The Objective
Publicidad
Economía

Catalana Occidente pagará 800 euros a los empleados por el IPC y otros 400 por la covid

La aseguradora se convierte así en una de las primeras empresas que compensa a su plantilla por la subida abrupta de los precios desde el año pasado

Catalana Occidente pagará 800 euros a los empleados por el IPC y otros 400 por la covid

Un edificio de Catalana Occidente | Catalana Occidente

Catalana Occidente se ha convertido en una de las primeras, si no la primera, que ha decidido compensar a sus empleados por la subida del IPC. La aseguradora catalana ha acordado abonar una paga de 800 euros a la plantilla por esta causa, según ha podido saber THE OBJECTIVE. El importe, de acuerdo con las condiciones pactadas, se concederá dos veces. Una este año y otra en enero de 2023. Además, ha establecido una partida especial por la covid de otros 400 euros.

La compañía controlada por la familia Serra da un paso al frente para contentar a sus 7.300 empleados en un momento en que existe una reivindicación general para elevar los sueldos. Hay que tener en cuenta que la inflación se ha disparado por encima del 8% y las previsiones apuntan a que no bajará de este umbral hasta bien entrado el próximo ejercicio.

Como los empleados de Catalana Occidente, el resto de la clase trabajadora reclama un esfuerzo a las empresas para que actualicen los salarios. Gobierno, CEOE y sindicatos negocian un pacto de rentas para revisar al alza las retribuciones y hacer frente así al impacto de la subida abrupta de los precios. Eso sí, la patronal ha fijado en un máximo de un 3,5% el alza de las retribuciones.

Del mismo modo, las asociaciones de los bancos se van a sentar con los sindicatos para explorar vías con las que poder mejorar el clima laboral tras los ERE. Entre las reivindicaciones de los representantes de la plantilla se sitúan compensaciones por la subida de los precios y contratación de personal.

La partida por la inflación, en dos tomas

Catalana Occidente, según el nuevo convenio laboral, cumple de algún modo y de forma holgada los criterios establecidos por la CEOE en las conversaciones tripartitas. Los 800 euros supondrán un incremento medio del 1,3% de la remuneración que percibe un empleado de la aseguradora. El salario que recibe cada uno se sitúa en torno a los 60.000 euros de media.

La actualización de las condiciones en la empresa de pólizas se produce después de las reiteradas peticiones de CCOO y tras más de un año de diálogo. Con el pacto, suscrito esta semana, la plantilla percibirá una compensación de 400 euros por la subida de la inflación en 2021. Además, tendrá derecho a otra por el mismo dinero previsiblemente, por el IPC, que se entregará a principios de 2023.

Del mismo modo y de manera adicional, Catalana Occidente ha aceptado dar un plus a sus trabajadores por la covid, sin distinción si llevaron a cabo sus funciones desde casa o presencialmente. Tanto en las sucursales como en otros centros operativos del grupo. Esta compensación también será de 400 euros y tiene por objeto premiar el esfuerzo laboral de la pandemia.

La aseguradora ha aprovechado las negociaciones del nuevo convenio para estipular la partida salarial por teletrabajo. En este caso, la compensación es de dos euros diarios. Catalana Occidente, como la inmensa mayoría de las grandes empresas, ofrece desde hace tiempo la posibilidad de hacer las labores desde los hogares.

Tras la revisión del convenio, la plantilla también tendrán mejoras en otras condiciones salariales o laborales. Así, Catalana Occidente se ha comprometido a reducir la comisión de gestión del plan de pensiones de los empleados a un 0,10%. Asimismo, incrementará el fondo de atención social a 20.000 euros o bonificará con descuentos las pólizas de salud que contraten.

La subida de la inflación, que se ha disparado desde la invasión de Ucrania por parte de Rusia, mermará el crecimiento económico y conllevará una pérdida de poder adquisitivo para todos los ciudadanos. No se espera que España vuelva al nivel de riqueza precovid hasta 2024, según diferentes pronósticos.

El Gobierno ha puesto en marcha un plan para paliar los efectos negativos, como una rebaja a los carburantes. Una medida que ya no tiene ningún impacto en los bolsillos por la continua subida de precios de la gasolina. El proyecto incluye también un tope al coste del gas, pero su entrada en vigor se ha retrasado por las dudas de Bruselas. La Comisión Europea aprobó este martes el proyecto para que se abarate la factura de la luz. El Ejecutivo tiene intención de prorrogar hasta septiembre estas iniciativas.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D