The Objective
Publicidad
Economía

El Gobierno confía ahora en que el efecto del tope del gas se empiece a notar a medio plazo

La propia ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, reconoce que habrá que «dar más margen para ver cómo ocurren las cosas»

El Gobierno confía ahora en que el efecto del tope del gas se empiece a notar a medio plazo

La vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera. | Alberto Ortega (Europa Press)

El tope del gas se le atraganta al Gobierno. Primero fue el plazo en el que se iba a poner en marcha, que se ha demorado dos meses más de lo previsto, y ahora es el efecto que causará sobre la factura de la luz de los consumidores. El mecanismo está sufriendo así más vaivenes que el propio mercado mayorista de la electricidad, disparado desde hace un año.

El Ejecutivo se ha encontrado con un estreno del mecanismo que no ha resultado como esperaba. El coste del ajuste a las centrales de gas, que se repercute sobre los hogares y las empresas que se benefician del mecanismo, ha provocado que el precio de la electricidad para este miércoles sea incluso superior al que se registró el martes.

Según el operador del mercado eléctrico OMIE, el precio de la electricidad del mercado mayorista se situará este miércoles en 165 euros el megavatio hora (MWh), mientras que el cargo que pagará la demanda por subvencionar al gas será de 59 euros. En total, el precio de la electricidad alcanza los 224 euros/MWh, un 5% superior al de este martes. Aun sin contar con la compensación a las centrales de ciclo combinado, el precio habría estado 30 euros por arriba de lo que un principio calculó el Ejecutivo (en torno a los 130 euros/MWh).

Desde el Ministerio para la Transición Ecológica, sin embargo, insisten en la eficacia del mecanismo para reducir el precio de la electricidad y «limitar los beneficios extraordinarios de las empresas eléctricas». Afirman que el tope funciona como un «cortafuegos» ante los elevados precios, «en un contexto de precios eléctricos al alza en la UE: en Francia se han registrado 233 euros/MWh, en Alemania 212 euros/MWh y en Italia 250 euros/MWh».

Jarro de agua fría

En este sentido, ¿cuándo se empezarán a notar los efectos del tope del gas en la factura de la luz de los consumidores? Tras anunciar que la rebaja en el recibo eléctrico de los clientes acogidos a la tarifa regulada (PVPC) sería inmediata, el Gobierno se ha encontrado con que, lejos de bajar el precio de la electricidad, el mecanismo ha provocado todo lo contrario en su estreno.

De hecho, fuentes del sector consultadas por THE OBJECTIVE afirman que el Ejecutivo ha enfriado sus expectativas sobre cuándo se comenzará a notar el impacto en el recibo eléctrico y que habrá que esperar más a medio plazo para sacar una conclusión. Las mismas fuentes afirman que sin aplicar el cap al gas, el precio de la electricidad habría sido de 237 euros/MWh, es decir, «solo» 13 euros más que el total previsto para este miércoles. «Tenemos que dar margen para ver cómo ocurren las cosas», reconoció ayer por la noche la propia vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, en declaraciones a TVE.

«En esta ola de calor tendremos precios probablemente altos. El mercado de gas está tensionado por el anuncio de Gazprom de reducir el aprovisionamiento, por el accidente que ha habido en una de las principales plantas de gas de EEUU, o por la expectativa de que se va a necesitar más por el calor en el sur de Europa. Pero tenemos que dar margen para ver cómo ocurren las cosas», apuntó Ribera.

Hay señalar que para este miércoles se ha disparado la previsión de generación eléctrica con gas por la menor aportación al mix de las renovables y ante una demanda muy elevada por la ola de calor. «La ola de calor ha elevado la demanda casi 80 gigavatios hora (GWh), hay poca producción eólica (ha caído a 78 GWh) y las plantas de gas alcanzarán este miércoles su máxima producción en el último año, 373 GWh. Como resultado de estas circunstancias excepcionales, el coste del ajuste ha ascendido a 59 euros/MWh, lo que eleva el precio total a 225 euros/MWh, aún por debajo del que habría sin el mecanismo, del orden de 240 euros/MWh», explican desde Transición Ecológica.

Según los cálculos del Gobierno, la ‘excepción ibérica’ implicará una rebaja del 15,3% para el consumidor de electricidad promedio con tarifa PVPC durante los 12 meses de aplicación del tope, que no puede exceder más allá del 31 de mayo de 2023. Para el consumidor industrial, totalmente expuesto al precio spot, el Gobierno estima una rebaja de entre el 18% y el 20%, oscilando el primer mes del mecanismo entre el 15% y el 17%, y entre el 13% y el 15% en el último.

Sin embargo, las fuentes consultadas por este diario argumentan que, como se ha puesto de manifiesto en su estreno, la rebaja que provocará sobre la factura de los clientes dependerá de la demanda final de electricidad y de la oferta de energías alternativas.

Los consumidores con tarifa regulada, junto con aquellos que tienen contratos indexados al precio del mercado mayorista, son los que deberían notar inmediatamente los efectos del límite al gas. Los precios del pool repercuten directamente en la tarifa regulada, a la que están acogidos unos 10 millones de hogares en el país, y sirven de referencia para los otros 17 millones que tienen contratado su suministro en el mercado libre. Estos últimos no lo notarán hasta que les toque renovación de contrato durante el año que estará en vigor el mecanismo.

Un año de crisis energética

Desde que comenzara esta ‘pesadilla eléctrica’ hace ya un año, la volatilidad del mercado ha provocado que 1,25 millones de consumidores se pasaran de la tarifa regulada al mercado libre en 2021, frente a los 575.000 de 2020 y los 660.000 de 2019. Los clientes que quieran volver al mercado regulado solo tendrán que solicitarlo a una de las ocho comercializadoras de referencia mencionadas anteriormente. Antes deberían comprobar que no mantienen permanencia con su compañía.

La tarifa regulada fue introducida por la Ley del Sector Eléctrico de 2013 y se regula por Real Decreto 216/2014, y los consumidores tienen contratos con comercializadoras de referencia (COR), designadas por el Transición Ecológica, y una potencia contratada no superior a los diez kW.

Para poder poner en marcha el tope al gas, la Comisión Europea ha impuesto como condición a España que modifique la metodología de cálculo del PVPC para incorporar referencias basadas en una cesta de productos a plazo y del mercado diario e intradiario. Se combinará así la estabilidad con incentivos para la eficiencia energética, el almacenamiento y la gestión de la demanda. Se prevé que la nueva tarifa regulada empiece a aplicarse desde el inicio de 2023.

Únete a la discusión
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D