The Objective
Publicidad
Economía

El 'carsharing' llega a Madrid-Barajas: trayectos desde 15 euros para luchar con el taxi y los VTC

Aena reservará 70 plazas entre la T2 y la T4 para el sector

El 'carsharing' llega a Madrid-Barajas: trayectos desde 15 euros para luchar con el taxi y los VTC

Un coche de Zity aparcado en el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas. | Zity

El carsharing se lanza a hacer frente este verano al sector del taxi y a las compañías de VTC, como Uber o Cabify, en el aeropuerto de Adolfo Suárez Madrid-Barajas. Desde el 15 de junio, Aena reservará 70 plazas de aparcamiento exclusivas para las empresas de coche compartido.

En concreto, se distribuirán de la siguiente manera: 30 en la planta 4 del Módulo A de la Terminal 2 y otras 40 en la planta 4 del Módulo F de la Terminal 4. Estas estarán identificadas con el logo de «vehículo compartido» y, en caso de que no haya disponibles, el usuario podrá dejar el automóvil en cualquier otra de la misma planta comunicándolo al servicio de atención al cliente.

Asimismo, la colaboración establecida con el sector con el gestor aeroportuario permitirá una entrada y salida de los vehículos «limpia», con apertura automática de las barreras. Así, como parte de su estrategia de expansión local, Zity, participada por Renault y Ferrovial, ha anunciado que desde el mismo 15 de junio su servicio volverá a estar disponible en el aeropuerto madrileño. De esta forma, la compañía amplía su cobertura de servicios y zona en la capital española, que ahora abarca más de 115 kilómetros cuadrados.

Hay que recordar que Zity fue la primera compañía de carsharing en ofrecer la posibilidad —desde finales de 2018— de que sus usuarios se desplazaran hasta a Madrid-Barajas. El servicio se vio interrumpido en 2020 como consecuencia de la covid-19 y, tras dos años, los clientes podrán alquilar cualquiera de sus 800 coches.

Promoción hasta el 15 de julio

Desde la empresa destacan que un viaje estándar de 25 minutos hacia o desde el aeropuerto durante el periodo promocional, supondrá para el usuario un coste aproximado de siete euros, mientras que a partir del 15 de julio se elevará hasta unos 15 euros por trayecto.

Además, desde su reactivación y hasta el 15 de julio, el servicio de aparcamiento en el aeropuerto de Zity será gratuito para todos los usuarios. A partir del 15 de julio el coste que se añadirá al viaje será de 8,49 euros. A través de la aplicación móvil de la compañía, los usuarios podrán visualizar los iconos de aparcamiento que identifican las plazas reservadas para el servicio de carsharing , con el fin de iniciar o finalizar allí un alquiler. También encontrarán toda la información sobre el uso de estos vehículos.

En su primera etapa, más de 15.000 viajeros utilizaron el servicio de aparcamiento en el aeropuerto de Zity. Según la compañía, se generaron más de 30.000 viajes anuales desde y hacia el aeropuerto, con picos diarios de hasta 250 alquileres. Por otro lado, Wible, en manos de Kia y Repsol, también estrenará servicio de carsharing en Madrid-Barajas tras cinco años de negociaciones.

Contará con plazas de aparcamientos en las terminales 2 y 4, aunque todavía no ha comunicado el número de las que dispondrá. El director general de la empresa, Carlos Blanco, confirma a THE OBJECTIVE que Wible lanzará el servicio bajo una promoción. «El inicio de las operaciones en el aeropuerto de Madrid es una excelente noticia para nuestros usuarios. Desde hace muchos años lo han demandado. Prevemos que este hito tendrá impacto en la demanda del servicio coche compartido en verano y es una de las razones por las que actualizamos nuestra flota con nuevos vehículos», subraya.

Hasta la fecha, el buque insignia de la compañía era el Kia Niro híbrido enchufable. Ahora, Wible se actualiza incorporando a su flota los modelos XCeed y Ceed Tourer —también híbridos enchufables—. En total, dispone de unos 500 vehículos circulando por Madrid. Por otro lado, Free2Move —del grupo Stellantis— no tiene pensado de momento ampliar su carsharing hasta Madrid-Barajas, mientras que está previsto que ShareNow lo anuncie en los próximos días.

Uber también tiene plazas reservadas

ShareNow es una empresa que formaron Mercedes-Benz Mobility Group y el grupo BMW en 2019 y ahora ha sido adquirida por Free2Move. Este movimiento añadirá 14 nuevas ciudades europeas, principalmente en Alemania pero también en Italia o Copenhague, a los siete centros de movilidad existentes de la empresa en Estados Unidos y Europa. Además se sumarán 10.000 vehículos a su flota actual —de 2.500 coches—.

Uber también cuenta con puntos de recogida específicos en los aeropuertos de Adolfo Suárez Madrid-Barajas, Josep Tarradellas Barcelona-El Prat y Málaga-Costa del Sol. La compañía resultó adjudicataria de un contrato con una duración de dos años y que incluye un total de 80 plazas para los tres aeródromos.

En concreto, 36 plazas en Madrid, distribuidas en el parking de la T1, el parking express de la T2 y el parking preferente de la T4. En Barcelona tiene 26 plazas, entre los aparcamientos de la T1, T2 y el corredor aéreo. Y en Málaga posee 18 plazas en el parking express.

Las condiciones económicas del contrato son: una renta variable del 21% sobre las ventas mensuales declaradas (igual porcentaje para los tres aeropuertos); y una renta mínima garantizada anual por aeropuerto que será de aplicación únicamente en caso de que la suma anual de los importes mensuales pagados en concepto de renta variable por aeropuerto fuera inferior al importe de la renta garantizada (40.000 euros anuales en Madrid y Barcelona y 25.000 euros en Málaga).

Por otro lado, Cabify, la otra gran plataforma de VTC y española, también ostentó 22 plazas de aparcamiento por contrato en Madrid-Barajas desde 2016 hasta finales de 2018.

A por el ‘rent a car’

El carsharing se vio obligado a parar en seco su actividad poco después de decretarse el estado de alarma para frenar la expansión del coronavirus. Una vez se comenzaron a relajar las restricciones de movilidad, comenzaron a ofrecer nuevos servicios frente al convencional pago por minuto y hacer frente así al rent a car.

Wible lanzó Wible MáS, servicio a través del cual los usuarios pueden acceder a alquileres de coches de 3 a 30 días. Zity también optó por alquileres de larga duración con tres tarifas planas para uno, dos y tres días para combatir el coronavirus, al tiempo que Free2Move oferta alquileres que van desde un día a hasta un mes.

El servicio incluye la posibilidad de conducir tres personas de forma gratuita, seguro a todo riesgo y asistencia en carretera. ShareNow también tiene opciones de alquiler que van hasta los 30 días. El rent a car se encuentra en una situación en la que no es capaz de cubrir la actual demanda debido a la falta de coches.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D