The Objective
Publicidad
Economía

Las 'big tech' como Amazon o Netflix apenas pagan 18 millones en impuestos en España

En 2020 las seis mayores compañías del sector facturaron 2.302 millones, lo que supuso un crecimiento del 66% frente a 2019

Las 'big tech' como Amazon o Netflix apenas pagan 18 millones en impuestos en España

Sundar Pichai, director ejecutivo de Google y Pedro Sánchez, en un reciente encuentro. | MONCLOA

El plan del Gobierno para que las multinacionales tecnológicas paguen más impuestos en España no ha tenido los frutos esperados. En el año 202o, el último que la mayoría de las tecnológicas han presentado las cuentas de sus filiales españolas, gigantes como Google, Amazon, Twitter y Netflix apenas han pagado 17,97 millones de euros por concepto de impuesto de sociedades. Si a estos gigantes les sumamos Microsoft y HBO, la cifra apenas sube a los 27,56 millones de euros, según el cribado de sus cuentas realizado por THE OBJECTIVE.

Pese a que en el primero de los casos el pago de impuestos ha aumentado un 24% y en el segundo un 27%; las grandes multinacionales que han presentado sus cuentas de 2020 reflejan una facturación nada despreciable que se eleva a los 2.302 millones de euros, lo que supone un espectacular crecimiento del 66% respecto de los 1.382 millones registrados un año antes.

En cuanto a los beneficios, estos han bajado hasta los 54,45 millones de euros, lo que supone un retroceso del 4% respecto de los 56,77 millones que Google, Amazon, Twitter, Netflix, Microsoft y HBO registraron en el año 2019. Cifras que íntegramente van a parar a sus sociedades matrices en países europeos con una menor carga fiscal.

Caen los beneficios

Las grandes tecnológicas que operan en España suelen mantener una absoluta opacidad en sus números financieros y son habituales los retrasos en la presentación de sus cuentas ante el Registro Mercantil. De esta manera, cuando ya estamos en mayo de 2022, Facebook o Apple todavía no presentan sus cuentas de 2020. De hecho, todas suelen esperar hasta el final del año siguiente -al límite del plazo legal- para poder presentarlas. Es por eso que el cribado publicado por este diario tiene un retraso de un año, dos años en el caso de algunas compañías.

Por otro lado, buena parte de los bajos impuestos que pagan las empresas tecnológicas en España se explica porque compañías como Google, Twitter, Facebook, Netflix o HBO no declaran la totalidad de sus ingresos en nuestro país. Las filiales en España sólo actúan como una empresa que presta servicios a sus sociedades relacionadas, mientras que el pago de la mayoría de servicios prestados dentro de nuestras fronteras se hace directamente a empresas en el extranjero.

El caso de Google es el mejor ejemplo. La compañía es la receptora de toda la recaudación de 'buscadores' de la publicidad digital española. Las diferentes asociaciones del sector cifran estos ingresos en al menos 1.500 millones de euros, sin embargo la filial local solo declaró 148 millones de euros en ingresos, una décima parte de lo que realmente factura en España. Esto le lleva a abonar apenas 8,4 millones de euros en impuestos.

Netflix y HBO

Otro ejemplo es el de las plataformas de vídeo. Netflix (a través de las sociedades Los Gatos y Netflix Servicios) factura 47 millones en España y HBO 4,7 millones. Las dos mediante sociedades que prestan servicio a sus matrices. En el sector se considera que por su número de abonados la primera debería estar ingresando al menos unos 300 millones de euros y la segunda 150 millones. Sin embargo, Netflix paga 1,1 millones en impuestos y HBO apenas 111.000. Eso sí. Netflix se comprometió a declarar todos sus ingresos en España a partir de 2021, aunque estas cuentas todavía no son públicas.

Sin embargo, el caso más sangrante para el fisco español es el de Amazon. Una de las mayores empresas del mundo por capitalización bursátil (equivalente al PIB de España) apenas paga 8,38 millones de euros en impuesto de sociedades en nuestro país. Una situación muy difícil de digerir si además consideramos que durante 2020 y gracias al tirón de la pandemia, disparó sus ingresos un 87% hasta los 1.569 millones de euros.

La compañía articula su maraña fiscal en España a través de cinco sociedades: Amazon Spain Fulfillment, Amazon Road Transport, Amazon Spain Services, Amazon Online Spain, Amazon Data Services. De ellas, Servicies y Online presentan pérdidas de 4,5 millones y 350.000 euros, respectivamente, lo que le hizo rebajar su factura fiscal en al menos 2,5 millones de euros en 2020.  

Tipo único del 15%

Una estrategia fiscal utilizada por la mayoría de las grandes tecnológicas internacionales para reducir el pago de tributos en los países donde opera. Estrategia que tanto el Gobierno español como los países de las OCDE pretenden erradicar tras la firma de los acuerdos para unificar en un 15% el impuesto de sociedades que deben pagar las multinacionales.

En el caso español, el Gobierno de Pedro Sánchez lleva años sosteniendo encuentros con grandes tecnológicas para convencerles de que inviertan en España, pero además para que tengan una mayor sensibilidad fiscal con nuestro país. Precisamente para intentar solventar los problemas de los ingresos se creó el Impuesto Sobre Determinados Servicios Digitales, conocido popularmente como tasa Google, aunque su aplicación ha sido un fracaso.

Los recientes datos de ejecución presupuestaria del Gobierno indican que el Impuesto sobre determinados servicios digitales recaudó 166 millones en 2021, durante su primer año de ejecución. Se esperaban 968 millones, según los cálculos del Ministerio de Hacienda. Conscientes de este cálculo, los Presupuestos Generales del Estado de 2022 ya rebajaron notablemente las previsiones de recaudación de esta tasa desde los 968 millones hasta los 225 millones.

También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D