The Objective
Publicidad
Economía

La crisis inflacionista dispara los precios de la sandía y la cerveza en pleno verano

El coste de estas frutas en 2022 se ha triplicado, en junio del año pasado el precio de la sandía en origen era de 0,2€/Kg, ahora de 0,72€/Kg

La crisis inflacionista dispara los precios de la sandía y la cerveza en pleno verano

Hombre comprando sandía. | Europa Press

En la última semana, además del calor sofocante que prácticamente ha sufrido todo el país se ha hablado de los precios disparados de los productos frescos. Y fundamentalmente de una de las frutas más típicas de estas fechas, la sandía. Seguro que lo ha notado en su bolsillo al ir al supermercado o a la frutería. Las cifras del Ministerio de Agricultura muestran un crecimiento disparado del precio en los mercados de origen, que después se multiplica en los supermercados.

El coste de estas frutas en 2022 se ha triplicado, en junio del año pasado el precio de la sandía en origen era de 0,2€/Kg, ahora de 0,72€/Kg; y el del melón de 0,33€/Kg, ahora de 0,94€/Kg. Es casi el triple que en el mismo periodo del año pasado. Según el índice de precios en origen y destino de los alimentos de COAG correspondiente al mes de mayo, la sandía pasó en origen de 0,87 euros a 2,56 en destino, un 156% más.

Es difícil encontrar media sandía en un supermercado por menos de cinco euros, según las consultas realizadas por este diario en los principales establecimientos del país. En las fruterías estas cifras suben aún mas convirtiendo a este bien, casi de primera necesidad para sofocar el calor, en un producto prácticamente de lujo para muchas familias. Una situación que han denunciado a través de las redes sociales muchos consumidores.

¿Qué hay detrás de esa subida?

La caída de la oferta por los problemas en la producción durante la primavera han disparado el coste, es una de las causas detrás de la subida. En la primera semana de junio se pagaba casi el triple que en 2021 en mercados de origen. Sin embargo, los agricultores denuncian que esa subida en origen no se corresponde con los precios disparados que vemos en los lineales de los supermercados.

Andrés Góngora, responsable estatal de frutas y hortalizas de COAG, cree que la «cadena de distribución está aplicando márgenes y repercutiendo todos sus gastos». Esto hace que el precio de la sandía, que en origen ya se había triplicado, llegue a los 2 y 3 euros el kilo en los supermercados. Todo en una campaña en la que la producción está siendo muy baja, por lo menos hasta ahora, en frutas y hortalizas.

«Hemos tenido una primavera y un final de invierno climatológicamente muy adverso para la producción y eso nos ha hecho producir con más retraso en el caso la sandía y el melón, fundamentalmente», destaca Góngora en declaraciones a THE OBJECTIVE. El responsable de GOAG estima que en el mes de mayo han tenido una producción un 50% menor a la de hace un año. 

«Aunque los precios en origen han sido algo mas altos que los del año pasado, porque hay menos producción, no se corresponde a la subida tan desproporcionada que hay en algunos mercados», denuncia.

Atasco en la producción

Los agricultores lamentan que están atravesando una crisis brutal y que el mes de junio está siendo horroroso. «Ya empieza a haber más volumen, mas producción y como no hay consumo por los precios tan altos, hay un atasco de producción», explica Góngora. De hecho, esta situación hace que los precios en origen de la sandía hayan bajado a final de semana hasta los 19 céntimos el kilo, apunta.

«Pero es por eso, hay mucho producto caro y no se vende a pesar de la ola de calor, entonces hasta que todo ese producto caro no se quite y empiece a haber promociones, ofertas de sandía y melón y bajadas de precios, hay un problema serio en origen», añade. Y es que no se está comprando en origen por lo que los agricultores tienen que almacenar un producto perecedero que con las altas temperaturas tiene un periodo de conservación más reducido.

La cerveza, como la espuma

La cerveza tampoco se libra de la inflación. Se trata de un producto estrella en España todo el año pero que alcanza un mayor protagonismo con estas temperaturas. Ya anunciaron a inicios de año desde el grupo Heineken, que aglutina Amstel, Cruzcampo y Cerveza El Águila, su intención de subir precios. El incremento de los costes de electricidad y las materias primas utilizadas para elaborar esta bebida aprietan los márgenes.

Por el momento la subida es tímida, pero seguro que lo ha notado al tomar una caña en un bar. «Antes me tomaba tres botellines y ahora solo uno», asegura a este diario un cliente de un céntrico bar de Madrid. El camarero reconoce que han subido los precios de esta bebida cerca del 10% en las últimas tres semanas. «Tienen que repercutir el incremento de costes de transportes y, sobre todo, del precio del cereal», explican los expertos.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D