The Objective
Publicidad
Economía

El Supremo obliga a Bankinter a cambiar su sistema de bonus para los empleados

El banco tendrá que eliminar la cláusula que establece que para el cobro de los incentivos es necesario estar en activo en el momento del mismo

El Supremo obliga a Bankinter a cambiar su sistema de bonus para los empleados

María Dolores Dancausa, CEO de Bankinter, y Pedro Guerrero, presidente del banco | Bankinter

El Tribunal Supremo obliga a Bankinter a cambiar sus sistema de bonus para los empleados. De acuerdo con una resolución reciente, la entidad tendrá que modificar una parte del protocolo de incentivos. En concreto, según ha podido saber THE OBJECTIVE, deberá incluir en el colectivo de beneficiarios a aquellos trabajadores que en la fecha de su cobro han dejado ya el banco. Bien por despido, por jubilación anticipada o por salida voluntaria.

Bankinter recurrió al Supremo una sentencia de la Audiencia Nacional contraria a sus intereses de marzo de 2021. El alto tribunal se alinea con las conclusiones de la misma y rechaza los argumentos esgrimidos por la entidad. Por ello, tendrá que eliminar de su normativa la cláusula que establece que un empleado solo podrá cobrar el bonus si está en activo.

El sindicato Comisiones Obreras llevó a la Justicia esta cláusula al considerarla «abusiva» y tras años de peticiones fallidas a la dirección. La Justicia ha declarado nula este requisito que se contiene en su sistema de incentivos porque «puede provocar el enriquecimiento injusto de la empresa que ha recibido el trabajo convenido, pero se exime de pagar el complemento pactado».

«Es ilegal, pues la percepción de la remuneración es un derecho absoluto y básico del trabajador, que no puede quedar condicionado a ninguna circunstancia o situación impeditiva que acontezca tras haber sido devengado», señala.

Cobro completo

El Supremo añade que «para el devengo del bonus se fijan distintos objetivos individuales y de grupo, sin que se contemple la fijación de objetivos de permanencia en la empresa. «Ni en consecuencia ponderación del importe atendiendo al periodo de la misma», agrega.

Por tanto, explica que no procede que el cumplimiento del contrato se deje al arbitrio de uno de los contratantes, «en clara contravención a lo dispuesto en el artículo 1256 del Código Civil». Considera el Supremo que Bankinter puede poner fin al contrato de un trabajador antes de la llegada del cobro del bonus, «lo que frustraría las expectativas legítimas de la persona de percibirlo».

Además, el alto tribunal indica que la cláusula contraviene el artículo 4.2.f del Estatuto de los Trabajadores, que reconoce y garantiza el derecho del empleado a la percepción de la remuneración pactada o legalmente establecida.

De esta manera, los casi 6.200 personas que componen Bankinter se beneficiarán de la decisión de la Justicia. A partir de ahora, en su finiquito se incorporará la partida correspondiente al bonus se cuál sea la fecha de la salida.

Caixabank no ha litigado por este mismo motivo en los tribunales, y recientemente rectificó su idea de no abonar el bonus o la retribución variable a todos los empleados despedidos como consecuencia del ERELa entidad alcanzó un acuerdo para desembolsar esta parte del sueldo de 2021 a los afectados sin distinción. La decisión, según se produjo después de la denuncia presentada en la Audiencia Nacional por parte de la federación de sindicatos Aceec.

Bankinter, el único sin recortes de personal

Eso sí, a diferencia de Caixabank, para Bankinter el coste será muy inferior. El grupo liderado por María Dolores Dancausa es la única gran entidad que ha llevado a cabo un ajuste de personal en los últimos tiempos. De hecho, ha elevado ligeramente el número de trabajadores, escapando así de los recortes de 19.000 empleados en todo el sector entre 2021 y 2022.

Bankinter no ha recurrido a la disminución de plantilla para mejorar su eficiencia y rentabilidad, como sus competidores. Y ha reafirmado sus objetivos de ganar más dinero que en 2019 el próximo ejercicio, a pesar de los efectos negativos de la guerra de Ucrania. De esta manera, superará el golpe sufrido por la escisión de Línea Directa, que aportaba en torno a un 20% de sus ganancias.

Hay que tener en cuenta que no ha necesitado llevar a cabo ajustar al tener una red de sucursales menos relevante que el resto. Bankinter dispone solo de 446. Una red que está compensada con casi 400 agentes financieros (autónomos que trabajan para la entidad). Esta figura puede convertirse en esencial a partir de ahora para cubrir la España vaciada. El Santander, por ejemplo, ha elevado en un 25% este colectivo tras cerrar un millar de oficinas.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D