The Objective
Publicidad
Economía

El Gobierno desmiente a Iberia: niega que hayan perdido miles de vuelos de conexión en Barajas

Interior refuerza con 500 agentes los controles en los aeropuertos, pero niega que la falta de agentes haya desencadenado una pérdida de 15.000 conexiones aéreas en los últimos meses

El Gobierno desmiente a Iberia: niega que hayan perdido miles de vuelos de conexión en Barajas

Colas en el control de pasaportes en el aeropuerto de Madrid-Barajas, este martes. | Europa Press.

La falta de policías en los controles de pasaportes de los aeropuertos va a traer cola —y nunca mejor dicho—. Las aerolíneas vienen denunciando esta problemática desde hace meses con la recuperación de los viajes internacionales post covid, pero sorprenden las versiones tan distantes que mantienen el Gobierno y el propio sector.

La aerolínea española ha sido la única, por el momento, en dar datos concretos y asegura que más de 15.000 pasajeros entre todas las compañías que integran el grupo Iberia (Iberia, Iberia Express y Air Nostrum) han perdido su vuelo de conexión desde el 1 de marzo por las largas colas que se producen en los controles policiales de la Terminal 4 de Adolfo Suárez Madrid-Barajas.

Un punto que desmienten de manera tajante desde el Ministerio del Interior. Fuentes del departamento dirigido por Fernando Grande-Marlaska, consultadas por THE OBJECTIVE, aclaran que las instantáneas de los últimos días en los aeropuertos responden a momentos puntuales en los que coinciden varios vuelos procedentes de fuera del espacio Schengen; y que, en ningún caso, esas «colas» han provocado las pérdidas de vuelos que denuncia la aerolínea española. La prueba, aseguran las mismas fuentes, es que ningún ningún pasajero ha puesto reclamaciones por este motivo ni en Aena ni en la Policía Nacional.

Pese a mantener su negativa, finalmente, a última hora de este martes, Interior anunció el refuerzo de 500 policías más —ya había anunciado 200 horas antes para el aeropuerto de Barajas—en los doce mayores aeropuertos españoles, que se harán efectivos a partir del próximo 20 de julio, según fuentes de este departamento. En cualquier caso, desde Interior insistían en lo mismo: la falta de agentes no ha desesencadenado la pérdida de 15.000 conexiones aéreas a pasajeros.

Por su parte, Aena, según las fuentes consultadas, dice no disponer —de manera oficial— de dicha información. Un vuelo de conexión es cuando un pasajero cambia de un avión a otro en un aeropuerto intermedio (punto de conexión). Para lograr un tráfico fluido es importante que se dé suficiente tiempo entre la llegada del primer vuelo y la salida del próximo, algo que no se están dando por la falta de efectivos de Policía Nacional en los controles, según las aerolíneas.

Iberia se ha lanzado así a dar la voz de alarma ante el caos que se está generando estos días en la zona de control de pasaportes de la Terminal 4 del aeropuerto madrileño por la falta de policías, lo que le ha obligado a retrasar la salida de algunos de sus vuelos. En concreto, vuelos con destino a Buenos Aires, Chicago y Miami han despegado con un retraso de entre 15 y 25 minutos.

Colas y aglomeraciones

Según la empresa, el cierre de los filtros automáticos y está provocando largas colas y aglomeraciones, sobre todo entre las 10 y las 12 horas de la mañana, que es una de las tres franjas horarias de salida de los vuelos transatlánticos de Iberia. Por su parte, la Asociación de Líneas Aéreas (ALA) afirma que tan solo en Madrid-Barajas unos 3.000 pasajeros perdieron su vuelo de conexión en Semana Santa.

ALA, que aglutina el 85% del tráfico aéreo en España —incluyendo a las diez aerolíneas con más tráfico—, viene detectando una «preocupante saturación en los filtros fronterizos» por la falta de policías en otros aeropuertos como el de Málaga, con esperas de hasta una hora y media. Según la patronal, la situación puede agravarse en verano, extendiéndose a otros aeropuertos y aumentado los tiempos de espera si no se adoptan medidas.

También indica que desde el pasado verano existen problemas de saturación en los controles de pasaporte de aquellos aeropuertos con más tráfico internacional, como es el caso de los de Alicante, Tenerife Sur, Madrid, Baleares y Gran Canaria. La situación se ha acusado especialmente por las medidas migratorias con Reino Unido tras el Brexit, ya que hora exigen el sellado de los pasaportes.

