The Objective
Publicidad
Economía

Calviño y Ribera elevan la presión sobre las eléctricas para que bajen las tarifas de la luz

Le instan a formar «parte de la solución» y a que imiten a las petroleras con los descuentos en los carburantes

Calviño y Ribera elevan la presión sobre las eléctricas para que bajen las tarifas de la luz

Teresa Ribera y Nadia Calviño. | A. Pérez Meca (Europa Press)

El Gobierno eleva la presión sobre las eléctricas a cuatro días de que se apruebe en Consejo de Ministros el Plan Nacional de Respuesta a la guerra en Ucrania. Tras la reunión del martes del presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, con la primera plana del sector se han ido intensificando las peticiones para que bajen las tarifas de la luz en un contexto como el actual.

Las caras más visibles en este sentido han sido las de la vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, y de la vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño. Ambas consideran que las grandes eléctricas deben «arrimar el hombro» y «formar parte de la solución».

Tras el encuentro entre Sánchez y Ribera con los primeros espadas Iberdrola, Endesa, Naturgy, Acciona, EDP y Repsol, fuentes del Ejecutivo sostuvieron que las empresas estaban receptivas ante la posibilidad de contener beneficios y reforzar así su reputación. Sin embargo, de momento, ninguna eléctrica se ha pronunciado sobre bajada de precios.

Las petroleras ofrecen descuentos

Sí lo han hecho dos petroleras, Repsol y Cepsa. La petrolera que dirige Josu Jon Imaz bajará 10 céntimos por litro el precio de sus combustibles a aquellos clientes profesionales que paguen con la tarjeta Solred en sus más de 3.300 estaciones de servicio en España. El descuento se empezará a aplicar a partir del próximo sábado y hasta el 30 de junio.

Además, también ha ampliado hasta el 30 de junio la bajada de precio de 10 céntimos de euro por litro en todos sus combustibles -gasolinas, gasóleos, gas natural vehicular y AutoGas- a aquellos clientes particulares que paguen con la aplicación gratuita Waylet.

La iniciativa se lanzó el pasado 16 de marzo y en un principio iba a estar vigente hasta el 18 de abril, coincidiendo con el fin de la Semana Santa. En estos días, se han beneficiado más de 600.000 repostajes. En esta misma línea, Cepsa ofrecerá, entre el 1 de abril y el 30 de junio, un descuento directo de 10 céntimos por litro de combustible tanto a clientes particulares como a transportistas, y a otros profesionales del transporte, con el fin de paliar el impacto del incremento de los precios del combustible.

Calviño apremia a Iberdrola, Endesa y Naturgy

De su lado, BP rebajará hasta 14 céntimos por litro a los transportistas profesionales y hasta 12 céntimos en el caso de los particulares. Hay que señalar que bajo el acuerdo alcanzado entre Gobierno y transportistas, los profesionales recibirán una bonificación mínima de 20 céntimos por litro de combustible o kilogramo de gas comprimido: 15 céntimos irán con cargo al presupuesto público y un mínimo de 5 céntimos lo soportarán las petroleras.

Sea como sea, tras conocerse las iniciativas de Repsol y Cepsa, Calviño ha invitado a las eléctricas a que contribuyan y sean «parte de la solución». En una entrevista con La Sexta, subrayó las palabras de Ribera en las que la titular de Transición Ecológica descartaba que se fuese a subir impuestos a Iberdrola, Endesa y Naturgy.

Fue la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, quien defendió la idea de imponer un impuesto extra que tase los beneficios de las grandes eléctricas para compensar a las familias, como quiso hacer en su día el exlíder de Unidas Podemos con la banca.

«Sería un gesto muy apreciado»

Por su parte, Ribera ha dicho que «sería un gesto muy apreciado» por parte de las eléctricas el que bajen tarifas. Les exigen que «aporten más» a la hora de conseguir energía más barata para contribuir a un mayor confort de los consumidores.

«Nos tenemos que concentrar en qué hemos aprendido estos meses de la aplicación de la minoración de beneficios extraordinarios de las eléctricas y qué margen tenemos para poder mejorar el diseño de esta minoración temporal», subrayó en RNE.

En este sentido, Ribera aseguró que el Ejecutivo está en el momento de la definición adecuada de cómo conseguir rebajar los beneficios extraordinarios de las eléctricas «con todas las garantías». La clave está en que Bruselas permite con su última comunicación minorar los beneficios caídos del cielo de todos los contratos firmados tras el agravamiento de la crisis energética por la invasión de Rusia a Ucrania y que internalicen los precios del gas.

Hay que recordar que el Real Decreto-ley 17/2021, de 14 de septiembre, incluía una minoración de los ingresos extraordinarios que obtienen las centrales nucleares e hidráulicas en el mercado mayorista, gracias a la repercusión sobre el mismo de unos costes de gas que no soportan. Tras el revuelo de las grandes eléctricas, el Gobierno rectificó y dejó exentos de la minoración los contratos a plazo y precio fijo.

Comunicación de Bruselas

Ahora, el Ejecutivo se acoge a lo establecido por Bruselas. La Comisión Europea dijo que los Estados miembro podrán redistribuir los ingresos de los altos beneficios del sector energético y el comercio de emisiones hacia los consumidores

Para financiar todas estas ayudas, podrán considerar medidas fiscales para gravar temporalmente «los beneficios caídos del cielo (windfall profits) » de las eléctricas. Según la Agencia Internacional de la Energía, esta medida permitiría recaudar 200.000 millones de euros en 2022.

Pero Bruselas pide requisitos: el recorte debe tener un duración limitada —no mas allá del 30 de junio—, no se puede aplicar con retroactividad, ser tecnológicamente neutral y estar vinculado a una situación de crisis específica. «El Gobierno trabaja en el modo en el que se pueda reducir el precio de la electricidad a través de la regulación […] Estamos trabajando desde hace meses», indicó Ribera en la radio.

Fuentes del sector indican a este medio que las eléctricas «no están disparando los precios» y que así lo están demostrando a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) «mes a mes» en sus declaraciones responsables. «El Real Decreto-ley de minoración de ingresos obliga a presentar una justificación de que la energía se está vendiendo a precios razonable», apuntan.

Ofertas con precio fijo

A mediados de septiembre del año pasado, cuando había precios de la electricidad elevados pero no a los niveles actuales, Naturgy lanzó una tarifa liberalizada que asegura un precio de mercado mayorista de 60 euros el megavatio hora (MWh) durante dos años, que podían contratar tantos sus clientes actuales como nuevos, y que estén acogidos a la tarifa regulada o al mercado libre. 

Luego se comprometió a ofrecer a sus clientes residenciales, comerciales e industriales una tarifa fija durante tres años con un precio de 65 €/MWh. Endesa respondió días después mejorando la que denomina su «tarifa única», que pasó a calcularse sobre 58 €/MWh y que se mantendrá fija y sin variaciones también durante dos años.

Iberdrola tiene en cartera planes personalizados para evitar la volatilidad de precios y garantizan una estabilidad de precios durante cinco años.

Únete a la discusión
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D