerdos con grandes compañías como Apple, Amazon, Nike y Facebook. En España, el grupo que preside Ignacio Sánchez Galán tiene proyectos con empresas de diferentes sectores: banca, telecomunicaciones (Vodafone y Orange), cervecero (Heineken), distribución o marcas deportivas, farmacéutico (Bayer).

Otros de los grandes acuerdos que se han cerrado este año es el de Telefónica con Iberdrola, Endesa y Acciona, tal y como publicó THE OBJECTIVE . La rúbrica de los tres acuerdos llegócon cuatro meses de retraso y después de largas negociaciones entre las partes tras el órdago de la empresa de Sánchez Galán en octubre.

¿Por qué no se firman más PPA?

Desde Aleasoft subrayan que los PPA, como herramienta de gestión de riesgo, pueden ayudar a grandes consumidores y comercializadoras a protegerse de las fluctuaciones de precios en los mercados de energía. En este sentido se preguntan que si este tipo de contratos conllevan ventajas para empresa y cliente, ¿por qué no se firman más PPA?

«Lo cierto es que en España se firman muchos contratos PPA si se compara con el resto de mercados europeos, pero muchos menos que en los americanos. Pero la parte más complicada en un PPA no es el acuerdo del precio, como se podría pensar, sino las garantías de ambas partes: garantías de que el productor finalizará la construcción y entregará la energía pactada a tiempo, y garantías de que el consumidor podrá consumir toda la energía y podrá hacer frente al precio pactado», señalan.

La consultora energética resalta que son los consumidores con contratos a medio y largo plazo los que están protegidos contra la subida de precios, mientras que los afectados son los grandes consumidores que no hayan definido previamente una estrategia de compraventa de energía que les permitiera protegerse de las fluctuaciones de los precios del mercado, así como los consumidores domésticos y pymes acogidos a tarifas indexadas al pool.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D