No han sido pocas las voces en salir a pedir explicaciones al Ministerio del Interior ante la falta de policías en los aeropuertos. La Mesa del Turismo de España insta a su titular, Fernando Grande-Marlaska, a asumir su responsabilidad «en la situación de caos que se está viviendo en los aeropuertos españoles de más tráfico internacional», al tiempo que solicita la mediación en el asunto de la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto.

En la misma línea, el presidente de la Confederación Empresarial de Madrid-CEOE, Miguel Garrido, ha alertado de que dicha situación tendrá ocasionará un efecto «devastador» a la imagen de la Marca España y reclama «medidas urgentes» a Grande-Marlaska. La concejal delegada de Turismo del Ayuntamiento de Madrid, Almudena Maíllo, también ha instado al Ejecutivo a que adopte una «solución inmediata».

200 agentes en Barajas

El Gobierno, en cambio, insiste en que las colas o los retrasos que se han podido producir en las últimas semanas en los principales aeropuertos no van más allá de momentos puntuales en los que pueden coincidir varios vuelos en cualquier terminal, procedentes de países de fuera de la Unión Europea, como puede ser Reino Unido. Lo que, en algunos casos, provoca esperas en los filtros policiales de control de pasaporte.

Aun así, desde Interior aseguran que las plantillas de agentes en los aeropuertos se actualizan siempre que se observa a corto y largo plazo un aumento considerable de los pasajeros, que suele coincidir normalmente con las épocas estivales. De hecho, fuentes de este departamento explicaron a este diario que, durante el verano, se reforzará con 200 efectivos —un 50% más— el control policial de pasaportes en el Aeropuerto Adolfo Suarez-Barajas, y con otros 300, que se dividirán entre Barcelona, Valencia, Málaga, Alicante, Tenerife Sur, Menorca, Palma, Ibiza, Lanzarote, Fuerteventura y Gran Canaria.

El aumento de la plantilla de policías en el aeropuerto madrileño, aunque será progresivo, se puso en marcha ya hace unos días en los controles. Una medida, aseguraron desde el departamento de Grande-Marlaska horas antes de anunciar el refuerzo de 500 agentes, que no tenía nada que ver con la denuncia que ha hecho en los últimos días la aerolínea española, sino que obedecía a una fórmula fijada que se repite cada año en estas fechas. Fuera como fuere, todos los efectivos que servirán de apoyo en los aeropuertos procederá principalmente de agentes de nuevo ingreso, en concreto de medio millar que juraron su cargo en la Academia de Ávila en mayo y que ahora tendrán como primer destino los controles de extranjería en el aeropuerto.

Desde el Ministerio del Interior, en cualquier caso, no esconden su enfado con la aerolínea, a quien le siguen pidiendo que demuestre los datos que ha hecho públicos sobre las conexiones de vuelos perdidas en los últimos tres meses. Y que, a su juicio, no corresponden con la realidad. Otras fuentes deslizan a este periódico que la polémica tiene un objetivo claro, servir de «campaña comercial» para quien la ha levantado. 

Falta de agentes

Pese al refuerzo policial que, según Interior, se llevará a cabo en los principales aeropuertos del país, para los sindicatos sigue siendo insuficiente. Las organizaciones policiales denuncian que faltan agentes en todos los aeródromos, aunque el de Madrid, explican fuentes sindicales, no es de los más afectados. El déficit de personal es más grave en los aeropuertos de las Islas Baleares, donde hay un déficit del 50% de plantilla. Actualmente, hay 102 agentes trabajando, pero hacen falta otros 100, sostienen las mismas fuentes. En Tenerife Sur y Lanzarote (Canarias), ante la falta de efectivos, la solución de la Administración está pasando por cambiar los turnos para poder cubrir todas las plazas necesarias en los aeródromos. 

En Alicante, el aeropuerto ha visto como se ha duplicado el número de pasajeros en cuestión de una década, mientras la plantilla de agentes solo ha creado en 27 agentes en los últimos 30 años. Respecto a esto, el sindicato mayoritario de Policía, Jupol, ha reclamado en varias ocasiones la necesidad de aumentar la plantilla en 51 agentes, de 77 a 138, teniendo en cuenta también la situación actual: de los puestos establecidos en el aeródromo solo están cubiertos 65. 

En niveles precovid. La programación prevista para este verano por las aerolíneas es prácticamente igual a la de 2019, último año antes de la pandemia. Han programado 212 millones de asientos, lo que supone tan solo un 0,4% menos que hace dos años, según datos ofrecidos por el propio presidente de ALA, Javier Gándara. No obstante, la recuperación plena del sector no se espera hasta 2023.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D