The Objective
Publicidad
Economía

La futura ley de envases 'obligará' a los supermercados a subir aún más los precios

Según FIAB exigiría al sector casi 7.000 millones de euros en inversiones y abocaría al cierre a unas 2400 empresas

La futura ley de envases 'obligará' a los supermercados a subir aún más los precios

Tanvi Sharma | Unsplash.

En octubre del año pasado, se hizo público el Proyecto de Real Decreto de Envases y Residuos de Envases. Este nuevo proyecto normativo está sufriendo variaciones desde entonces y en este momento se encuentra ya en la Comisión Europea para su análisis. Se espera que para octubre o noviembre regrese a España, se introduzcan algunos cambios y entre por fin en vigor, según las fuentes consultadas por THE OBJECTIVE.

Desde el sector de la distribución y la alimentación alertan de que este Real Decreto va a traer consigo mayores subidas de precios en un contexto de inflación e incertidumbre.  El director de salud, sostenibilidad y calidad de Eroski, Alejandro Martínez, recuerda que «el envase sirve para proteger el producto» y advierte sobre las consecuencias que pueden tener iniciativas como la obligación de destinar un porcentaje de la venta de productos a granel.

«El producto a granel estará en peor estado y es menos conveniente, por lo que los consumidores comprarán menos fruta y optarán por alternativas que, muy probablemente, serán de peor calidad nutricional», ha explicado durante su intervención en el 24º Congreso AECOC (Asociación de Empresas de Fabricantes y Distribuidores) de Frutas y Hortalizas.

La Federación de Industrias de la Alimentación y Bebidas (FIAB) habla de un decreto difícilmente aplicable en la práctica con el texto tal y como está ahora mismo. De ser aprobado bajo su redacción actual, exigiría al sector casi 7.000 millones de euros en inversiones y abocaría al cierre a unas 2.400 empresas, según sus cálculos.

La ley de envases y la inflación

Martínez también ha lamentado que la normativa sumará costes al comercio en un momento en el que ya vive subidas energéticas y de materias primas. «Vender más producto a granel supone cambiar la distribución física de la frutería, instalar más balanzas y bolsas y tirar a la basura todas las inversiones que se han hecho para mejorar el ecodiseño de los envases. Todo esto va a generar inflación».

Desde el sector de la distribución no rechazan avanzar en todas las medidas dirigidas hacia la sostenibilidad. Sin embargo, piden tiempo, ya que se encuentran en una especie de «tormenta perfecta» tras dos años de pandemia, con los costes energéticos disparados, las materias primas subiendo y también los costes laborales.

Fuentes del sector explican a este diario que «sería razonable» aplicar todas estas medidas de una manera progresiva y aprovechando los fondos europeos. El proyecto de Real Decreto de envases y residuos de envases introduce la responsabilidad ampliada del productor. Es decir, tanto el poseedor final de los envases, como los envasadores y comerciantes, tendrán la obligación de presentar la correspondiente Declaración de Envases a los Sistemas Colectivos de Responsabilidad Ampliada del Productor (SCRAP).

Sostenibles sin perder competitividad

Los ambiciosos objetivos adquiridos por la UE obligan a adoptar cambios de calado, muchos de ellos estructurales y estratégicos, no exentos de complejidad, según detallan en el Informe ‘Soberanía Alimentaria y Revolución Verde’ elaborado por LLYC Ideas.

El sector insiste públicamente en que coincide con los objetivos marcados, pero a menudo discrepa de los tiempos. Cómo compatibilizar ser más sostenibles sin perder competitividad es una de las grandes preguntas por resolver, destaca el informe.

Carlos Ruiz Mateos, director senior de Asuntos Públicos en LLYC, explica que esta futura ley «impone medidas muy ambiciosas» que vienen en parte de la directiva europea pero que «España ha hecho ir mas allá en algunos objetivos». En declaraciones a THE OBJECTIVE, Ruiz Mateos subraya que esta mayor ambición «obliga a las empresas a hacer unas inversiones» para las que a veces no están preparadas.

«Justo coincide con que se disparan los costes energéticos, materias primas, inflación, Ucrania… Igual es que con todo no se puede», señala.

Carga administrativa

Por otro lado, los supermercados denuncian que las nuevas normativas sobre residuos y envases suponen una «carga administrativa» que, para sus negocios, «va a ser mayor económicamente hablando en los primeros años que el impuesto» para luchar contra los envases no reutilizables de plástico.

Así lo apuntaban recientemente desde la Asociación Española de Distribuidores, Autoservicios y Supermercados (Asedas), que agrupa a Mercadona, DIA, Lidl y AhorraMás, entre otros, durante la jornada sobre «El futuro de los residuos plásticos». Recientemente se ha aprobado la Ley de residuos y suelos contaminados, y queda por aprobarse dicho decreto de Envases.

Únete a la discusión
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D